Frases de Viktor Frankl

(...) Se puede convertir la experiencia en victorias, la vida en un triunfo interno. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Nuevas experiencias


Al cumplir un sentido, el hombre se realiza a sí mismo. Si cumplimos el sentido del sufrimiento, realizamos lo más humano del ser humano, maduramos, crecemos, crecemos más allá de nosotros mismos. Incluso cuando nos encontramos sin remedio y sin esperanza, enfrentados a situaciones que no podemos modificar, incluso entonces estamos llamados y se nos pide que cambiemos nosotros mismos. Ante el vacío existencial

Frases de "Ante el vacío existencial" (1980) Frases de Sufrimiento


Cuando hablábamos de los intentos de infundir en el prisionero ánimo para superar su situación, decíamos que había que mostrarle algo que le hiciera pensar en el porvenir. Había que recordarle que la vida todavía le estaba esperando, que un ser humano aguardaba a que él regresara. Pero, ¿Y después de la liberación? Algunos se encontraron con que nadie les esperaba. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Liberación


La libertad no es más que el aspecto negativo de cualquier fenómeno, cuyo aspecto positivo es la responsabilidad. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Responsabilidad


Vive como si ya estuvieras viviendo por segunda vez y como si la primera vez ya hubieras obrado tan desacertadamente como ahora estás a punto de obrar. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Primera vez


Ante una situación anormal, la reacción anormal constituye una conducta normal. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Anormal


Los que estuvimos en campos de concentración recordamos a los hombres que iban de barracón en barracón consolando a los demás, dándoles el último trozo de pan que les quedaba. Puede que fueran pocos en número, pero ofrecían pruebas suficientes de que al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas -la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias- para decidir su propio camino. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Elección


Cuando uno se enfrenta con una situación inevitable, insoslayable, siempre que uno tiene que enfrentarse a un destino que es imposible cambiar, por ejemplo, una enfermedad incurable, un cáncer que no puede operarse, precisamente entonces se le presenta la oportunidad de realizar el valor supremo, de cumplir el sentido más profundo, cual es el del sufrimiento. Porque lo que más importa de todo es la actitud que tomemos hacia el sufrimiento, nuestra actitud al cargar con ese sufrimiento. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Cáncer


Vivimos en el seno de una "affluent society", estamos sobresaturados de incentivos a través de los "mass media" y nos hallamos en la edad de la píldora. Si no queremos quedar sepultados bajo esta oleada de incentivos, si no queremos hundirnos en una total promiscuidad, entonces tenemos que aprender a distinguir entre lo que es esencial y lo que no lo es, entre lo que tiene sentido y no lo tiene, entre lo que es responsable y lo que no. Ante el vacío existencial

Frases de "Ante el vacío existencial" (1980) Frases de Distinguir


El momento más terrible de las 24 horas de la vida en un campo de concentración era el despertar, cuando, todavía de noche, los tres agudos pitidos de un silbato nos arrancaban sin piedad de nuestro dormir exhausto y de las añoranzas de nuestros sueños. Empezábamos entonces a luchar con nuestros zapatos mojados en los que a duras penas podíamos meter los pies, llagados e hinchados por el edema. Y entonces venían los lamentos y quejidos de costumbre por los pequeños fastidios, tales como enganchar los alambres que reemplazaban a los cordones. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Campo de concentración


Nunca olvidaré una noche en la que me despertaron los gemidos de un prisionero amigo, que se agitaba en sueños, obviamente víctima de una horrible pesadilla. Dado que desde siempre me he sentido especialmente dolorido por las personas que padecen pesadillas angustiosas, quise despertar al pobre hombre. Y de pronto retiré la mano que estaba a punto de sacudirle, asustado de lo que iba a hacer. Comprendí en seguida de una forma vivida, que ningún sueño, por horrible que fuera, podía ser tan malo como la realidad del campo que nos rodeaba y a la que estaba a punto de devolverle. El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Pesadilla


El silbato de la locomotora tenía un sonido misterioso, como si enviara un grito de socorro en conmiseración del desdichado cargamento que iba destinado a la perdición. Entonces el tren hizo una maniobra, nos acercábamos sin duda a una estación principal. Y, de pronto, un grito se escapó de los angustiados pasajeros: "¡Hay una señal, Auschwitz!" Su solo nombre evocaba todo lo que hay de horrible en el mundo: cámaras de gas, hornos crematorios, matanzas indiscriminadas. El tren avanzaba muy despacio, se diría que estaba indeciso, como si quisiera evitar a sus pasajeros, cuanto fuera posible, la atroz constatación: ¡Auschwitz! El hombre en busca de sentido

Frases de "El hombre en busca de sentido" (1946) Frases de Auschwitz

Influencias

Autores relacionados

Abraham Maslow Alfred Adler Erich Fromm Sigmund Freud

Ocupación

Neurólogos » Neurólogos siglo XX » Neurólogos de Austria

Psiquiatras » Psiquiatras siglo XX » Psiquiatras de Austria

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Austria

Viktor Frankl


Escritor, neurólogo y psiquiatra austríaco, fundador de la Logoterapia y autor de "El hombre en busca de sentido" (1946), "La voluntad de sentido" (1972), "El hombre doliente" (1975) y "Ante el vacío existencial" (1980).

Nombres

RealViktor Emil Frankl

Biografía Viktor Frankl

Viktor Frankl nace en el seno de una familia de clase media, siendo el segundo de tres hermanos y crece en un ambiente lleno de tradiciones y cuidados.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) sufre la estrechez económica y las penurias para conseguir alimentos.

Entre 1933 y 1942 Viktor Frankl trabaja en numerosos lugares, entre ellos el Hospital General de Viena y el departamento de neurología del Hospital Rothschild.

En 1941 contrae matrimonio con Tilly Grosser y un año después es deportado junto a su familia al campo de concentración de Theresienstadt (República Checa), luego a Auschwitz (Polonia) y finalmente a Kaufering y Türkheim (Alemania).

El 27 de abril de 1945 Viktor Frankl es liberado, siendo el único integrante de su familia que pudo sobrevivir al holocausto.

En 1947 contrae matrimonio con Eleonore Schwindt y tiempo después es nombrado Profesor Asociado de neurología y psiquiatría en la facultad de medicina de la Universidad de Viena.

Viktor Frankl fallece de un ataque cardíaco a los 92 años, dejando un legado de amor a la vida y esperanza hacia el ser humano.

Libros destacados

  • El hombre en busca de sentido (1946)
  • La psicoterapia en la práctica médica (1947)
  • La voluntad de sentido (1972)
  • El hombre doliente (1975)
  • Ante el vacío existencial (1980)
  • Logoterapia y análisis existencial (1987)

Enlaces

Síguenos en