Frases de Vasili Grossman

(...) En los casos de exterminios masivos de personas la población local no profesa un odio sanguinario contra las mujeres, los ancianos y los niños que van a ser aniquilados. Por ese motivo, la campaña para el exterminio masivo de personas exige una preparación especial. En este caso no basta tan sólo con el instinto de conservación: es necesario incitar en la población el odio y la repugnancia.

Frases de Exterminio


¿Qué puedo decirte de los seres humanos? Me sorprenden tanto por sus buenas cualidades como por las malas. Son extraordinariamente diferentes, aunque todos conocen un idéntico destino. Imagínate a un grupo de gente bajo un temporal: la mayoría se afanará por guarecerse de la lluvia, pero eso no significa que todos sean iguales. Incluso en esa tesitura cada cual se protege de la lluvia a su manera.

Frases de Grupo


¿Cómo es posible que en estos tiempos la vivienda de un escritor sea registrada y el manuscrito de su libro incautado? El manuscrito podría incluso estar lleno de imperfecciones, pero ha sido escrito con el corazón en la mano, ha sido escrito en nombre de la verdad y del amor por el pueblo. Y ahora el autor es amenazado con acabar en la cárcel sólo porque se atreve a exteriorizar la angustia que siente.

Frases de Cárcel


La gente de los campos, la gente de la cárcel, la gente que se ha escapado de la prisión, la gente que marcha hacia su muerte conoce el extraordinario poder de la música. Nadie siente la música como los que han conocido la prisión y el campo, como los que marchan hacia la muerte. La música que roza al moribundo no resucita en su alma la esperanza ni la razón, sino el milagro agudo y sobrecogedor de la vida.

Frases de Prisión


(...) La operación se efectuaba con absoluta naturalidad, siempre se hablaba de ella en tono de broma. Si se llevaba a cabo con ayuda de una pistola, Keize decía "disparar en la cabeza un grano de café"; si se hacía mediante una inyección de fenol, Keize lo llamaba "pequeña dosis de elixir". Le parecía asombroso y sencillo el modo en que se revelaba el secreto de la vida en un grano de café y una dosis de elixir.

Frases de Pistola


Las alambradas del campo, los muros de las cámaras de gas, la arcilla de un foso antitanque unían ahora a millones de personas de edades, profesiones y lenguas diferentes, con intereses materiales y espirituales dispares, creyentes fanáticos y fanáticos ateos, trabajadores, parásitos, médicos y comerciantes, sabios e idiotas, ladrones, idealistas, contempladores, buenos, santos y crápulas. Todos estaban destinados al exterminio.

Frases de Exterminio


¿Sufre la naturaleza del hombre una mutación dentro del caldero de la violencia totalitaria? ¿Pierde el hombre su deseo inherente a ser libre? en esta respuesta se encierra el destino de la humanidad y el destino del Estado totalitario. La transformación de la naturaleza misma del hombre presagia el triunfo universal y eterno de la dictadura del Estado; la inmutabilidad de la tendencia del hombre a la libertad es la condena del Estado totalitario.

Frases de Estado totalitario


Cuando recibí el fusil no podía ni pensar en matar a un ser humano: un alemán estuvo allí durante unos cuatro minutos, hablando, y le dejé ir. Cuando maté al primero, cayó inmediatamente. Otro corrió y se inclinó sobre el muerto, y lo tumbé también...Cuando maté por primera vez me eché a temblar: ¡Aquel hombre sólo iba a conseguir algo de agua! Sentí miedo: ¡Había matado a una persona! Entonces recordé a nuestro pueblo y comencé a matarlos sin piedad.

Frases de Fusil


Comenzó a llover; algunas gotas entraron por la ventanilla enrejada. Sofía Osipovna rompió un ribete de tela del dobladillo de su camisa, se arrimó a la pared del vagón y deslizó la tira por una hendidura. Luego esperó a que el trozo de tela se empapara de agua de lluvia, lo sacó y se puso a masticar la tela fresca y húmeda. También sus vecinos comenzaron a arrancar trozos de tela, y Sofía Osipovna se sintió orgullosa de haber encontrado un medio de capturar la lluvia.

Frases de Tela


Cuando uno entra en un búnker y en las oficinas subterráneas de los oficiales y soldados, siente de nuevo un ardiente deseo de retener en la memoria los notables rasgos de esa vida tan peculiar. Las lámparas y la chimenea hechas a partir de vainas de artillería, tazas hechas con sus culotes junto a los vasos de cristal sobre las mesas. Y un volumen de Shakespeare en la oficina subterránea del general Gurov...Toda esa vida cotidiana son apacibles cosas hogareñas rescatadas de los edificios incendiados.

Frases de Soldados


El interrogatorio de un traidor en un pequeño prado, un día de otoño tranquilo y claro, con un sol suave y agradable. Lleva barba crecida y viste un abrigo raído marrón rojizo y una gran gorra de campesino. Desertó hace varios días y fue capturado la noche pasada en la primera línea, cuando trataba de regresar a nuestra retaguardia vistiendo esa ropa campesina que parece sacada del vestuario de una ópera. Los alemanes lo habían comprado por 100 marcos. Volvía para localizar cuarteles generales y aeródromos.

