Frases de Yukio Mishima - Página 11

01. Ha dado comienzo la producción en serie de la belleza. Y de esta manera la belleza ha amontonado invectivas sobre esas innumerables bellezas falsas que, en esencia, tienen el mismo origen que ella... "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Producción + Pensamientos de "El color prohibido"


02. El mero hecho de ponerse los guantes confiere a una persona un aire pensativo. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Hecho + Pensamientos de "El color prohibido"


03. La desdicha entrevista a través de una ventana es más bella que la que puede verse en el interior, pues no es frecuente que la desdicha penetre por la ventana para abalanzarse sobre nosotros. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Desdicha + Pensamientos de "El color prohibido"


04. Si había percibido con tanta lucidez los asuntos humanos en su obra literaria, era precisamente porque estaba muerto cuando creaba. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Obra literaria + Pensamientos de "El color prohibido"


05. El ser humano ama sobre todo aquello que se le resiste. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Resistir + Pensamientos de "El color prohibido"


06. El placer es un invento trágico del hombre, y es preciso que no sea nada más. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Placer + Pensamientos de "El color prohibido"


07. Con frecuencia, si uno lleva a la práctica una idea fija, logra curarse de ella. Pero, si bien se cura de la idea, no así de su causa. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Idea + Pensamientos de "El color prohibido"


08. Lo primero que ha de hacer el arte es violar las reglas de la realidad. Y ha de ser así a fin de que pueda existir por sí mismo. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Reglas + Pensamientos de "El color prohibido"


09. La suave redondez de sus hombros, la inocencia que revelaba el pecho demasiado expuesto en su desnudez, el encanto de los labios...Todo ello poseía una dulzura extraña e inexplicable. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Desnudez + Pensamientos de "El color prohibido"


10. Era un joven de sorprendente belleza. La seducción que se desprendía de su cuerpo era suave, casi dubitativa, y evocaba no tanto una estatua griega de la época clásica como un Apolo esculpido en bronce por un artista de la escuela del Peloponeso. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Seducción + Pensamientos de "El color prohibido"


11. Le asustó la idea de que un muchacho apenas entrevisto le hiciera sentirse celoso. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Celos + Pensamientos de "El color prohibido"


12. Lo que es útil no tiene necesidad de seducir. "El color prohibido" (1954)

+ Frases de Útil + Pensamientos de "El color prohibido"

Influencias

Autores relacionados

Kenzaburo Oe Natsume Soseki Osamu Dazai

Yukio Mishima


Escritor, novelista, dramaturgo, poeta, ensayista, crítico y actor japonés de nombre Kimitake Hiraoka, considerado uno de los más grandes escritores de la historia del Japón.

Sobre Yukio Mishima

Yukio Mishima nace en el seno de una familia de clase alta y fue criado por su abuela Natsu, de aspiraciones aristocráticas y proveniente de una familia vinculada a los samurái de la era Tokugawa.

Estudió en la exclusiva escuela Gakushüim, donde escribió su primer cuento en 1938 y en 1941 su primer libro de relatos.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1938-1945) no pudo cumplir el servicio militar por estar enfermo de tuberculosis, suceso que él mismo entendió como una humillación y que se convirtió un trauma lacerante e imborrable y en su lugar trabajó en una fábrica aeronáutica.

En 1947 Yukio Mishima obtuvo un doctorado en Derecho por la Universidad de Tokio y comenzó a trabajar como funcionario en el Ministerio de Finanzas japonés, pero tras un breve tiempo abandonó el empleo para dedicarse por entero a la actividad literaria.

En junio de 1949 publicó "Confesiones de una máscara", obra que cosechó un inmediato éxito y que supuso su definitiva consagración en el mundo literario.

Desde 1955 emprendió un intenso programa de actividad física que incluía levantamiento de pesas y artes marciales y tiempo después realizó adiestramiento militar en la base de Sietai, junto con un grupo de estudiantes universitarios.

Después de una breve relación con Michiko Shoda (quien tiempo después se convertiría en esposa del Emperador Akihito), se casó con Yoko Sugiyama en 1958 y tiempo después la pareja tuvo dos hijos.

Entre 1966 y 1970 publica su obra cumbre, la tetralogía "El mar de la fertilidad", compuesta por las novelas "Nieve de primavera" (1966), "Caballos desbocados" (1968), "El templo de la aurora" (1970) y "La corrupción de un ángel" (1970), completada esta última el mismo día de su muerte.

Tras ocupar la sede del estado mayor nipón en un intento de forzar la recuperación de los ideales heroicos de preguerra, se quitó la vida mediante el rito del seppuku al grito de "Larga vida al emperador".

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Japón

Actores » Actores siglo XX » Actores de Japón

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Japón

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Japón

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Japón

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Japón

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Japón

Síguenos