Frases de Yasunari Kawabata

No es sólo un asunto de ser hermoso o feo. Si uno no lleva una mujer adentro, entonces... pienso que dentro de mí había una muchacha. Si no hubiésemos tenido guerra esa muchacha habría quedado reprimida. Pero gracias a la guerra la muchacha salió al mundo. Primera nieve en el monte Fuji

Frases de "Primera nieve en el monte Fuji" (1958) Frases de Transexual


Antes, los eruditos sabían chino y escribían una prosa correcta y armoniosa. La gente no habla así. Todos los días aparecen palabras nuevas, simpáticas como esas ratitas. Y, como a esas ratitas, no les importa lo que roen. Las palabras cambian con tanta rapidez que uno experimenta vértigo. Por eso su vida es muy breve, y aunque sobrevivan se vuelven obsoletas...Como las novelas que escribimos. Lo bello y lo triste

Frases de "Lo bello y lo triste" (1965) Frases de Breve


Hay cosas que poseen lo que se llama el "paso del tiempo", una cualidad que se adhiere aun a las piedras. Primera nieve en el monte Fuji

Frases de "Primera nieve en el monte Fuji" (1958) Frases de Paso del tiempo


(...) Supongo que la moralidad y la felicidad natural consisten en llevar una vida así, ¿No es cierto? Creo que si una persona vive hasta los cien años y muere de muerte natural no necesita la meditación del budismo zen de Daruma. Primera nieve en el monte Fuji

Frases de "Primera nieve en el monte Fuji" (1958) Frases de Verdadera felicidad


Me vienen también a la mente la lápida conmemorativa de Kurihara en Goshojinja, la pagoda de siete pisos dedicada a Hojo Dogo y el Buda de piedra en Fukomyoji. La época de Kamakura fue el periodo de esplendor de la escultura en piedra. Y sin embargo, son muy pocos los que se pasean contemplando estos monumentos. Yo mismo, a pesar de haber vivido durante quince años en Kamakura, nunca sentí, hasta este otoño, curiosidad de mirarlas. No son más que tumbas, me decía a mí mismo cuando sin invitar a nadie, salía solo a mirarlas. Decía, no son más que tumbas, pero a decir verdad, fue eso lo que me llevó a buscarlas la primera vez. Muchos de mis amigos y conocidos han muerto, y como ya habían mandado construir su tumba, he tenido la oportunidad de ver gran cantidad de sepulcros de diferentes formas. Cuando uno se para frente a una tumba piensa en la muerte. Y de pronto, de manera natural, empieza uno a pensar en la forma de la piedra. Primera nieve en el monte Fuji

Frases de "Primera nieve en el monte Fuji" (1958) Frases de Escultura


Cuando nos separamos, también yo creí desesperadamente que era el final. Pero entre los dos todavía quedaba algo importante. Conservémoslo con cuidado. Primera nieve en el monte Fuji

Frases de "Primera nieve en el monte Fuji" (1958) Frases de Separación


Si el hombre tuviera el pelaje y la contextura de un oso, su vida sería bien diferente... Sin embargo, era a través de esa piel tan delicada que se transmitía el amor. Y ahora, mientras miraba el sol caer detrás de las montañas, sintió una nostalgia inexplicable por la piel humana. País de nieve

Frases de "País de nieve" (1937) Frases de Piel


Las dos figuras, transparentes e intangibles, y el fondo, cada vez más difuso en la oscuridad creciente del crepúsculo, se fundían en una atmósfera ajena a este mundo. Cuando una mínima variación en las montañas lejanas se sobreimprimía al rostro de la muchacha, Shimamura sentía una turbación de inexpresable belleza en el pecho. En el cielo aún se veían restos rojos del atardecer. País de nieve

Frases de "País de nieve" (1937) Frases de Crepúsculo


Todo contorno individual se perdía en la distancia, el monótono paisaje de la montaña se hacía aun más vago a medida que se apagaban los últimos restos de color. Nada atraía la mirada, sólo quedaba dejarse llevar. País de nieve