Frases de Traidor


Sabemos de la muerte por hambre, de la gente hinchada a la que llevaban en carretillas al otro lado del alambre de espino y la fusilaban. Conocemos las increíbles orgías de los alemanes, cómo violaban a las chicas y las mataban inmediatamente después, cómo un alemán borracho le cortó los pechos a una mujer con un cuchillo, cómo arrojaban a la gente desde una ventana a seis metros del suelo, cómo una compañía borracha sacaba por la noche de los barracones entre 10 y 15 prisioneros para practicar diferentes formas de asesinato, sin prisa, disparando a los hombres condenados en el corazón, en la nuca, en un ojo, en la boca, en la sien...

Frases de Muerte

Influencias

Vasili Grossman

Vasili Grossman

Periodista, escritor y corresponsal de guerra ruso, dueño de una crónica meticulosa e implacable, relató como pocos las batallas de Moscú (1941-1942), Stalingrado (1942-1943), Kursk (1943) y Berlín (1945).

Nombres

RealIósif Solomónovich Grosman

Biografía Vasili Grossman

Nacido como Iósif Solomónovich, Grossman recibió el diminutivo Vasili de parte de una empleada doméstica y luego fue adoptado por la familia.

Vasili Grossman comenzó a escribir historias cortas mientras estudiaba Ingeniería química en la Universidad Estatal de Moscú, y más tarde trabajó como ingeniero las minas de Dumbas (Ucrania) hasta 1936, fecha en la cual resolvió dedicarse de lleno a la literatura.

En 1936 su trabajo fue reconocido por Máximo Gorki, Isaac Bebel y Mijaíl Bulgákov, lo que le valió su aceptación en la privilegiada cofradía de la Unión de Escritores Soviéticos.

A principios de 1937, su esposa y varios amigos fueron detenidos en la Gran Purga ordenada por Joseph Stalin, y Vasili Grossman decide entonces adoptar a los dos niños de su esposa para salvarlos de un exilio en Siberia.

En 1938, merced a su osada intervención ante el jefe de la temida NKDV (Comisariado del pueblo para asuntos internos), consigue la liberación de su esposa y tiempo después se separan.

Tiempo después, Vasili Grossman contrae matrimonio nuevamente, y su nueva esposa, se negó a que su madre que vivía en Ucrania, se mudara a vivir con ellos en Moscú.

En 1941, su madre compartió el terrible destino de judíos, comunistas y prisioneros de guerra ucranianos en la Masacres en Babi Yar, hecho que afectó terriblemente a Vasili Grossman, quien nunca se perdonó el no haber evacuado a su madre y marcó su obra.

Durante la Gran Guerra Patriótica (1941-1945), acompañó al Ejército Rojo en su ofensiva, como corresponsal de guerra para el periódico "Estrella Roja" (Krasnaya Zvezda), diario insignia del ejército durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Las crónicas de Vasili Grossman emergían directamente de la línea de fuego, donde alternaba su trabajo como periodista con las acciones propias de un soldado, y describía los hechos tal como los veía, razón que explica por qué todo el ejército aguardaba la publicación de sus artículos.

La honestidad y crudeza de los relatos de Vasili Grossman era tal, que de la misma forma con la que describía la crueldad de los soldados alemanes, también hablaba del salvajismo de los soldados rusos violando y matando mujeres y niños alemanes.

Finalizada la guerra, participó en "El Libro Negro", un proyecto del Comité Judío Anti-Fascista para documentar los crímenes del Holocausto, siendo censurado y luego suprimido en 1948.

En 1949, el régimen soviético comenzó una campaña ultranacionalista auspiciada por Stalin, que implicaba un ataque a los judíos y Vasili Grossman es sistemáticamente censurado y prohibido.

En 1952, convencido de que, en lo fundamental, los regímenes totalitarios recurren a los mismos métodos cuando de suprimir la libertad humana se trata, escribe "Vida y destino", dedicada a su madre, donde muestra crudamente los estragos causados por los totalitarismos nazi y soviético.

En 1962, cuando presentó "Vida y destino" para su publicación, la KGB (Comité para la Seguridad del Estado) confiscó todo el material y Vasili Grossman no supo nunca su destino.

Tiempo después, redacta en forma privada su última novela "Todo fluye", donde cuestiona el autoritarismo del régimen soviético, con su estilo crudo y directo y relata las severas represiones políticas llevadas a cabo por Stalin.

Vasili Grossman muere de cáncer de estómago en 1964, ignorando el destino de sus obras, publicadas por disidentes soviéticos dos décadas más tarde, en 1980.

Libros destacados

  • Todo fluye (1970)
  • Vida y destino (1980)
  • Stalingrado (1942)
  • Por una causa justa (1954)
  • El pueblo inmortal (1943)
  • Años de guerra (1945)

Enlaces

Ocupación

Corresponsales » Corresponsales siglo XX » Corresponsales de Rusia

Corresponsales de guerra » Corresponsales de guerra siglo XX » Corresponsales de guerra de Rusia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Rusia

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Rusia

Síguenos en