Frases de William Shakespeare - Página 8

01. Ah, aquí me entregaré a la eternidad y me sacudiré de esta carne fatigada el yugo de estrellas adversas. ¡Ojos, mirad por última vez! ¡Brazos, dad vuestro último abrazo! Y labios, puertas del aliento, ¡Sellad con un beso un trato perpetuo con la ávida Muerte! Ven, amargo conductor; ven, áspero guía. Temerario piloto, ¡Lanza tu zarandeado navío contra la roca implacable! Brindo por mi amor. ¡Ah, leal boticario, tus drogas son rápidas! Con un beso muero. "Romeo y Julieta" (1595)

+ Frases de Veneno + Pensamientos de "Romeo y Julieta"


02. ¿Ya te has ido, amado, esposo, amante? De ti he de saber cada hora del día, pues hay tantos días en cada minuto... "Romeo y Julieta" (1595)

+ Frases de Esposo + Pensamientos de "Romeo y Julieta"


03. ¡Ah, no jures por la luna, esa inconstante que cada mes cambia en su esfera, no sea que tu amor resulte tan variable. "Romeo y Julieta" (1595)

+ Frases de Amar es correr riesgos + Pensamientos de "Romeo y Julieta"


04. (...) Para cebo de peces. Si no sirve para más, saciará mi venganza. Me deshonra y me fastidia medio millón, se ríe de mis pérdidas, se burla de mis ganancias, se mofa de mi pueblo, me estropea los negocios, enfría a mis amigos, calienta a mis enemigos. ¿Y por qué? Soy judío. Un judío, ¿No tiene ojos? Un judío, ¿No tiene manos, órganos, miembros, sentidos, deseos, emociones? ¿No come la misma comida, no le hieren las mismas armas, no le aquejan las mismas dolencias, no se cura de la misma manera, no le calienta y enfría el mismo verano e invierno que a un cristiano? Si nos pincháis, ¿No sangramos? Si nos hacéis cosquillas, ¿No reímos? Si nos envenenáis, ¿No morimos? Y si nos ofendéis, ¿No vamos a vengarnos? Si en lo demás somos como vosotros, también lo seremos en esto. Si un judío ofende a un cristiano, ¿Qué humildad le espera? La venganza. Si un cristiano ofende a un judío, ¿Cómo ha de pagarlo según el ejemplo cristiano? ¡Con la venganza! "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Judío + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


05. El diablo cita la biblia en su provecho. El alma perversa que alega santo testimonio es como un canalla de cara sonriente o hermosa manzana podrida por dentro. ¡Qué buena presencia tiene la impostura! "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Perverso + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


06. Ah, las palomas de Venus son diez veces más veloces en sellar un pacto de amor que en cumplir las promesas de fidelidad. "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Fidelidad + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


07. La cabeza podrá dictar leyes contra la pasión, pero el ardor puede más que la frialdad de una sentencia. "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Dictar + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


08. El contrato no te da ni una gota de sangre: dice expresamente "una libra de carne". Conque llévate lo tuyo, tu libra de carne; mas, si al cortarla viertes una gota de sangre cristiana, tus tierras y bienes serán confiscados, según las leyes de Venecia, en favor del Estado. "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Leyes + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


09. Lee el decreto tú mismo: ya que pides justicia, ten por cierto que tendrás más justicia de la que deseas. "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Justicia + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


10. Si la fortuna es mujer, conoce su oficio. "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Fortuna + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


11. -Nunca estoy alegre oyendo una música dulce. -Porque tienes ocupados los sentidos. Observa un rebaño indómito y salvaje o una manada de potros aún sin desbravar, saltando locamente, bufando y relinchando, como es propio de la sangre que les bulle. Si oyen un toque de trompeta o llega a sus oídos una melodía, verás cómo todos se paran al instante y se aquieta su briosa mirada con el grato poder de la música. Por eso fingió el poeta que Orfeo movía los árboles, las piedras y los ríos. Pues nada hay tan robusto, duro ni violento que no cambie por efecto de la música. El hombre sin música en el alma, insensible a la armonía de dulces sonidos, solo sirve para intrigas, traiciones y rapiñas. Sus impulsos son más turbios que la noche y sus propósitos, más oscuros que el Erebo. No te fíes de ese hombre. Escucha la música. "El mercader de Venecia" (1596)

+ Frases de Melodía + Pensamientos de "El mercader de Venecia"


12. ¡Yo no vengo, amigos, a concitar vuestras pasiones! Yo no soy orador como Bruto, sino, como todos sabéis, un hombre franco y sencillo, que amaba a su amigo, y esto lo saben bien los que públicamente me dieron licencia para hablar de él. ¡Porque no tengo ni talento, ni elocuencia, ni mérito, ni estilo, ni ademanes, ni el poder de la oratoria, que enardece la sangre de los hombres! Hablo llanamente y no os digo sino lo que todos conocéis. "Julio César" (1599)

+ Frases de Oratoria + Pensamientos de "Julio César"

Influencias

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Charles Dickens Christopher Marlowe Isabel I de Inglaterra Molière William Wordsworth

William Shakespeare

William Shakespeare

Escritor, poeta, dramaturgo y actor inglés, autor de "Romeo y Julieta" (1595), "El mercader de Venecia" (1596), "Hamlet" (1601), "Otelo" (1604) y "Macbeth" (1606).

Sobre William Shakespeare

William Shakespeare fue bautizado en Stratford-upon-Avon, siendo el tercero de los ocho hijos que tuvieron John Shakespeare, un próspero comerciante, y Mary Arden, que descendía de una familia de abolengo.

Si bien no se tiene constancias firmes, se cree que estudia en la escuela "Stratford Grammar School".

En 1582 William Shakespeare contrae matrimonio con Anne Hathaway, teniendo a su primera hija un año después y en 1585 gemelos.

Entre 1590 y 1613 permanece en Londres, donde trabaja como dramaturgo y publica entre otras obras "Romeo y Julieta" (1595), "Hamlet" (1601), "Otelo" (1604) y "Macbeth" (1606).

A principios de 1600 comienza finalmente, copropietario de la compañía teatral conocida como "Lord Chamberlain's Men".

En 1600 William Shakespeare se transforme en copropietario de la compañía teatral "Lord Chamberlain's Men", alcanzando tal popularidad, que tras la muerte de Isabel I y la subida al trono de Jacobo I, el nuevo monarca la tomaría bajo su protección, pasando a denominarse los "King's Men".

En 1611 se instala en su pueblo natal, donde adquiere una casa conocida como "New Place" y fallece unos años después.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XVI » Dramaturgos de Inglaterra

Poetas » Poetas siglo XVI » Poetas de Inglaterra

Actores » Actores siglo XVI » Actores de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XVI » Escritores de Inglaterra

Síguenos