Frases de Casualidad

Mucho puede la casualidad en nuestra vida, porque vivimos por casualidad.

Frases de Séneca


No creo en la casualidad ni en la necesidad. Mi voluntad es el destino.

Frases de John Milton


Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello.

Frases de Hermann Hesse


Todos estamos aquí por casualidad; ríe todo lo que puedas.

Frases de Will Rogers


Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.

Frases de Ovidio


El mundo está lleno de cosas obvias que nadie por casualidad observa jamás.

Frases de Arthur Conan Doyle


La penicilina se descubrió por casualidad, el Napalm no.

Frases de Jaume Perich


No creo en la suerte ni en la casualidad.

Frases de "Cincuenta sombras de Grey" (2011) Frases de Erika Leonard


Yo no sabía, ni me podía imaginar el asunto que tenias entre manos, había venido por casualidad a esta ciudad y te encontré. Viejos amigos, y todo eso que suele decirse, todavía no habían dejado de interrogarme cuando empezó el tiroteo.

Frases de Dashiell Hammett


Una vez es coincidencia, dos es casualidad y tres es la acción del enemigo.

Frases de Ian Fleming


Las primeras palabras que escribió Sara en aquel cuaderno de tapas duras que le había dado su padre fueron río, luna y libertad, además de otras más raras que le salían por casualidad, a modo de trabalenguas, mezclando vocales y consonantes a la buena de Dios. Estas palabras que nacían sin quererlo ella misma, como flores silvestres que no hay que regar, eran las que más le gustaban, las que le daban más felicidad, porque sólo las entendía ella. Las repetía muchas veces, entre dientes, para ver cómo sonaban, y las llamaba "farfanías". Casi siempre le hacían reír.

Frases de Carmen Gaite


No le era posible comprender por qué le había sucedido algo tan maravilloso. No tenía explicación. Sólo varios meses más tarde, estando de vuelta en Misselthwaite, recordaría ese momento al descubrir por casualidad que ese mismo día Colin, al entrar en el jardín secreto, había gritado: "Viviré por siempre jamás".

Frases de "El jardín secreto" (1911) Frases de Frances Hodgson Burnett