Frases de Voltaire - Página 8

01. El destino del hombre era vivir en las convulsiones de la angustia o en el letargo del tedio. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Tedio + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


02. Generalmente los que manejan los negocios públicos perecen a veces miserablemente, y que bien se lo merecen. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Funcionario público + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


03. Es gran satisfacción ver y hacer cosas nuevas. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Satisfacción + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


04. Muy distinto país es éste de Westfalia y del castillo del señor barón...Es necesario viajar. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Viajar + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


05. El trabajo nos libra de tres insufribles calamidades: el aburrimiento, el vicio y la necesidad. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Calamidades + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


06. Qué deleznables son las riquezas de este mundo; nada hay sólido, como no sea la virtud y la dicha. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Virtud + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


07. A los tontos todo les maravilla en un autor apreciado; pero yo, que leo para mí, sólo apruebo lo que me gusta. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Autor + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


08. Si éste es el mejor de los mundos posibles, ¿Cómo serán los otros? "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Mundo + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


09. Cuando uno está enamorado, celoso y azotado por la Inquisición, no sabe lo que hace. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Inquisición + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


10. He recorrido muchas provincias: en unas la mitad de los habitantes son locos, en otras, demasiado astutos; en éstas, bastante buenazos y bastante tontos; en aquéllas se dan de inteligentes. En todas la ocupación principal es el amor, murmurar la segunda, decir majaderías la tercera. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Habitantes + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


11. Venga usted a verme; su presencia me dará la vida o hará que me muera de placer. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Presencia + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"


12. Dios mío, ¡Qué príncipe! Tan hermoso como yo, lleno de dulzura y atractivos, brillante el ingenio, ardiente de amor: yo lo amaba como quien quiere por vez primera, con idolatría, con arrebato. "Cándido o El optimismo" (1759)

+ Frases de Príncipe + Pensamientos de "Cándido o El optimismo"

Influencias

Autores relacionados

Barón De Montesquieu Denis Diderot Jean-Jacques Rousseau Victor Hugo

Voltaire


Escritor y filósofo francés, autor de "Edipo" (1718), "Cartas filosóficas" (1734), "Zadig o El destino" (1748), "Cándido o El optimismo" (1759), "Diccionario filosófico" (1764) y "Tratado sobre la tolerancia" (1767).

Sobre Voltaire

Francois Marie Arouet, más conocido como Voltaire fue el quinto hijo de una familia noble, cuyo padre fue el notario Francois Arouet y Marie Marguerite d'Aumary la madre, quien murió cuando Voltaire tenía siete, en 1701.

Entre 1704 y 1711 estudió en el colegio jesuita "Louis-le-Grand", donde aprendió latín y griego.

Terminado el colegio, estudió derecho y en 1713 ingresó en La Haya como secretario de embajada, donde fue expulsado al tiempo.

Cuando murió Luis XIV (1715), el Duque de Orleáns asumió la regencia y Voltaire le dedicó una sátira que le valió un año de reclusión en la Bastilla.

En 1718 publicó la obra de teatro "Edipo" con gran aceptación, pero por una disputa con el noble De Rohan tuvo encarcelado nuevamente por cinco meses, luego fue desterrado a Gran Bretaña.

En 1728 regresó a Francia, donde comienza a difundir su pensamiento político y seis años después, en 1734 se ordena su detención por escritos suyos que hablan sobre la religión, pero Voltaire se refugia en el castillo de Madame Châtelet.

En 1742 viaja a Berlín (Alemania), donde fue nombrado académico, historiógrafo y Caballero de la Cámara real.

Su pérdida de prestigio en la corte y la muerte de Madame Châtelet (1749) movieron a Voltaire a aceptar la invitación de Federico II y trasladarse a Ginebra (Suiza), donde tiempo después tuvo deferentes altercados con los calvinistas primero y luego con los católicos.

En 1778 volvió a París, donde murió en mayo.

Voltaire se convierte en el modelo para la burguesía liberal y anticlerical y en la pesadilla de los religiosos; fue un ferviente opositor a la religión, la superstición y el fanatismo religioso, aunque Voltaire no fue ateo, sino deísta.

Libros destacados

  • Cándido o El optimismo (1759)
  • Tratado sobre la tolerancia (1767)
  • Edipo (1718)
  • Historia de Carlos XII (1730)
  • Cartas filosóficas (1734)
  • Zadig o El destino (1748)

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Francia

Filósofos » Filósofos siglo XVIII » Filósofos de Francia

Síguenos