Frases de 14

14

13 frases de 14 de Jean Echenoz, libro de 2012.... ¿Cómo escribir sobre la Gran Guerra, la primera guerra "tecnológica" del siglo XX, y la puerta, también, a medio siglo de barbarie sin precedentes? Un relato que sigue a Anthime y sus amigos Padioleau, Bossis y Arcenel por el campo de batalla.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Jean Echenoz son: batalla, ficción histórica, guerra de trincheras, miedos, pánico, primera guerra mundial, sociedad industrial, valor de la amistad.

Frases de Jean Echenoz

Frases de 14 Jean Echenoz

01. Mi propio nombre, en mi boca, me produce siempre una impresión extraña.

Impresión


02. Es cierto que entre los ciegos se topa uno con menos carniceros que pianistas.

Ciego


03. Si no hablaba de él era porque casi con excesiva prontitud logró ahuyentarlo de su mente.

Olvidarte


04. Todo esto se ha descrito mil veces, quizá no merece la pena detenerse de nuevo en esta sórdida y apestosa ópera.

Consecuencias de la guerra


05. Entretanto caía la tarde, que tampoco se veía caer en medio de aquella confusión, y en el momento de su declive pareció restablecerse por un momento una relativa calma.

Confusión


06. Después les gritaron que avanzaran y, más o menos empujado por los demás, se encontró sin saber muy bien qué hacer en medio de un campo de batalla de lo más real.

Campo de batalla


07. Pero no se abandona una guerra así como así. No hay vuelta de hoja, está uno atrapado: el enemigo delante, las ratas y los piojos encima y detrás los gendarmes. La única solución es dejar de ser útil para el servicio.

Guerra


08. Al principio su tarea era sencilla -evitar que el soldado escurriese el bulto, velar por que saliera a morir como Dios manda-, durante los combates formaban barreras detrás de las tropas, para atajar los ataques de pánico e interceptar los repliegues espontáneos.

Pánico


09. No era asunto baladí para los territoriales, incluso para aquellos de origen rural, reagrupar a las ovejas que vagabundeaban por los restos de carreteras, los cerdos a la deriva, los patos, gallinas, pollos y gallos en vías de marginalización, los conejos sin domicilio fijo.

A la deriva


10. Si mueren hombres en la guerra, será por falta de higiene. Lo que mata no son las balas, sino la falta de aseo, que es nefasta y que es lo primero que deben ustedes combatir. De modo que lávense, aféitense, péinense y nada tienen que temer.

Combatir


11. La intendencia militar no tardó en deplorar la renovación demasiado frecuente de los borceguíes, que, anegándose y abriéndose muy rápidamente, no aguantaban dos semanas en el lodo del frente: con demasiada frecuencia las costuras de los cantos se soltaban al cabo de tres días.

Renovación


12. Quizá tampoco sea útil ni pertinente comparar la guerra con una ópera, y menos cuando no se es muy aficionado a la ópera, aunque la guerra, como ella, sea grandiosa, enfática, excesiva, llena de ingratas morosidades, como ella arme mucho ruido y con frecuencia, a la larga, resulte bastante fastidiosa.

Comparar


13. Fue entonces cuando, tras caer los tres primeros proyectiles demasiado lejos y explotar inútilmente más allá de las líneas , un cuarto proyectil de contacto de 105 más ajustado fue más efectivo en la trinchera: tras seccionar al ordenanza del capitán en seis pedazos, algunos de sus cascos decapitaron al agente de enlace, clavaron a Bossis por el pleno en el puntal de una zapa, destrozaron a diferentes soldados bajo diferentes ángulos y cercenaron longitudinalmente el cuerpo de un cazador ojeador. Apostado no lejos de allí, Anthime vislumbró durante un instante, desde la masa encefálica hasta la pelvis, todos los órganos del cazador ojeador abiertos en dos como en una plancha anatómica, antes de acuclillarse espontáneamente en falso equilibrio para intentar protegerse, ensordecido por el enorme estrépito, cegado por los torrentes de piedras y tierra, las nubes de polvo y de humor, mientras vomitaba de miedo y de repulsión sobre sus pantorrillas y en torno a ellas, con las botas hundidas en el lodo hasta los tobillos.

Pedazos

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "14" de Jean Echenoz.

Libros parecidos

Síguenos