Frases de Asesinos sin rostro

Asesinos sin rostro

27 frases de Asesinos sin rostro (Mördare utan ansikte) de Henning Mankell, libro de 1991.... El inspector Kurt Wallander debe investigar el extraño y cruel asesinato de un matrimonio de ancianos, además de enfrentar el abandono de su esposa, el enojo de su hija, la demencia senil de su padre y su problema con el alcohol.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Henning Mankell son: alcohólico, ambientada en suecia, asesinos, demencia, ficción con policías, inmigración, policía criminal, prejuicios, racismo, xenofobia.

Frases de Henning Mankell

Frases de Asesinos sin rostro Henning Mankell

01. Vivimos como si sintiésemos nostalgia de un paraíso perdido.

Nostalgia


02. "Tengo que dejar de beber alcohol", pensó con rabia. "No lo controlo".

Alcohol


03. No hay nada tan duro como estar obligados a ser padres de nuestros padres.

Ser padres


04. Tienen miedo...A lo mejor se imaginan que los asesinos han vuelto.

Miedo


05. ¿Quién era refugiado y quién un buscador de fortuna? ¿Era verdaderamente posible hacer una distinción?

Inmigración


06. Sólo los ricos y superiores enviaban a otros a hacer el trabajo de a pie.

Pie


07. A veces me pregunto qué está pasando en este país.

País


08. ¿Quién podía ser tan cruel? ¿Ponerle una cuerda tan fina en el cuello a una anciana indefensa?

Cruel


09. La violencia a que fue expuesto este hombre habría sido suficiente para matar a cuatro o cinco personas.

Violencia


10. ¿Tenían el gobierno y el Departamento de Inmigración en realidad algún control sobre el tipo de gente que entraba en Suecia?

Inmigración


11. Hay que buscar a los asesinos entre las personas que de un modo u otro se contaban entre sus conocidos...

Asesino


12. Le trajeron su copa y bebió un trago rápido. El alcohol le quemaba en las sienes y notó que empezaba a sudar.

Alcohol


13. Cómo se puede uno comportar de forma tan estúpida...Borracho, que nada sabe sobre sí mismo, ni sobre las mujeres ni sobre el mundo.

Borrachera


14. Los fiscales deben ser tercos. ¿Qué crees que pasaría con la seguridad de la justicia en este país si no fuera así?

Fiscales


15. Estar unos minutos en soledad era algo diferente. La gran calma escondida en el hecho de no pensar en absoluto.

Calma


16. ¿Cuánto tiempo podría permanecer vigente aquella generosa política de refugiados antes de que estallase el caos? ¿Existía en realidad un límite superior?

Caos


17. La vida era un juego alternativo entre diferentes asuntos prácticos que esperaban tener solución. Lo que había más allá de eso era algo inevitable.

Inevitable


18. La seguridad y la justicia no significan solamente que se castigue a las personas que hayan cometido crímenes. Igual de importante es que nunca nos demos por vencidos.

Crímenes


19. En circunstancias normales, la ansiedad estimulaba su energía y determinación, condiciones imprescindibles en cualquier trabajo policial; y él pensaba que era un buen policía. Pero en ese momento se sentía inseguro y cansado.

Policía


20. Aunque la mayor parte del trabajo policial consistía en buscar con mucha paciencia hechos posiblemente relacionados entre sí, también había aprendido por experiencia que la primera impresión del lugar de un crimen era fundamental.

Crimen


21. En el fondo deseo que los asesinos se encuentren en ese campo de refugiados. Entonces quizás haya un cambio en la actitud arbitraria y poco severa que permite que cualquiera y por cualquier motivo pueda cruzar la frontera sueca.

Frontera


22. Cada vez que Kurt Wallander entraba en un piso desconocido, pensaba que estaba mirando las tapas de un libro que le acababan de dar. El piso, los muebles, los cuadros, los olores, eran el título. Entonces empezaría a leer.

Piso


23. En un momento arriesgado decidió mentir para obtener la verdad. Si no se equivocaba, Ellen Magnuson tenía muy poca experiencia con agentes de policía. Seguramente suponía que ellos buscaban la verdad, usando ellos mismos la verdad. Era ella quien debía mentir, no ellos.

Policía

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Asesinos sin rostro" de Henning Mankell.

Libros parecidos

Síguenos