Frases de Angosta

Angosta

24 frases de Angosta de Héctor Abad Faciolince, libro de 2004.... Angosta es una ciudad de tres niveles, tres castas económicas y tres climas, situada en un estrecho valle de los Andes. Todo consolidar una política de exclusión y violencia y un grupo de personas controlan todo.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Héctor Abad Faciolince son: castas, clases sociales, corrupción política, crímenes, desigualdades sociales, exclusión, hipocresía, historia de colombia, uso de metáforas, vida cotidiana, violencia.

Frases de Héctor Abad Faciolince Libros de Héctor Abad Faciolince

Frases de Angosta Héctor Abad Faciolince

01. Una crónica sin remembranzas no tiene sabor.

Sabor


02. En el transplante de cabeza es preferible donar el cerebro que recibirlo.

Cerebro


03. Porque en los humanos la atracción inmediata se disfraza de detalles corteses.

Atracción


04. Una oración enmarcada, Señor, haz de mí un instrumento de tu paz, hipócritas.

Hipócritas


05. Hasta el que menos se piensa, de un día para otro, puede volverse digno de publicación.

Digno


06. La patria no es otra cosa que una lengua y una colección de recuerdos de infancia y juventud.

Patria


07. No me gusta intercambiar ideas con nadie, porque salgo perdiendo. Con usted, en cambio, quedamos casi a la par, y a veces gano.

Ideas


08. Pero en Angosta todo lo precario se vuelve definitivo, los decretos de excepción se vuelven leyes, y cuando uno menos lo piensa ya son artículos constitucionales.

Excepción


09. No era amor; eran ganas, pero a veces esas cosas se confunden, sobre todo a los ojos de los otros, que suponen que todos los abrazos son iguales.

Amor no correspondido


10. Aquí todos somos café con leche; algunos con más café y otros con más leche, pero los ingredientes son siempre los mismos: Europa, América y África.

Mestizo


11. Hombre promedio, que vota por el Partido Conservador, pero que ha reemplazado la pasión política por el fanatismo deportivo. Toda su cultura proviene de la televisión.

Conservador


12. Yo no soy bueno para vivir con. Es raro que en español no se puedan poner preposiciones al final de la frase, con lo cómodas que son.

Vida cotidiana


13. Es el mayor producto de exportación de estos países: no café, petróleo o cocaína; lo que más se produce por estos lados es gente, gente pobre.

Pobres


14. La mayoría de la gente calentana, sin embargo, es pacífica y mansa, también solidaria, por lo desesperada, pero la gente mansa, por mucha que sea, casi ni se nota.

Pasividad


15. Los hombres piensan que serían felices si no estuvieran casados; las mujeres piensan que serían felices si tuvieran otro marido. Ese es el secreto del matrimonio: nos da la coartada perfecta para atribuirle una causa a nuestra infelicidad.

Infelicidad


16. El estropeadito (así le dicen porque le falta una presa de todas las que tenemos repetidas: un ojo, una oreja, un brazo, varios dientes, una pierna, y gentes hay que dicen que hasta uno de los dos testigos de su masculinidad).

Discapacitado


17. Un hijo que acabó aceptando el silencio como un derecho irrevocable de su padre, y adoptándolo él también a fuerza de voluntad e introspección. La lectura se convirtió cada vez más, para ambos, en una manera de oponer resistencia a la realidad.

Introspección


18. No es extraño que los hijos de grandes lectores resulten iletrados, o con gustos opuestos a los de los padres, por lo que se deshacen de los libros del progenitor como de un fardo inútil, un lastre, la rémora que les impide respirar.

Hijos


19. Ponerse el collar de piedras de Cartier que ahora usaba su ex esposa era lo mismo que colgarse del cuello una cuerdecita de fique con mil billetes de cien dólares engarzados: transmitían de modo más escondido o más explícito un mensaje idéntico: yo tengo mucha plata, y me sobra tanta como para colgarme del cuello un capital.

Plata


20. Desde que abrió el negocio se dio cuenta de que los libros perdían fascinación para él, se despojaban de su halo sagrado: habían dejado de ser unos objetos puros, maravillosos (la música callada, la voz de los muertos que se escucha con los ojos) y habían terminado por convertirse en algo con precio, es decir, sin valor: en una mercancía.

Libros

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Angosta" de Héctor Abad Faciolince.

Libros parecidos

Síguenos