Frases de Wilhelm Röpke

Pocos pueden cerrar todavía los ojos ante el contraste entre los éxitos extraordinarios de un orden social y económico que se apoya en las fuerzas reguladoras y estimulantes del mercado y de la libre empresa, por un lado, y, por el otro, los resultados de una redistribución constante del ingreso y la riqueza en aras de la igualdad. Es un contraste que a la larga se hace intolerable. Una u otro tendrá que ceder: la sociedad libre o el moderno Estado Benefactor.

Frases de Estado benefactor


(...) Otra característica común del Estado Benefactor y de la inflación crónica es que ambos fenómenos demuestran, en forma clara y aterradora, de qué manera ciertas fuerzas políticas socavan los cimientos de una economía y una sociedad libres y productivas. Ambos son el resultado de opiniones masivas, reclamaciones masivas, emociones masivas y pasiones masivas, y a ambos los dirigen esas fuerzas en contra de la propiedad, la ley, la diferenciación social, la tradición, la continuidad y el interés común.

Frases de Estado benefactor


Tan de temer es que la exageración de los derechos de la sociedad degenere en colectivismo como que las demasías de los derechos individuales desemboquen en el límite extremo del anarquismo. La propiedad privada degenera en plutocracia, la autoridad en esclavitud y opresión, la democracia en capricho y demagogia. Cualesquiera que sean las orientaciones o corrientes políticas que quieran ponerse como ejemplo, todas ellas se cavan su propia tumba si se consideran a sí mismas como valores absolutos y no respetan sus propios límites

Frases de Esclavitud


Lo curioso es que este hinchado Estado Benefactor nuestro es en realidad un anacronismo. La asistencia pública organizada en beneficio de los económicamente débiles tuvo origen e importancia en un período determinado de la historia económica y social, el período entre la sociedad preindustrial y la sociedad industrial avanzada de hoy, cuando el antiguo patrón social se deshizo y el individuo, privado de su apoyo, se convirtió en desvalido proletario. (...) La paradoja está en que hoy en día el moderno Estado Benefactor lleva al exceso el sistema de ayuda masiva organizada por el Estado precisamente en un momento en que los países económicamente avanzados han salido en gran medida de aquel período de transición y en que, por tanto, las potencialidades de autoayuda voluntaria, por parte del individuo o del grupo, están muy acentuadas.

Frases de Estado benefactor


La distorsión de todas las relaciones de precios, la coexistencia de mercados "oficiales" y "negros" y el antagonismo entre quienes operan en el mercado y el Estado, que lucha desesperadamente por conservar su autoridad, conducen al final a una situación caótica, en la que falta prácticamente toda clase de orden, ya sea el propio de la economía social de mercado, ya sea el de tipo colectivista.

Frases de Precio


(...) Si hemos de tomar en serio el respeto por la persona humana, debemos medir el progreso por el grado en que se puede pretender que las grandes masas del pueblo se mantengan con sus propios recursos y bajo su propia responsabilidad, mediante el ahorro y el seguro, y las múltiples formas de ayuda voluntaria de grupo.

Frases de Ahorro


Estas son las cuestiones que surgen en primer término. Pero son también aquellas a las que busca respuesta un solo hombre -el autor- (...) y cuya respuesta no puede ser sino subjetiva, aunque esté fundamentada en argumentaciones irrefutables y experiencias generales. Así, pues, no se trata sólo de un culto a la sinceridad, sino también a la oportunidad, comenzar por uno mismo, intentando determinar con la mayor exactitud su propia postura político-social y económica.

Frases de Sinceridad


En ausencia de una cantidad suficiente de personas auténticamente necesitadas, es preciso inventarlas, de modo que la nivelación de la riqueza hacia abajo, hasta un promedio normal que satisface las injusticias sociales, se pueda justificar con frases moralizantes. El lenguaje del antiguo gobierno paternal sigue en uso, lo mismo que sus categorías, pero todo ello se está convirtiendo en una pantalla que oculta la nueva cruzada en contra de todo lo que ose exceder el promedio, ya sea en ingresos, riqueza o desempeño.

Frases de Injusticia


La inflación alemana de los años 1920-1923 quedará siempre en la memoria del mundo para ejemplo de cómo un continuado aumento del dinero le permite al Gobierno tapar momentáneamente el hueco abierto en las finanzas públicas. Pero también de cómo tan despreocupada y alevosa cobertura de los gastos públicos tiene como consecuencia un aumento de precios sin precedentes, un exasperante empobrecimiento de la mayoría con el desvergonzado enriquecimiento de la minoría más opulenta y, por último, de la peligrosa desintegración de la economía y de la sociedad.

