Frases de Toni Morrison

(...) No vivían en la parte delantera de un almacén porque tuvieran dificultades temporales debidas a los reajustes que se producían en la industria. Vivían allí porque eran pobres y negros, y se quedaron allí porque se creían feos. Aunque su pobreza era tradicional y embrutecedora, no era única. Pero su fealdad sí era única. Otoño, Ojos azules

"Ojos azules" (1970) Frases de "Ojos azules" (1970) Frases de Feo


Estar en la calle, lo sabíamos, era la cosa más horrible del mundo. (...) Existe una diferencia entre estar en la calle y salir a la calle. Si sales a la calle, te marchas a otro sitio; si estás en la calle, no tienes sitio adonde ir. La distinción era fundamental. Estar en la calle era el final de algo, un hecho físico irrevocable que definía y completaba nuestra condición metafísica. Otoño, Ojos azules

"Ojos azules" (1970) Frases de "Ojos azules" (1970) Frases de Mendigo


La cólera es mejor. Estar cabreada tiene sentido. Es una realidad, comporta una presencia. El reconocimiento de una valía. Es una pulsación exquisita. Otoño, Ojos azules

"Ojos azules" (1970) Frases de "Ojos azules" (1970) Frases de Cólera


La belleza no era simplemente algo que contemplar, era algo que una podía hacer. Epílogo, Ojos azules

"Ojos azules" (1970) Frases de "Ojos azules" (1970) Frases de Encantos


Y fantasía era, porque no éramos fuertes, sólo agresivos; no éramos libres, sólo licenciosos; no éramos compasivos, éramos corteses; no éramos buenos, pero nos portábamos bien. Nos exponíamos a la muerte para calificarnos a nosotros mismos de bravos, y nos ocultábamos ante la vida como ladrones. Sustituíamos los buenos principios por el intelecto; cambiábamos de hábitos para simular madurez; reordenábamos mentiras y lo llamábamos verdad, y en el nuevo diseño de una idea vieja veíamos la Revelación y la Palabra. Verano, Ojos azules

"Ojos azules" (1970) Frases de "Ojos azules" (1970) Frases de Simular


El sentido del mal consistía en sobrevivir a él y estaban decididos (sin haber sido conscientes jamás de haberse hecho ese propósito) a sobrevivir a las inundaciones, a los blancos, a la tuberculosis, al hambre y a la ignorancia. Conocían bien la rabia, pero no la desesperación, y no lapidaban a los pecadores por la misma razón que no se suicidaban: estaban por encima de esas cosas. 1937, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Sobrevivir


(...) Pero mi soledad es mía. La tuya en cambio pertenece a otro. Otro la creó y te la entregó. ¿No tiene gracia? Una soledad de segunda mano. 1940, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Soledad


Es un absoluto golpe de suerte echar de menos a alguien mucho antes de que te deje. Prólogo, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Extrañar


Todas esas ciudades albergaban a personas iguales, que trabajaban los mismos meses del año y sudaban el mismo sudor. Los hombres que la habían llevado a uno u otro de esos lugares se habían confundido en una sola gran personalidad: las mismas palabras de amor, los mismos pasatiempos del amor, el mismo enfriamiento del amor. Cada vez que introducía sus pensamientos privados en sus roces o movimientos, apartaban los ojos. Sólo le enseñaban trucos amorosos; sólo la hacían participar de preocupaciones; sólo le daban dinero. Mientras tanto, ella buscaba un amigo y tardó un tiempo en descubrir que un amante no era un compañero y que jamás podría serlo... Para una mujer. 1939, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Amante


Ninguno sería jamás esa versión de sí misma que anhelaba tocar y acariciar con una mano no enguantada. Sólo existían sus propios humores y caprichos y, puesto que no había nada más allá, decidió dirigir hacia allí su mano desnuda, descubrirlos y dejar que los demás intimasen tanto con su propio yo como ella con el suyo. 1939, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Versión


De vez en cuando ella miraba a su alrededor en busca de pruebas tangibles de que él había estado alguna vez allí. ¿Dónde estaban las mariposas? , ¿Y las moras? , ¿Y el silbato de caña? Imposible encontrar nada, pues él no había dejado nada, aparte de su desconcertante ausencia. 1939, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Desaparición


Ser bueno con alguien es lo mismo que ser malo con alguien. Un riesgo. No se recibe nada a cambio. 1940, Sula

Frases de "Sula" (1973) Frases de Arriesgarse a ser feliz

Contexto histórico

Premio Nobel de Literatura

Influencia en las frases de Toni Morrison

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Estados Unidos

Toni Morrison


Frases de Toni Morrison: Escritora, dramaturga, novelista, profesora y activista a favor de los derechos civiles estadounidense, autora de "Ojos azules" (1970), "La canción de Salomón" (1977) y "Beloved" (1987), y ganadora del Premio Nobel de Literatura.

Nombres

RealChloe Anthony Wofford

Biografía Toni Morrison

(1993) Toni Morrison nació en el seno de una familia muy humilde, de madre Ramah Willis y padre George Wofford y fue bautizada como Chloe Anthony Wofford.

En 1949 ingresó en la Universidad de Howard (Washington D.

C.

), donde obtuvo una licenciatura en inglés en 1953 y continuó en la Universidad Cornell, donde obtuvo una maestría en Filología inglesa en 1955.

Entre 1955 y 1957 vivió en Houston (Texas), trabajando como profesora de inglés en la Texas Southern University (TSU) y tiempo después volvió a Washington D.

C.

El seudónimo literario por el que se la conoce nació con la unión del apodo familiar, Toni, y el apellido de marido, Harold Morrison, con el que estuvo casada desde 1958 hasta 1964 y tuvo dos hijos.

En 1964 se trasladó a Nueva York y comenzó a trabajar como editora literaria en la editorial Random House, y como profesora en la Universidad de Yale y en el Bard College.

En 1970 Toni Morrison publicó su primera novela, "Ojos azules" (The Bluest Eye), escrita mientras criaba a sus dos hijos y trabajaba como profesora en Howard.

En 1973 apareció "Sula", novela nominada para el Premio Nacional del Libro y "La canción de Salomón" (Song of Solomon) ganó el Premio del Círculo de Críticos Nacional del Libro.

En 1981 apareció "La isla de los caballeros" (Tar Baby), en la que la escritora profundiza en el tema de la identidad y del desarraigo a través de la historia mágica del amor entre dos jóvenes afroamericanos.

Obtuvo el premio Pulitzer en 1981 con la novela "Beloved", obra estremecedora que sintetiza varios siglos de dolor y desesperación del pueblo negro esclavo.

En 1993 recibió el Premio Nobel de Literatura, la Medalla Nacional de Humanidades en el año 2000 y la Medalla Presidencial de la Libertad en 2012.

Libros destacados

  • Ojos azules (1970)
  • La canción de Salomón (1977)
  • Beloved (1987)
  • Sula (1973)
  • La isla de los caballeros (1981)
  • Paraíso (1997)

Enlaces

Síguenos en