Frases de Vladimir Nabokov

Lo espantoso de morirse es que se queda uno tan librado a sí mismo. Lolita

Frases de "Lolita" (1955) Frases de Alma en pena


Un cambio de ambiente es la falacia tradicional sobre la cual descansan los amores -y los pulmones- condenados. Lolita

Frases de "Lolita" (1955) Frases de Ambiente


Ahora hay que ser científico si se quiere ser asesino. No, yo no era una cosa ni la otra. Señores y señoras del jurado, la mayoría de los delincuentes sexuales que anhelan un contacto palpitante, suavemente plañidero, pero no forzosamente copulativo, con una jovencita, son extranjeros inocuos, inadaptados, pasivos, tímidos, sólo piden a la comunidad que les permita observar su comportamiento inofensivo y soi-disant aberrante, sus ínfimas, cálidas, húmedas manías privadas de desviación sexual, sin que la policía y la sociedad caiga sobre ellos. ¡No somos demonios sexuales! ¡No violamos como los buenos soldados! Somos caballeros tristes, suaves, con ojos de perro, con bastante demonio para sofrenar nuestra ansiedad en presencia de adultos, pero dispuestos a dar años y años de vida por una sola oportunidad de tocar a una nínfula. Hay que descartarlo: no somos asesinos. Los poetas nunca matan. Lolita

Frases de "Lolita" (1955) Frases de Demonio


Imagíname: no puedo existir si no me imaginas. Trata de discernir a la liebre en mí, temblando en la selva de mi propia iniquidad; y hasta sonríe un poco. Lolita

Frases de "Lolita" (1955) Frases de Existir


Hay dos clases de memoria visual: con una, recreamos diestramente una imagen en el laboratorio de nuestra mente con los ojos abiertos (y así veo a Annabel, en términos generales tales como "piel color de miel", "brazos delgados", "pelo castaño y corto", "pestañas largas", "boca grande, brillante"); con la otra, evocamos instantáneamente con los ojos cerrados, en la oscura intimidad de los párpados, el objetivo, réplica absolutamente óptica de un rostro amado, un diminuto espectro de colores naturales. Lolita

Frases de "Lolita" (1955) Frases de Visual


Tantas veces, casi todas las noches, durante la primavera de 1959, he temido por mi vida. La soledad es el campo de juego de Satanás. No puedo describir los abismos de mi soledad y de mi aflicción. (...) Todo el mundo sabe cuán dados al regicidio son los zemblanos: dos reinas, tres reyes y catorce pretendientes murieron de muerte violenta, estrangulados, apuñalados, envenenados y ahogados en el curso de un solo siglo (1700-1800). Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Satanás


Todos los colores me hacían feliz, incluso el gris. Mis ojos eran tales que literalmente fotografiaban. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Gris


Estamos muy artísticamente enjaulados... Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Libertad de pensamiento


El sol es un ladrón: atrae al mar y le roba. La luna es una ladrona: hurta su luz plateada al sol. El mar es un ladrón: disuelve la luna. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Ladrón


El sistema de calefacción era una broma, pues dependía de unos reguladores instalados en el piso desde donde las tibias exhalaciones de una caldera palpitante y quejumbrosa situada en el sótano se difundía en las habitaciones con la debilidad del último suspiro de un moribundo. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Moribundo


Ningún hombre libre necesita un Dios; ¿Pero era yo libre? Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Dios existe


¿Qué momento de la desintegración gradual elige la resurrección? ¿Qué año? ¿Qué día? ¿Quién tiene el cronómetro? ¿Quién arrolla la cinta? ¿Son algunos menos afortunados o escapan todos? Silogismo: Otros hombres mueren; pero yo no soy otro; por lo tanto no moriré. Pálido fuego

Frases de "Pálido fuego" (1962) Frases de Resurrección

Influencias

Autores relacionados

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski James Joyce

Vladimir Nabokov

Vladimir Nabokov

Escritor, novelista, poeta y crítico estadounidense de origen ruso, autor de "Las otras orillas" (1954), "Lolita" (1955), "Pnin" (1957), "Pálido fuego" (1962), "Ada o el ardor" (1969).

Biografía Vladimir Nabokov

Vladimir Nabokov nace en una familia de la aristocracia rusa, que hablaba en ruso, inglés y francés, por lo que desde pequeño habló con fluidez los tres idiomas.

En 1919 abandona Rusia junto a su familia escapando de la Revolución Rusa (1917), dirigiéndose hacia Alemania y luego a Inglaterra.

En 1922 Vladimir Nabokov se gradúa en la Universidad de Cambridge (Inglaterra) con la máxima calificación y su padre es asesinado, presuntamente por extremistas rusos.

En 1923 vuelve a Alemania y adquiere notoriedad como escritor, permaneciendo hasta 1937 para luego cambiar su residencia a Francia.

En 1940 Vladimir Nabokov se traslada a Estados Unidos huyendo de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), donde perdería la vida el hermano en un campo de concentración alemán.

En 1959 se establece definitivamente en Suiza, donde vive hasta la muerte, acaecida en 1977.

Vladimir Nabokov es famoso por sus argumentos complejos, sus inteligentes juegos de palabras y su uso de la repetición de sonidos consonantes (fonemas) al principio de palabras o de sílabas acentuadas, llamado aliteración.

Libros destacados

  • Lolita (1955)
  • Pálido fuego (1962)
  • Ada o el ardor (1969)
  • Rey, dama, valet (1928)
  • La defensa (1930)
  • Desesperación (1936)

Enlaces

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XIX » Críticos literarios de Rusia

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Rusia

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Rusia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Rusia

Síguenos en