Frases de bombas

01.En esta guerra se tiraron bombas reales e imaginarias."Hijos de la medianoche"(1981), Salman Rushdie

Salman Rushdie


02.Las bombas inteligentes, que tan burras parecen, son las que más saben. Ellas han revelado la verdad de la invasión. Mientras Rumsfeld decía: "Estos son bombardeos humanitarios", las bombas destripaban niños y arrasaban mercados callejeros."Bocas del tiempo"(2004), Eduardo Galeano

Eduardo Galeano


03.El olor a quemado me sigue molestando (... ). Hasta hace poco aún lo asociábamos al fuego y a las bombas."Un artista del mundo flotante"(1986), Kazuo Ishiguro

Kazuo Ishiguro


04.Las bombas zumbaban "encima de nuestras cabezas en ráfagas incesantes y tan cercanas que parecía que se podía encender una cerilla con ellas"."Un ejército al amanecer"(2002), Rick Atkinson

Rick Atkinson


05.No podemos olvidar. Las imágenes están ahí, ante los ojos. Aunque no estuvieran los ojos, las imágenes seguirían estando. Creo que si tuviera capacidad para olvidar, me odiaría. Nuestro paso por allá ha dejado en nosotros bombas de tiempo. De vez en cuando, una estalla. Y entonces no somos sino dolor, vergüenza y culpa. Nos sentimos avergonzados y culpables de estar con vida, de comer pan hasta saciarnos, de llevar en invierno un buen calzado abrigado. Una de esas bombas, Kathleen, sin duda provoca la locura. Es inevitable. Quien estuvo allá, se ha llevado consigo un poco de la locura de la humanidad. Un día u otro, ascenderá a la superficie."El día"(1961), Elie Wiesel

Elie Wiesel


06.(...) Tal como sucede con la física: la energía atómica permite producir electricidad y sobrevivir, aunque se hacen bombas con esa energía, para matar gente. Fueron los hombres quienes hicieron ambas cosas. Por eso, con los trabajos sobre el cerebro, es necesario estar atentos para que sirvan al bien de la humanidad, y no para su destrucción.Jean-Pierre Changeux

Jean-Pierre Changeux


07.Las guerras armadas estallan de tanto en tanto e incluso en algunos países transcurren décadas antes de que se involucren en alguna, pero las solapadas guerras económicas se libran día tras día, semana tras semana, año tras año y siglo tras siglo, sin que jamás se decrete un alto el fuego o se establezca una tregua con el fin curar a los heridos o enterrar a los muertos. Las balas y las bombas hacen correr la sangre pero las órdenes de compra y venta hacen correr dinero, y en su carrera ese dinero se lleva por delante más vidas que las balas o las bombas. Las naciones que pierden guerras logran resurgir de sus cenizas, pero las que pierden mercados se hunden en la crisis y la desesperanza.Alberto Vázquez Figueroa

Alberto Vázquez Figueroa


08.La esperanza de inutilizar la industria aeronáutica alemana no quedó satisfecha, y en el año 1944, los aviones de la Luftwaffe seguían saliendo de las plantas de producción alemanas, más que en cualquier otro año de la guerra, aunque a expensas de la producción de bombas. Las factorías se dispersaron bajo tierra y se ocultaron en bosques remotos; sin embargo, el daño causado fue severo."El día de la batalla"(2007), Rick Atkinson

Rick Atkinson


09.La piel de Patrick se erizó. Pero logró mantener su cara de póquer. - Los materiales radiactivos se degradan -indicó-. Aunque hace un siglo sirvieran como armas, ahora necesitaría de una base industrial de gran tamaño para refinarlo. - Para hacer bombas..., sí. No obstante, no nos hace falta una explosión..., disponemos de la gente que puede procesarlo en un fino polvo radiactivo. Es muy fácil cuando se tienen los conocimientos suficientes. Obran en nuestro poder los misiles con los que soltar el polvo. No creo que necesitemos nada más.Michael Swanwick

Michael Swanwick


10.En los barrios populares, el metro y los malolientes refugios estaban siempre llenos, mientras que los ricos preferían quedarse en las porterías, con el oído atento a los estallidos y las explosiones que anunciarían la caída de las bombas, con el alma en vilo, con el cuerpo en tensión, como animales inquietos en el bosque cuando se acerca la noche de la cacería. No es que los pobres fueran más miedosos que los ricos, ni que le tuvieran más apego a la vida; pero sí eran más gregarios, se necesitaban unos a otros, necesitaban apoyarse mutuamente, gemir o reír juntos."Suite francesa"(2004), Irene Némirovsky

Irene Némirovsky


11.¿Eso es el sentido de esta guerra? –preguntó Julia. - ¿Tú cuál crees que es? Creo que es nuestro amor a la barbarie, más que nuestro amor a la belleza. Creo que el espíritu que se le infundió al edificio de St. Paul ha demostrado ser flaco: es como pan de oro y ahora se está levantando, se descascarilla. Si no nos pudo librar de la última guerra y no ha podido librarnos de esta..., de Hitler y el nazismo, del odio a los judíos, del bombardeo de mujeres y niños en capitales y ciudades... ¿De qué sirve? Si tenemos que combatir con tanto ahínco para conservarlo, ¡Si unos ancianos tienen que patrullar por los tejados de las iglesias para barrer de ellas las bombas incendiarias con unos cepillos! , ¿Qué valor tiene? ¿Qué lugar ocupa en el centro del corazón humano?"Ronda nocturna"(2006), Sarah Waters

Sarah Waters


12.Un puente de madera no es fácil de destruir desde el aire. Las bombas, cuando alcanzan su objetivo, derriban dos o tres tramos del puente, mientras que los demás permanecen intactos. Los japoneses harían u reparación improvisada, y ya han demostrado ser unos maestros en ese arte. Nosotros podemos no sólo hacer estallar los pilares a ras del agua, sino también activar la explosión al paso de un tren. De esa manera, provocaremos el desplome de todo el convoy en el río, causando daños irreparables y dejando inutilizable hasta la última viga. Lo he visto ya una vez en mi carrera. El tráfico fue interrumpido durante varias semanas, y eso que el ataque se produjo en un país civilizado, donde el enemigo tenía la posibilidad de desplazar tornos elevadores. Aquí les aseguro que tendrán que desviar el trazado y reconstruir el puente en su totalidad... Sin contar la pérdida de un tren y de su cargamento. ¡Un espectáculo infernal! Ya lo puedo ver ante mis ojos.Pierre Boulle

Pierre Boulle


13.Hay circunstancias en que puede ser tan estúpido atacar una ciudad enemiga con bombas H como lo sería abrirle la cabeza a un niño con un hacha. La guerra no es, pura y simplemente, violencia y muerte; la guerra es la violencia controlada por un propósito. El propósito de la guerra consiste en mantener por la fuerza las decisiones de tu gobierno. El propósito no es matar al enemigo sólo por el hecho de matarle, sino obligarle a hacer lo que tú quieras que haga. No la muerte, sino la violencia controlada y con propósito. Ahora bien, no es asunto tuyo, ni mío, decidir el propósito o el control. Jamás corresponde a un soldado el decidir cuándo, dónde o cómo (o por qué) está luchando; eso corresponde a los estadistas y generales. Los estadistas deciden por qué y hasta qué punto; a partir de ahí, los generales nos dicen dónde, cuándo y cómo. Nosotros nos encargamos de la violencia; otras personas, "mentes más viejas y más sabias" según dicen, se encargan del control. Como debe ser.Robert Heinlein

Robert Heinlein