Frases de Inflación


En la relación entre cantidad de dinero y cantidad de bienes que por él se cambia está el principal motivo determinante del valor o poder adquisitivo del dinero (teoría cuantitativa o de la escasez del dinero). Si se producen esas graves enfermedades del dinero que calificamos en inflación y deflación, que se caracterizan por agudos y repentinos cambios en el poder adquisitivo del dinero, tendremos que buscar sus causas en un gran aumento o en una gran disminución de la cantidad de dinero, a la cual tendremos que agregar siempre el dinero bancario (contracción o expansión del crédito).

Frases de Poder adquisitivo


Si un país subdesarrollado no obtiene acceso a la fuente de los mercados extranjeros de capital debido a sus propias políticas nacionalistas y socialistas, entonces debe buscar un suministro de capital político. El dinero que no fluye libremente hay que bombearlo con conferencias diplomáticas, propaganda y amenazas abiertas o disfrazadas, aun bajo pena de que el flujo pueda evaporarse o desaparecer en el calor de las mismas pasiones que ya secaron la fuente original.

Frases de País


(...) Pero cuanto más aumenta la inflación, tanto más se acentúa la presión, que se trata de compensar mediante la economía coercitiva. Y tanto más amplia y desconsiderada ha de ser también la economía coercitiva para poder detener la creciente presión de la inflación, siendo lícito que nos preguntemos si es posible semejante economía coercitiva sin la esclavitud del totalitarismo de que el Tercer Reich dio tan pavoroso ejemplo.

Frases de Inflación

Contexto histórico

Escuela Austríaca de Economía Pacifismo Primera Guerra Mundial Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Wilhelm Röpke

Influenciado por... [mostrar]

Ocupación

Economistas » Economistas siglo XX » Economistas de Alemania

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Alemania

Wilhelm Röpke

Frases de Wilhelm Röpke

Frases de Wilhelm Röpke: Economista y profesor de economía alemán, considerado el principal teórico de la doctrina de la economía social de mercado, que se implementara en Alemania Federal en los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y que dio origen al llamado "milagro alemán".

Biografía Wilhelm Röpke

Wilhelm Röpke nació en un hogar tradicional protestante, de padre médico rural descendiente de familias burguesas de los ducados de Bremen y Verlen.

A los 14 años asistió al "Gymnasium" en la ciudad de Stade, a orillas del Elba, donde se graduó en 1917.

Allí recibió una educación inicial normal para los jóvenes de aquella época basada en los estudios humanísticos.

Con 18 años de edad, Wilhelm Röpke participó de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), hecho que lo marcó profundamente y lo llevó a ser un acérrimo enemigo de las confrontaciones bélicas.

Estudió Sociología y Economía, obteniendo en 1921 un doctorado en la Universidad de Marburgo y dedicándose posteriormente a dictar clases en las universidades de Jena, Graz, Marburgo y Estambul.

En 1922, Wilhelm Röpke comienza a trabajar como asesor del gobierno alemán y tiempo después, como miembro de la comisión de desempleo.

Tras pronunciarse enérgicamente contra la subida de Adolf Hitler al poder en 1933, debe exiliarse forzosamente, trasladándose hacia Turquía.

Instalado en Estambul, da clases como profesor de economía hasta 1937, año en que viaja a Ginebra (Suiza) para hacerse cargo de un puesto en el Instituto de Estudios Internacionales.

En 1950, Wilhelm Röpke es nombrado asesor del gobierno del primer ministro alemán Konrad Adenauer, trabajando en lo que se considera la base teórica de la política económica del "milagro alemán".

Participa en la fundación de la Sociedad Mont Pelerin junto a Friedrich Hayek y Albert Hunold, siendo su presidente entre 1961 y 1962.

Tiempo después es co-editor de las revistas "Kyklos" y "Studium Generale", falleciendo inesperadamente de un ataque al corazón.

Wilhelm Röpke fue un incondicional promotor de la economía de mercado y del comercio libre, pero sin limitarse a lo que estaba dentro del juego de oferta y demanda o tasas de interés, sino que hizo especial hincapié hacia lo que trasciende al ser humano.

Wilhelm Röpke estaba convencido de que no sólo se necesita de instituciones promotoras de la libertad para que la economía de mercado funcione, sino que debe mantenerse un código de valores, que incluya sobre todo los humanitarios, como la protección de los débiles y desposeídos.

Entre las numerosas distinciones que recibió a lo largo de su vida, están el Doctorado Honoris causa de la Universidad de Columbia (1954), de la Universidad de Ginebra (1960), y de la Universidad Técnica de Munich (1964), además de concederle en 1964 a Wilhelm Röpke la condecoración Gran Cruz del Mérito, con estrella, de la República Federal de Alemania.

Libros destacados

  • Mas allá de la Oferta y la Demanda (1960)
  • Crisis y cíclos (1936)
  • Introducción a la economía política (1937)
  • La crisis social de nuestro tiempo (1942)
  • Inflación Reprimida (1947)
  • Los países subdesarrollados (1953)

Enlaces

Síguenos en