Frases de pánico

Las manos se agitan y tiemblan. En algún lugar se ha roto una presa y el sudor frío te inunda, empapa tu cuerpo. Quieres gritar. Lo harías si pudieses. Pero para gritar necesitas respirar. Pánico.

Frases de "Cometas en el cielo" (2003) Frases de Khaled Hosseini


Lo más cruel que puedes hacerle a una persona dominada por el pánico es ofrecerle una esperanza que resulte ser falsa. El golpe resulta insoportable.

Frases de Robert Ludlum


El coste de provocarse sentimientos de pánico, ira o autocompasión es enorme. En tiempo y dinero perdidos. En esfuerzo malgastado innecesariamente, En angustia mental fuera de lugar. En el sabotaje de la felicidad de los demás. En el estúpido desperdicio de placer potencial a lo largo de la única vida -sí, la única vida- que tendrá jamás.

Frases de "Usted puede ser feliz" (2000) Frases de Albert Ellis


(...) Oscuramente supo que el temor había previsto aquel desenlace. No sintió vértigo ni asombro. No miró afuera ni encendió un cigarrillo. No se concedió un solo instante de pánico o duda. Al contrario: una suerte de lúcida fatalidad lo dispuso a la acción.

Frases de Luis Landero


Los precios del suelo, disparados desde mediados de la década de los ochenta, empezaron a desinflarse a partir de la primera mitad de los noventa. El otoño en el que la abuela puso la casa en venta, la crisis ya era un hecho irrefutable. En agosto de 1991 el hundimiento de la economía había rebasado ampliamente las expectativas y el país entero se sumió en un estado de pánico.

Frases de "El gato que venía del cielo" (2001) Frases de Takashi Hiraide


Hay dos tipos básicos de pánico: quedarse quieto y no pronunciar palabra, o ir de aquí para allí diciendo lo primero que te viene a la cabeza.

Frases de "La habitación de los reptiles" (1999) Frases de Daniel Handler


Y así vivimos. Con el pánico en la piel y en la cabeza permanentemente. Dejando que los líderes manejen nuestro destino.

Frases de "Persona normal" (2011) Frases de Benito Taibo


No podemos con la vida, y nos buscamos algo o alguien, una ideología o una película de dibujos animados, da igual. Algo en lo que concentrarnos para no pensar en el pánico que nos produce levantarnos por la mañana.

Frases de Juan Ramón Biedma


El silencio es el más despiadado apoyo del pánico, empuja la duda hasta la fantasmagoría y la oscuridad hasta la claustrofobia.

Frases de "La ecuación de la vida" (2011) Frases de Yasmina Khadra


Y después pánico, a pesar de que me moría por arrojarme en sus brazos.

Frases de "Sexus" (1949) Frases de Henry Miller


No hay alegría en la continuidad, en lo perpetuo. Lo deseamos solo porque el presente está vacío. Una persona que trata de comer dinero siempre está hambrienta. Cuando alguien dice: "¡Es el momento de parar!", se siente presa del pánico porque aún no ha comido nada, y quiere más y más tiempo para seguir comiendo dinero, confiando siempre en que hallará la satisfacción a la vuelta de la esquina. No queremos realmente la continuidad, sino más bien una experiencia presente de felicidad total. La idea de querer que semejante experiencia prosiga indefinidamente es el resultado de tener conciencia de nosotros mismos en la experiencia y, por lo tanto, una conciencia incompleta de esta. Mientras exista la sensación de un "yo" que tiene esta experiencia, el momento no lo es todo. La vida eterna tiene lugar cuando se ha disipado el último rastro de la diferencia entre "yo" y "ahora", cuando solo existe este "ahora" y nada más. En cambio, el infierno o la "condenación perdurable" no es la perdurabilidad del tiempo que prosigue eternamente, sino el círculo intacto, la continuación y la frustración de dar vueltas y más vueltas en busca de algo que nunca se puede conseguir. El infierno es la fatuidad, la imposibilidad perdurable, de amor propio, de conciencia de uno mismo y posesión del yo. Es tratar de verse los propios ojos, de oír los propios oídos y besarse los propios labios.

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Alan Watts


La Muerte inclinó el cráneo hacia un lado, como si escuchara alguna voz interior. La capucha se le deslizó hacia atrás, y el difunto rey advirtió que la Muerte parecía un esqueleto bien pulido en todo excepto en un detalle. Sus órbitas oculares tenían un brillo azul celeste. Pero Verence no tuvo miedo. No sólo porque es muy difícil tener miedo cuando los pedazos necesarios para tener miedo están tendidos en el suelo a varios metros de distancia, sino porque no había tenido miedo de verdad en toda su vida, y no estaba por la labor de empezar ahora. Esto se debía en parte a que no tenía imaginación, y en gran medida a que era uno de esos escasos individuos concentrados en el momento. La mayoría de la gente no lo es. Viven sus vidas como una especie de borrón en torno al punto donde se encuentra su cuerpo, anticipándose al futuro o aferrándose al pasado. Suelen estar tan preocupados con lo que sucederá que sólo averiguan lo que sucede cuando ya ha sucedido. Así son la mayor parte de las personas. Aprenden a tener miedo porque no saben lo que va a suceder. Y ya les está sucediendo.

Frases de "Brujerías" (1988) Frases de Terry Pratchett

Relacionadas con las frases de pánico

Frases de angustia Frases de ansiedad Frases de miedo Frases de temor Frases de terror

Pánico

Frases de pánico

Se dice del miedo muy intenso, en particular de aquel sin fundamento: el aviso causó pánico.

Opuestas

Frases de calma Frases de serenidad

Ver también

Frases de cuco Frases de disimular Frases de enfermedad Frases de horror Frases de psicoanálisis Frases de sufrir Frases de terrible

Síguenos en