Frases de Vladimir Nabokov

(...) Pues morimos cada día; El olvido prospera no con fémures secos sino con vidas llenas de savia y nuestros mejores ayeres, son ahora fétidos montones de nombres arrugados, números telefónicos y fichas descoloridas. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Descuido


(...) No se preocupe de esas tonterías. Una vez que usted lo transmute en poesía, todo eso será cierto, y los personajes estarán vivos. La verdad purificada del poeta no puede causar dolor ni ofensa. El arte verdadero está por encima del falso honor. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Ofensa


Frost es el autor de uno de los más grandes poemas cortos de la lengua inglesa, un poema que todos los niños norteamericanos saben de memoria, acerca de los bosques invernales, y el crepúsculo desolado, y las dulces reconvenciones de los cencerros del caballo en el aire que se oscurece, y el final prodigioso y conmovedor, los dos últimos versos idénticos en cada sílaba, pero uno personal y físico y el otro metafísico y universal. No me atrevo a citarlos de memoria por temor de desplazar una de esas preciosas palabritas. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Universal


El guante se alegra de perderse. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Perderse


Simples resortes y espirales producían los movimientos internos de este hombre mecánico. Podía haber sido calificado de puritano. Una aversión esencial, formidable en su simplicidad, invadía su alma obtusa: aversión a la injusticia y al engaño. La unión de ambos -siempre iban juntos- le inspiraba un repudio terco y apasionado que no tenía ni necesitaba palabras para expresarse. Una aversión como esa hubiera merecido elogios de no haber sido el subproducto de la irremediable estupidez del individuo. Llamaba injusto y engañoso a todo aquello que superaba su entendimiento. Adoraba las ideas generales y lo hacía con un aplomo pedante. Lo general era divino, lo concreto diabólico. Si una persona era pobre y otra rica no importaba lo que había causado la ruina de uno o la riqueza del otro; la diferencia misma era injusta, y el pobre que no la denunciaba era tan malvado como el rico que la ignoraba. Las gentes que sabían demasiado, científicos, escritores, matemáticos, cristalógrafos, etc. , no valían más que los reyes o los sacerdotes: todos detentaban una parte injusta del poder que habían quitado con imposturas a los otros. Un hombre sencillo y honesto debía esperarse alguna mala jugada astuta de parte de la naturaleza y de su vecino. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Diabólico


Todas las religiones se basan en una terminología pasada de moda. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Pasado de moda


No me considero un verdadero artista, salvo en un punto: puedo hacer lo que sólo puede hacer un verdadero artista: precipitarme sobre la mariposa olvidada de la revelación Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Verdadero artista


Los siete pecados capitales son pecadillos, pero sin tres de ellos: el Orgullo, la Lujuria y la Pereza, quizá nunca hubiese nacido la poesía. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Pecados capitales

Contexto histórico

Modernismo Revolución de Octubre Revolución rusa Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Vladimir Nabokov

Autores relacionados

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski James Joyce

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XIX » Críticos literarios de Rusia

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Rusia

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Rusia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Rusia

Vladimir Nabokov

Frases de Vladimir Nabokov

Frases de Vladimir Nabokov: Escritor, novelista, poeta y crítico estadounidense de origen ruso, autor de "Las otras orillas" (1954), "Lolita" (1955), "Pnin" (1957), "Pálido fuego" (1962), "Ada o el ardor" (1969).

Biografía Vladimir Nabokov

Vladimir Nabokov nace en una familia de la aristocracia rusa, que hablaba en ruso, inglés y francés, por lo que desde pequeño habló con fluidez los tres idiomas.

En 1919 abandona Rusia junto a su familia escapando de la Revolución Rusa (1917), dirigiéndose hacia Alemania y luego a Inglaterra.

En 1922 Vladimir Nabokov se gradúa en la Universidad de Cambridge (Inglaterra) con la máxima calificación y su padre es asesinado, presuntamente por extremistas rusos.

En 1923 vuelve a Alemania y adquiere notoriedad como escritor, permaneciendo hasta 1937 para luego cambiar su residencia a Francia.

En 1940 Vladimir Nabokov se traslada a Estados Unidos huyendo de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), donde perdería la vida el hermano en un campo de concentración alemán.

En 1959 se establece definitivamente en Suiza, donde vive hasta la muerte, acaecida en 1977.

Vladimir Nabokov es famoso por sus argumentos complejos, sus inteligentes juegos de palabras y su uso de la repetición de sonidos consonantes (fonemas) al principio de palabras o de sílabas acentuadas, llamado aliteración.

Libros destacados

  • Lolita (1955)
  • Pálido fuego (1962)
  • Ada o el ardor (1969)
  • Rey, dama, valet (1928)
  • La defensa (1930)
  • Desesperación (1936)

Enlaces

Síguenos en