Frases de Demonio

El hombre es un demonio. El hombre es un Dios. Los dos son verdad.

Frases de "Comer, rezar, amar" (2007) Frases de Elizabeth Gilbert


Una lógica estúpida es el demonio de los espíritus débiles.

"El hombre de los círculos azules" (1991) Frases de "El hombre de los círculos azules" (1991) Frases de Fred Vargas


La cebra está en todas partes. De repente, me di cuenta de algo. La cebra. No es algo que está fuera de nosotros. La cebra es algo que está dentro. La cebra es lo peor de nosotros, cuando nos encontramos en el peor de los momentos. ¡El demonio que llevamos en nuestro interior!

Frases de "El arte de conducir bajo la lluvia" (2008) Frases de Garth Stein


Gente que mata demonios. No asesinos. Hay una diferencia.

Frases de "Ciudad de hueso" (2007) Frases de Cassandra Clare


Tal vez todos los planes del demonio no eran nada comparados con lo que eran capaces de tramar los hombres.

Frases de Joe Hill


Bueno, debo decirles una cosa, caballeros, los juegos del demonio no están restringidos a los que habitan en el infierno. Se admiten otros jugadores.

Frases de Robert Ludlum


Todo el mundo tiene demonios. La cuestión es simplemente saber hasta qué punto esos demonios son tolerables.

Frases de Joël Dicker


A los demonios no les gusta el aire fresco, lo que más les gusta es que permanezcas en casa con los pies fríos.

Frases de Ingmar Bergman


¡Oh, condenado monstruo, o más bien demonio del infierno, aunque las crueldades de éstos no son parejas a las tuyas, ni en ellas late tan acerbo odio!

Frases de Christopher Marlowe


¿Qué dios loco y cruel le daría ojos a un hombre y luego le diría que los tuviera siempre cerrados, que no contemplara nunca toda la belleza que hay en el mundo? Solo un dios monstruoso, un demonio de la oscuridad.

Frases de George R. R. Martin


Todos los esfuerzos de mi voluntad de detener el derrumbe del mundo externo y la disolución de mi yo parecían infructuosos. En mí había penetrado un demonio y se había apoderado de mi cuerpo, mis sentidos y el alma. Me levanté y grité para liberarme de él, pero luego volví a hundirme impotente en el sofá. La sustancia con la que había querido experimentar me había vencido. Ella era el demonio que triunfaba haciendo escarnio de mi voluntad. Me cogió un miedo terrible de haber enloquecido. Me había metido en otro mundo, en otro cuarto con otro tiempo. Mi cuerpo me parecía insensible, sin vida, extraño.

Frases de Albert Hofmann


Antes o después, a todos nos llega en esta vida un demonio propio que nos persigue y atormenta y al final de cuentas hemos de luchar contra él.

Frases de Daphne du Maurier