Frases de William Faulkner - Página 3

01. El alcohol te enseña a confundir el fin con los medios. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Alcohol + Pensamientos de "El ruido y la furia"


02. Siempre se lamenta haber adquirido hábitos frívolos. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Frívolo + Pensamientos de "El ruido y la furia"


03. (...) Nunca se gana una batalla dijo. Ni siquiera se libran. El campo de batalla solamente revela al hombre su propia estupidez y desesperación, y la victoria es una ilusión de filósofos e imbéciles. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Campo de batalla + Pensamientos de "El ruido y la furia"


04. Las mujeres nunca son vírgenes. La pureza es un estado negativo y por tanto contrario a la naturaleza. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Pureza + Pensamientos de "El ruido y la furia"


05. Un artista es una criatura impulsada por demonios.

+ Frases de Artista


06. El dinero no vale nada; Lo que te compras sí. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Comprar + Pensamientos de "El ruido y la furia"


07. Le amaba no sólo a pesar sino por el hecho de ser él mismo incapaz de amor. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Incapaz + Pensamientos de "El ruido y la furia"


08. Cada hombre es árbitro de sus propias virtudes. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Árbitros + Pensamientos de "El ruido y la furia"


09. La mala salud es la razón primordial de la vida. Engendrado por la peste, en el seno de la corrupción, en decadencia. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Decadencia + Pensamientos de "El ruido y la furia"


10. A pesar de sus mezquinas trapacerías y de su hipocresía, ante las narices del señor no olería peor que algunos otros. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Hipocresía + Pensamientos de "El ruido y la furia"


11. (...) Con esa especie de gigantesca delicadeza del elefante al recoger cacahuetes. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Delicadeza + Pensamientos de "El ruido y la furia"


12. (...) Decía que los relojes asesinan el tiempo. Él dijo que el tiempo está muerto mientras es recontado por el tictac de las ruedecillas; Sólo al detenerse el reloj vuelve el tiempo a la vida. "El ruido y la furia" (1929)

+ Frases de Se detuvo el tiempo + Pensamientos de "El ruido y la furia"

Influencias

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Ernest Hemingway F. Scott Fitzgerald Gabriel García Márquez John Steinbeck

William Faulkner

William Faulkner

Escritor, novelista, ensayista, poeta, periodista y guionista estadounidense, autor de "El ruido y la furia" (1929), "Mientras agonizo" (1930), "Una rosa para Emily" (1930), "Luz de agosto" (1932) y "¡Absalón, Absalón!" (1936).

Sobre William Faulkner

William Faulkner nace en New Albany, aunque se cría en las cercanías de Oxford, lugar al que se trasladó la familia en 1902.

En 1915 abandona los estudios y comienza a trabajar en el banco del abuelo y tiempo después ingresa como piloto a la RAF (Real Fuerza Aérea Británica) durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Tras desempeñarse en diferentes oficios, comienza a trabajar como periodista en Nueva Orleans y publica su primer y único libro de poemas: "El fauno de mármol" (1924).

En 1929 William Faulkner publica "El sonido y la furia" y comienza su etapa más fértil desde el punto de vista artístico y creativo.

Luego llegarían entre otros los libros "Mientras agonizo" (1930), "Una rosa para Emily" (1930), "Luz de agosto" (1932), "¡Absalón, Absalón!" (1936) y "Una fábula" (1954).

William Faulkner gana entre otros el Premio Nobel de Literatura (1949), el premio Pulitzer (1955) y el Premio Nacional del Libro (1955).

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Poetas » Ensayistas » Poetas siglo XX

Ensayistas siglo XX » Poetas de Estados Unidos » Ensayistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Estados Unidos

Síguenos