Frases de Voltaire


La belleza complace los ojos; la dulzura encadena el alma.

Frases de Dulzura

La providencia nos ha dado el sueño y la esperanza como compensación a los cuidados de la vida.

Frases de Providencia

El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes hombres es de no hablar nunca de ellos.

Frases de Hablar

Quien no es más que justo, es duro.

Frases de Justo

Todas las glorias de este mundano valen lo que un buen amigo.

Frases de Buen amigo

No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.

Frases de Muerte

Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es casi incurable.

Frases de Fanatismo

Si no existiera dios habría que inventarlo.

Frases de Dios

Quienes creen que el dinero lo hace todo terminan haciendo todo por dinero.

Frases de Dinero

El verdadero valor consiste en saber sufrir.

Frases de Valor

La felicidad nos espera en algún sitio a condición de que no vayamos a buscarla.

Frases de Sitio

El sentido común no es nada común.

Frases de Sentido común

Contexto histórico

Ilustración - Liberalismo - Los Enciclopedistas - Neoclasicismo - Revolución Francesa

Influencias Voltaire

Relacionados con Voltaire

Barón De Montesquieu - Denis Diderot - Jean-Jacques Rousseau - Victor Hugo

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Francia

Filósofos » Filósofos siglo XVIII » Filósofos de Francia

Voltaire

Biografía de Voltaire

Nace: 21 de noviembre de 1694 - París, Francia

Muere: 30 de mayo de 1778 - París, Francia

Escritor y filósofo francés, unos de los principales representantes de la Ilustración y figura intelectual dominante de su época.

Francois Marie Arouet, más conocido como Voltaire fue el quinto hijo de una familia noble, cuyo padre fue el notario Francois Arouet y Marie Marguerite d'Aumary la madre, quien murió cuando Voltaire tenía siete, en 1701. Entre 1704 y 1711 estudió en el colegio jesuita "Louis-le-Grand", donde aprendió latín y griego. Terminado el colegio, estudió derecho y en 1713 ingresó en La Haya como secretario de embajada, donde fue expulsado al tiempo. Cuando murió Luis XIV (1715), el Duque de Orleáns asumió la regencia y Voltaire le dedicó una sátira que le valió un año de reclusión en la Bastilla. En 1718 publicó la obra de teatro "Edipo" con gran aceptación, pero por una disputa con el noble De Rohan tuvo encarcelado nuevamente por cinco meses, luego fue desterrado a Gran Bretaña. En 1728 regresó a Francia, donde comienza a difundir su pensamiento político y seis años después, en 1734 se ordena su detención por escritos suyos que hablan sobre la religión, pero Voltaire se refugia en el castillo de Madame Châtelet. En 1742 viaja a Berlín (Alemania), donde fue nombrado académico, historiógrafo y Caballero de la Cámara real. Su pérdida de prestigio en la corte y la muerte de Madame Châtelet (1749) movieron a Voltaire a aceptar la invitación de Federico II y trasladarse a Ginebra (Suiza), donde tiempo después tuvo deferentes altercados con los calvinistas primero y luego con los católicos. En 1778 volvió a París, donde murió en mayo. Voltaire se convierte en el modelo para la burguesía liberal y anticlerical y en la pesadilla de los religiosos; fue un ferviente opositor a la religión, la superstición y el fanatismo religioso, aunque Voltaire no fue ateo, sino deísta.

Obras destacadas

  • Edipo (1718)
  • Historia de Carlos XII (1730)
  • El templo del gusto (1733)
  • Cartas filosóficas o Cartas inglesas (1734)
  • Diccionario filosófico (1764)
  • La Henriada (1728)

Enlaces