Frases de Alas rotas

Alas rotas

23 frases de Alas rotas de Gibran Jalil Gibran, libro de 1912.... Historia del fracaso de un amor puro entre un hombre y una mujer, que se vio truncado por el materialismo y la ambición de un obispo que rinde más culto a las riquezas que a su Dios.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Gibran Jalil Gibran son: ambición, amor por la naturaleza, belleza estética, condición de la mujer, crítica a la religión, falsa espiritualidad, historia de amor.

Frases de Gibran Jalil Gibran Libros de Gibran Jalil Gibran

Frases de Alas rotas Gibran Jalil Gibran

01. El silencio ilumina nuestras almas, susurra en nuestros corazones, y los une.

Corazones


02. La soledad tiene suaves, sedosas manos, pero sus fuertes dedos oprimen el corazón y lo hacen gemir de tristeza.

Afligido


03. Una sola mirada de mujer puede hacer del hombre el más feliz del mundo.

Hechizo


04. Si la oscuridad oculta los árboles y las flores a nuestros ojos, no podrá ocultar el amor a nuestros corazones.

Ocultar


05. Aquellos a quienes el amor no ha elegido no oyen cuando el amor llama.

Elegido


06. La primavera es hermosa en todas partes, pero es más hermosa en el Líbano.

Líbano


07. El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría.

Jaula


08. La verdadera belleza reside en la concordancia espiritual que llamamos amor, y que puede existir entre un hombre y una mujer.

Espiritual


09. El amor será mi único remedio para mis penas, y beberé el amor como un vino, y lo llevaré como un traje.

Remedio


10. La más bella palabra en labios de una persona es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía.

Madre


11. Cada belleza y cada grandeza de este mundo es creada por una sola emoción, y por un solo pensamiento en el interior del hombre.

Grandeza


12. Los ojos del hombre se han acostumbrado a la pálida luz de las velas, y no pueden contemplar la luz del sol.

Vela


13. Mientras dure mi juventud, el amor será mi maestro; en mi edad madura, será mi auxiliar, y en mi vejez será mi delicia.

Maestro


14. El ojo no podría resistirse a la amenaza de una lanza sin recibir cruel herida, y la mano que empuñara la espada contra el jefe espiritual sería arrancada del brazo.

Cruel


15. Haré de mi alma un abrigo para tu alma, y de mi corazón una residencia para tu belleza, y de mi pecho una tumba para tus penas.

Abrigo


16. Las revoluciones que han derramado tanta sangre y que han transformado las mentes humanas para orientarlas hacia la libertad, fueron una idea de un hombre, que vivió entre miles de hombres.

Movimiento revolucionario


17. El amor es la única libertad que existe en el mundo porque eleva tanto al espíritu, que las leyes de la humanidad y los fenómenos naturales no alteran su curso.

Gran amor


18. El corazón de una mujer no cambia con el tiempo ni con las estaciones; e incluso si muere cada día, en la eternidad, nunca perece.

Corazón


19. Cada cosa que vemos hoy, realizada por pasadas generaciones, fue, antes de adquirir su apariencia, antes de aparecer, un solo pensamiento en la mente de un hombre, o un solo impulso en el corazón de una mujer.

Imaginación y creatividad


20. Ambos guardábamos silencio, esperando que el otro hablara, pero no es el lenguaje hablado el único medio de comprensión entre dos almas. No son las sílabas que salen de los labios y de las lenguas las que unen a los corazones.

Dos almas


21. Todo en la Naturaleza habla de la madre. El Sol es la madre de la Tierra, y le da su alimento de calor; nunca deja al universo por las noches sin antes arrullar a la Tierra con el canto del mar y con el himno que entonan las aves y los arroyos.

Mamá


22. La madre lo es todo; es nuestro consuelo en la tristeza, nuestra esperanza en el dolor, y nuestra fuerza en la debilidad. Es la fuente del amor, de la misericordia, de la conmiseración y del perdón. Quien pierde a su madre pierde a un alma pura que bendice y custodia constantemente al hijo.

Amor de madre


23. (...) Y la tierra es la madre de los árboles y de las flores. Les da vida, los cuida y los amamanta. Los árboles y las flores se vuelven madres de sus grandes frutos y de sus semillas. Y la madre, el prototipo de toda existencia, es el espíritu eterno, lleno de belleza y amor.

Madre tierra

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Alas rotas" de Gibran Jalil Gibran.

Síguenos