Frases de Umberto Eco - Página 7

01. La primera prenda de un hombre de bien es el desprecio de la religión, que nos quiere temerosos de la cosa más natural del mundo, que es la muerte, aborrecedores de lo único bello que el destino nos ha dado, que es la vida. "La isla del día de antes" (1994)

+ Frases de Desprecio + Pensamientos de "La isla del día de antes"


02. Un hombre de bien puede estar enamorado como un loco, mas no como un necio. "La isla del día de antes" (1994)

+ Frases de Estar enamorado + Pensamientos de "La isla del día de antes"


03. Los placeres de amor son unos males que se dejan desear, donde coinciden dulzura y martirio, y el amor es voluntaria insania, paraíso infernal e infierno celestial. "La isla del día de antes" (1994)

+ Frases de ¿Qué es el amor? + Pensamientos de "La isla del día de antes"


04. He hecho que me envíen de Francia el anuario de todas las sociedades secretas que existen actualmente en el mundo, y no me pregunten cómo puede haber un anuario público de las sociedades secretas: existe, aquí lo tienen. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Francia + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


05. - ¿Y quién nos dice que hicieron su descubrimiento en Saint-Martin? -El hecho de que hayan elegido Saint-Martin como refugio, que desde el prior de San Albano, hasta Postel, hasta la Convención, lo hayan mantenido bajo su control, que, después de los primeros experimentos de Foucault, hayan hecho instalar el Péndulo allí. Sobran indicios. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Péndulo + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


06. Los templarios siguen siendo indescifrables debido a su confusión mental. Por eso muchos los veneran. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Confusión + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


07. La verdad es que toda esta historia es un gran barullo. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Historia + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


08. No podía faltar el ingrediente alquímico...Es probable que los templarios conocieran el secreto de la fabricación del oro. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Oro + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


09. Había entrado en una librería que, ya desde sus dos escaparates simétricos, exhibía su esquizofrenia. De un lado, obras sobre ordenadores y sobre el futuro de la electrónica, del otro, sólo ciencias ocultas. Y lo mismo en el interior: Apple y Cábala. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Esquizofrenia + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


10. Sabiduría no es destruir ídolos, sino no crearlos nunca.

+ Frases de Ídolos


11. Soy de una generación perdida y sólo me reconozco si presencio acompañado la soledad de mis semejantes. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Acompañado + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"


12. El mundo es monótono, los hombres no aprenden nada y vuelven a caer, cada generación, en los mismos errores y horrores. "El péndulo de Foucault" (1988)

+ Frases de Caer + Pensamientos de "El péndulo de Foucault"

Influencias

Autores relacionados

Albert Camus Milan Kundera Roland Barthes

Umberto Eco


Escritor, profesor, semiólogo y filósofo italiano, autor de "Obra abierta" (1962), "Apocalípticos e Integrados" (1964), "La estructura ausente" (1968), "El nombre de la rosa" (1980) y "El péndulo de Foucault" (1988).

Sobre Umberto Eco

Umberto Eco nace en un hogar de clase media, de padre contador y madre ama de casa y su infancia transcurre entre Alessandria y un pequeño poblado piamontés.

Luego de recibir una educación salesiana durante su infancia y adolescencia, ingresa en la Universidad de Turín, doctorándose en Filosofía y Letras en 1954.

Umberto Eco trabaja en la RAI (Radio Audizione Italiana) hasta 1959 y paralelamente como profesor de estética en Turín (1956-1964).

En 1966 comienza a dar clases como profesor de Comunicación visual en Florencia y más tarde ocupa el cargo de profesor en la cátedra de Semiótica en la Universidad de Bolonia.

En 1980 Umberto Eco se consagra como novelista con "El nombre de la rosa", una fábula detectivesca ambientada en un monasterio benedictino en 1327.

Tiempo después publica "Semiótica y filosofía del lenguaje" (1984), "El péndulo de Foucault" (1988), "La isla del día de antes" (1994) y "El cementerio de Praga" (2010) entre otras.

Afectado desde hacía años por un cáncer, Umberto Eco fallece en su casa cerca de la medianoche.

Ver su biografía corta »

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Italia

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Italia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Italia

Semiólogos » Semiólogos siglo XX » Semiólogos de Italia

Síguenos