Frases de William Wilkie Collins

01. Nuestras palabras parecen gigantes cuando pueden perjudicarnos y resultan pigmeos cuando intentan prestarnos un buen servicio. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Gigante + Pensamientos de "La dama de blanco"


02. La paz rige el día donde la razón rige la mente.

+ Frases de Razón


03. No soy más que un manojo de nervios vestido y arreglado para que parezca que soy un hombre. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Nervios + Pensamientos de "La dama de blanco"


04. Dejemos que esta noche nos hable la música en su lenguaje, más dichoso que el nuestro. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Noche + Pensamientos de "La dama de blanco"


05. No hay hombre sensato que se atreva a sostener un sutil intercambio de palabras con una mujer sin estar preparado para ello. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Sutil + Pensamientos de "La dama de blanco"


06. Mi hora del té son las cinco y media, y mis tostadas con mantequilla no esperan a nadie. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de + Pensamientos de "La dama de blanco"


07. El horrible misterio se cierne sobre nosotros en esta casa entra en mi cabeza como licor y me hace salvaje.

+ Frases de Horrible


08. Siempre he sostenido que el fenómeno de importante crecimiento en la sociedad moderna es la enorme prosperidad de los necios. "Sin nombre" (1862)

+ Frases de Prosperidad + Pensamientos de "Sin nombre"


09. Hay tres cosas que ninguno de los jóvenes de la presente generación son capaces de hacer. No pueden saborear el vino, no pueden jugar al whist y tampoco pueden decirle un piropo a una dama. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Generación + Pensamientos de "La dama de blanco"


10. El misterio que se esconde tras la belleza de las mujeres está fuera del alcance de las simples emociones humanas hasta que lo desentraña el misterio aún más profundo de nuestras propias almas. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Belleza + Pensamientos de "La dama de blanco"


11. Las lágrimas corrieron por su rostro. Su mano temblorosa buscó el apoyo de la mesa para poder sostenerse, mientras me tendía la otra. La tomé entre las mías, estrechándola con firmeza. Cayó mi cabeza sobre aquella mano fría. Mis lágrimas la humedecieron y mis labios se apretaron contra ella. No fue un beso de amor. Fue una contracción de agonía desesperada. "La dama de blanco" (1860)

+ Frases de Agonía + Pensamientos de "La dama de blanco"


12. Las dos mujeres -una tan magníficamente vestida, la otra con tanta sencillez; una en el esplendor de su belleza, la otra ajada y arruinada su salud; una con la sociedad a sus pies, la otra convertida en proscrita que vivía en la sombra inhóspita del reproche-, las dos mujeres se miraron cara a cara e intercambiaron las frías y silenciosas reverencias con que se saludan los desconocidos. "Marido y mujer" (1870)

+ Frases de Desconocido + Pensamientos de "Marido y mujer"

Influencias

Autores relacionados

Charles Dickens William Thackeray

William Wilkie Collins


Escritor, novelista, dramaturgo, periodista y abogado inglés, autor de "La dama de blanco" (1860), "Sin nombre" (1862), "Armadale" (1866), "La piedra lunar" (1868) Y "Marido y mujer" (1870).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Inglaterra

Abogados » Abogados siglo XIX » Abogados de Inglaterra

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Inglaterra

Periodistas » Periodistas siglo XIX » Periodistas de Inglaterra

Síguenos