Frases de A contrapelo


Ya había comenzado a soñar con una refinada Tebaida, una ermita en el desierto equipada con todas las comodidades modernas, arca bien abrigada y en tierra firme donde pudiera refugiarse del incesante diluvio de la estupidez humana. Prólogo

Frases de arca


Era poco lo que le importaban las emociones corrientes o las asociaciones de ideas vulgares, cuando ya su espíritu estaba tan ahíto y sólo quedaba espacio en él para las sensaciones superfinas, las dudas religiosas y las angustias sensuales. XIV

Frases de vulgaridad


Cautivado por la prodigiosa prosa de Flaubert, des Esseintes escuchaba con expectante reverencia el aterrorizado dúo, estremeciéndose de pies a cabeza cuando la Quimera pronunció la fórmula mágica y solemne: -Busco nuevos perfumes, flores más grandes, placeres aún no paladeados. IX

Frases de quimera


(...) Sabía a la perfección que el momento de que habla Lacordaire, ese momento de gracia "cuando el último rayo de luz entra en el alma y atrae a un centro común todas las verdades que allí yacen esparcidas", nunca iba a llegarle. VII

Frases de rayo


Pasaba horas leyendo o soñando despierto, gozando de su abundante ración de soledad hasta que caía la noche; y de tanto rumiar los mismos pensamientos, su inteligencia se tornó más aguda y sus ideas adquirieron madurez y precisión. Prólogo

Frases de precisión


Ahora, después de la aristocracia de los linajes, le llegaba el turno a la aristocracia de las riquezas, el califato de los escritorios, el despotismo de la Rue du Sentier, la tiranía del comercio con su estrechez de miras, sus ideas venales, sus instintos ruines y egoístas. XVI

Frases de aristocracia


¿Dónde y cuándo iba a buscar, en qué aguas sociales iba a echar la sonda para descubrir un alma gemela, un espíritu exento de ideas vulgares, que saludara el silencio como una merced, la ingratitud como un alivio, la aprensión como un abrigo y un puerto? XVI

Frases de almas gemelas


El hecho es que, cuando la época en que un hombre de gran talento se ve condenado a vivir es mortecina y estúpida, al artista lo cautiva, acaso sin que se dé cuenta de ello, el anhelo nostálgico de otra época. Incapaz de ponerse a tono, salvo en raros intervalos, con su medio y, como ya no encuentra en la inspección de ese medio y de las criaturas que lo soportan suficientes placeres de observación y análisis que lo distraigan, percibe el nacimiento y desarrollo de fenómenos inusitados en su propio ser. Vagos anhelos migratorios surgen entonces y se satisfacen con la meditación y el estudio. Instintos, sensaciones e inclinaciones, que le legaron su herencia, adquieren forma y se afirman con imperiosa autoridad. Le vienen a la cabeza recuerdos de personas y de cosas que jamás ha conocido por sí mismo, y llega un momento en que sale con ímpetu de la cárcel de su siglo y vaga libremente por otras épocas, con las cuales, ilusión culminante, se imagina que habría estado más en armonía. Notas

Frases de marginación


(...) En primer lugar, su carácter capcioso y curioso, su temperamento porfiado y discutidor, lo habían salvado de que lo modelara la disciplina de los buenos Padres o lo adoctrinaran sus lecciones. Luego, cuando hubo terminado el colegio, su escepticismo se tornó más agudo; su experiencia de la intolerante estrechez de miras de la sociedad legitimista, así como también sus conversaciones con clericales de pocas luces y sacerdotes que eran unos patanes y cuyas torpezas desgarraban el velo tan astutamente tejido por los jesuitas, todo esto había fortalecido aún más su espíritu de independencia y acrecentado su escepticismo ante cualquier forma de fe religiosa. VII

Frases de temperamento

Obras relacionadas

A contrapelo

A contrapelo (1884), Joris-Karl Huysmans
  • Libro, 1884
  • Original: A rebours
  • Frases de A contrapelo: Excepcional novela, donde el autor se desdobla y da voz al excéntrico personaje "Des Esseintes", que según todo apunta estaría basado en sus mismos gustos y convicciones personales.
  • Libro esencial

Autor

Joris-Karl Huysmans (1848-1907): Escritor, novelista, poeta, pintor y crítico de arte francés, autor de "Aguas grises" (1880), "A la deriva" (1882), "El arte moderno" (1883), "A contrapelo" (1884) y "En rada" (1887).


Palabras clave

Depresión Huérfanos Conflictos familiares Antihéroe Aislamiento Belleza estética Decadentismo Esteticismo Simbolismo Misántropo

Síguenos en