Frases de Yasmina Khadra

Ninguna miseria puede detener el curso de la vida. Lo que sueñan los lobos

Frases de "Lo que sueñan los lobos" (1999) Frases de Miseria


La riqueza de un hombre no está en lo que posee, sino en lo que deja tras él. El atentado

Frases de "El atentado" (2005) Frases de Riqueza


Hay silencios que se deben respetar. Al igual que las aguas estancas, apaciguan nuestra alma. Lo que el día debe a la noche

Frases de "Lo que el día debe a la noche" (2008) Frases de Relajación


Sonrío para no desentonar. La dicha es contagiosa. La ecuación de la vida

Frases de "La ecuación de la vida" (2011) Frases de Dicha


No hay diferencia entre el que se entrega y el que se niega a luchar. Es más, el primero tiene al menos el valor de ser un cobarde, mientras que el segundo ni siquiera eso. La última noche del Rais

Frases de "La última noche del Rais" (2015) Frases de Entrega


El mundo es así. Somos culpables por delegación y víctimas por defecto. Yo no he pedido ser un déspota. Ignoro cómo ha llegado a ocurrir. A que esperan los monos

Frases de "A que esperan los monos" (2014) Frases de Déspota


Los dioses solo son grandes porque los miramos desde abajo. Los ángeles mueren por nuestras heridas

Frases de "Los ángeles mueren por nuestras heridas" (2013) Frases de Dioses


El amor es una deliciosa inverosimilitud, un formidable quebradero de cabeza, un maravilloso desastre. La parte del muerto

Frases de "La parte del muerto" (2004) Frases de Formidable


Lo propio de todo nacimiento es estar abocado a un final. Las golondrinas de Kabul

Frases de "Las golondrinas de Kabul" (2002) Frases de Nacimiento


La enfermedad que me habita no se irá sin llevarme consigo. Las golondrinas de Kabul

Frases de "Las golondrinas de Kabul" (2002) Frases de Enfermedad


El tiempo no tiene edad... Somos nosotros los que hemos envejecido. Lo que el día debe a la noche

Frases de "Lo que el día debe a la noche" (2008) Frases de Envejecer


Hace un siglo que le va dando vueltas a ahuecar el ala. Argel se ha convertido para él en una auténtica camisa de fuerza. El barrio de su infancia ha dejado de emocionarle. Morituri

Frases de "Morituri" (1997) Frases de Barrio

Influencias

Autores relacionados

Assia Djebar David Foenkinos Yasmina Reza

Yasmina Khadra

Yasmina Khadra

Escritor y novelista argelino en lengua francesa, autor de "Las golondrinas de Kabul" (2002), "El atentado" (2005), "Las sirenas de Bagdad" (2006), "Lo que el día debe a la noche" (2008) y "La última noche del Rais" (2015).

Nombres

RealMohammed Moulessehoul

Biografía Yasmina Khadra

Yasmina Khadra nace en Kednasa, el Sáhara argelino, hijo de una mujer nómada y un enfermero, oficial del Ejército de Liberación Nacional.

En 1964 su padre lo envía a una escuela militar, realizando toda su educación en escuelas militares antes de servir como oficial en el ejército argelino.

Durante la Guerra Civil Argelina (1991-2002), Mohammed Moulessehoul (Yasmina Khadra) es uno de los principales líderes en la lucha contra las agrupaciones terroristas "Ejército Islámico de Salvación" (EIS) y "Grupo Islámico Armado" (GIA), llegando al grado de comandante.

Entre 1984 y 1989 Mohammed Moulessehoul publica seis novelas y gana diferentes premios literarios, luego comienza a usar su seudónimo femenino (los primeros nombres de su esposa) para evitar el Comité de censura militar.

En 2000 deja el ejército y un año después revela el verdadero nombre detrás de Yasmina Khadra en la novela autobiográfica "El escritor" (2001).

Entre sus obras destacan "Las golondrinas de Kabul" (2002), "El atentado" (2005), "Las sirenas de Bagdad" (2006), "Lo que el día debe a la noche" (2008) y "La última noche del Rais" (2015).

Libros destacados

  • Las golondrinas de Kabul (2002)
  • El atentado (2005)
  • Las sirenas de Bagdad (2006)
  • Lo que el día debe a la noche (2008)
  • La última noche del Rais (2015)
  • Houria (1984)

Libros de Yasmina Khadra »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argelia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Argelia

Síguenos en