Frases de "País de nieve" (1937) Frases de Paisaje


Hay un poco de tensión aquí, en la base del cuello. Pero debe estar satisfecho de su aspecto: ni muy gordo ni muy flaco. Y no bebe, ¿Verdad? - ¿Cómo puede saberlo? -Tengo tres clientes con un cuerpo como el suyo. Pero, si no bebe, no sabe exactamente lo que significa divertirse... Ni olvidar. País de nieve

Frases de "País de nieve" (1937) Frases de Tensión


Quien no te dice que le agradas y aun así lo sabes, ése es el que te deja un buen recuerdo. País de nieve

Frases de "País de nieve" (1937) Frases de Profundos sentimientos


Su angosta, afilada nariz tenía un aire de desamparo pero el capullo de sus labios se abría y cerraba con la tersa curvatura de una fruta. Incluso cuando estaba en silencio sus labios parecían en tenue movimiento. La menor arruga, grieta o decoloración los hubiera arruinado, pero su perfección los humanizaba al máximo. País de nieve

Frases de "País de nieve" (1937) Frases de Sensualidad

Influencias

Autores relacionados

Junichiro Tanizaki Kenzaburo Oe Natsume Soseki Osamu Dazai Yukio Mishima

Yasunari Kawabata

Yasunari Kawabata

Escritor, periodista y novelista japonés, autor de "País de nieve" (1937), "Mil grullas" (1952), "El maestro de Go" (1954), "La casa de las bellas durmientes" (1961) y "Lo bello y lo triste" (1965).

Biografía Yasunari Kawabata

Yasunari Kawabata nace en el seno de una familia de clase media integrada por los padres y una hermana mayor, y sus primeros años transcurren en Osaka, la tercera ciudad más grande de Japón.

En 1903 los hermanos Kawabata quedan huérfanos, siendo Yasunari criado por sus abuelos y su hermana por una tía, a quien sólo volvería a ver diez años después, en 1906.

Ese mismo año moriría su abuela (1906), un año después su hermana (1907) y su abuelo en mayo de 1914, quedándose sin parientes a los 15 años de edad, hecho que marcó profundamente su personalidad y lo hizo un solitario empedernido.

Tras finalizar sus estudios secundarios en 1907, se trasladó a Tokio para ingresar en la Universidad Imperial de Tokio, cursando la carrera de Literatura en Lengua Inglesa, y un año después cambia a la de Literatura del Japón.

En 1924 finaliza sus estudios universitarios y participa de varias revistas literarias de la época, entre ellas "Shinjicho" y "Bungei-jidai", debutando como escritor en 1926 con la publicación de "La bailarina de Izu".

Durante la década de 1920, Yasunari Kawabata vivió en el distrito de Asakusa (Taito, Tokio), experimentando con diferentes estilos de escritura hasta 1934, cuando se traslada a Kamakura (prefectura de Kanagawa, región de Kanto sobre la isla de Honshu), donde tras un periodo de vida social muy activa, se volvió extremadamente solitario.

Trabajó como periodista para el periódico "Mainichi Shimbun", uno de los más importantes de Japón durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), aunque se negó a participar en el fervor militarista que abundaba en esa época.

En el periodo de posguerra publicó varias de sus mejores obras, "Mil grullas" (1952), "El rumor de la montaña" (1954), "El maestro de Go" (1954) y "La casa de las bellas durmientes" (1961).

Golpeado por la muerte de su amigo y discípulo Yukio Mishima en 1970 y afectado por la enfermedad de Parkinson, Yasunari Kawabata se suicida en circunstancias que aún no están totalmente claras.

Libros destacados

  • País de nieve (1937)
  • Mil grullas (1952)
  • El maestro de Go (1954)
  • La casa de las bellas durmientes (1961)
  • Lo bello y lo triste (1965)
  • La bailarina de Izu (1926)

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Japón

Periodistas » Periodistas siglo XIX » Periodistas de Japón

Síguenos en