Frases de Alice

Alice

15 frases de Alice (Sottosopra) de Milena Agus, libro de 2011.... La protagonista de la novela deja su pueblo para iniciar una nueva vida en Cerdeña, donde encuentra personas e historias de lo más variadas, cada una lleva a cuestas sus obsesiones, sus locuras, sus miedos y esperanzas.

Frases de Milena Agus Libros de Milena Agus

Frases de Alice Milena Agus

01. Tengo la impresión de que delante del mar todo parece más ligero, los problemas vienen con las olas, y ellas después se los llevan.

Olas


02. No quiero vivir a toda costa. Esos que quieren hacerte vivir a la fuerza son más peligrosos que las enfermedades.

Peligrosos


03. Lo único que quieren nuestros corazones es amor. Y pensándolo bien, la mejor edad para enamorarse es justamente la vejez.

Corazones


04. Sin duda: un poco de realidad y un poco de invención. Por lo demás, ¿No es eso la vida? ¿Qué sería de nosotros sin imaginación? ¿Cómo sería posible inventar de la nada?

Invención


05. Era amable con él y hacía todo lo posible por entrar en aquel zapato apretado que era mi matrimonio. Hasta me corté los dedos, como las hermanastras de Cenicienta, para que el pie me cupiera en el zapatito y así poder casarme con el príncipe. Pero no hubo nada que hacer.

Crisis matrimonial


06. Si queremos que una persona que nos cae antipática siga siendo antipática para siempre, debemos negarnos de plano a conocerla.

Aversión


07. La vida nos llena el corazón y no siempre podemos echarla.

Vida


08. He aprendido mucho del mar, porque en el mar sientes que el verdadero poder nunca será tuyo. A veces, en alta mar se forma una ligera bruma, una calma, un azul plateado y, de repente, las aguas se encrespan, se vuelven color plomo, se enfurecen y, si el mar quiere, puede tragárselo todo y hacerlo desaparecer.

Océano


09. Mi padre no es de este mundo, tal vez por eso es un buen ejemplo de hombre. El mejor que conozco.

Ejemplo


10. En los detalles está nuestra felicidad y nuestra infelicidad.

Detalles


11. Mis padres me contaban muchísimos cuentos de hadas y rimas infantiles. Los cuentos de hadas me gustaban porque terminaban bien, las rimas porque el mundo era al revés, pero todos estaban contentos. ¿Qué sería la niñez sin cuentos ni rimas?

Niñez


12. Antes de conocer a la señora de abajo y al señor de arriba la vejez nunca me había interesado...Y ahora ya no veo la vejez como la oscuridad, sino como un destello de luz, tal vez el último.

Destello


13. Yo también quiero convertirme en ninfómana. Me miro al espejo, pero en el espejo no me veo yo, pálida y esmirriada, veo la máquina de guerra del sexo en la que me quiero convertir, supertetona y provocativa, sin diadema, con un ojo cubierto por un mechón de pelo y un traje de cuero con lacitos que se pueden desatar para dejar al aire las partes eróticas.

Sexo


14. No. Realmente no creo que sólo fuera sexo sin amor... El sexo sin amor no existe. Basta con que uno de los dos esté enamorado y entonces el amor ya existe.

Sin amor


15. Muchos se creen que nosotros, los homosexuales, como no procreamos, nos tomamos el amor como un juego. Yo siempre he puesto el alma en todas las relaciones sexuales que he mantenido. Si tengo relaciones sexuales es porque estoy enamorado.

Homosexual

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Alice" de Milena Agus.

Síguenos