Frases de Thorstein Veblen

La historia de la vida de la raza ha sido la historia de la vida de las comunidades humanas, de mayor o menor tamaño, con mayor o menor solidaridad de grupo y con mayor o menor continuidad cultural a través de generaciones sucesivas. Los fenómenos de la vida humana sólo se presentan bajo esta forma.

Frases de Raza


Durante toda la evolución del gasto ostensible, tanto de bienes como de servicios o de vida humana, se da el supuesto obvio de que para que un consumo pueda mejorar de modo eficaz la buena fama del consumidor, tiene que ser de cosas superfluas. Para producir buena reputación, ese consumo tiene que ser derrochador.

Frases de Reputación


El consumo ostensible de bienes valiosos es un medio de aumentar la reputación del caballero ocioso. Al acumularse en sus manos la riqueza, su propio esfuerzo no bastaría para poner de relieve por este método su opulencia. Recurre, por tanto, a la ayuda de amigos y competidores ofreciéndoles regalos valiosos, fiestas y diversiones caras.

Frases de Bienes


Los modales -se nos dice- son, en parte, una estilización de los gestos y en parte supervivencias simbólicas y convencionalizadas que representan actos anteriores de dominio o de servicio o contacto personal. En gran parte son expresión de la relación de status -una pantomima simbólica de dominación por una parte y de subordinación por otra.

Frases de Modales


Mientras el sistema de status permanece intacto, y mientras la clase ociosa puede emprender otros caminos de actividad no industrial que no sean los de matar el tiempo de un modo derrochador y carente de objeto, no cabe esperar ninguna desviación considerable del esquema general, establecido por la clase ociosa, de lo que es una vida merecedora de buena reputación.

Frases de Reputación


Aunque la creencia en la suerte es la base del hábito de los juegos de azar, no es el único elemento que entra en el hábito de apostar. La apuesta sobre el resultado de las contiendas deportivas basadas en la fuerza y en la habilidad se funda en otro móvil distinto, sin el cual la creencia en la suerte difícilmente podría ser una característica prominente de la vida deportiva. Este otro motivo es el deseo del presunto ganador, o del partidario del presunto ganador, de aumentar el ascendiente de su bando a costa del perdedor.

Frases de Apostar


(...) Desde el punto de vista estético, el mejor de los objetos de uso es el artículo simple y no adornado. Pero, como el canon pecuniario que regula la reputación repudia en los artículos apropiados para el consumo individual lo que no sea costoso, hay que buscar la satisfacción de nuestro deseo de cosas bellas por medio de un compromiso. Se eluden los cánones de belleza mediante algún arbitrio que dé pruebas de un gasto derrochador que realce la reputación, a la vez que se hace frente a las demandas de nuestro sentido crítico de lo útil y lo bello o, al menos, a las de algún hábito que ha llegado a ocupar el lugar de ese sentido.

Frases de Reputación


El perro tiene ventajas por lo que respecta a su falta de utilidad y a sus dotes especiales de temperamento. Se habla con frecuencia de él como del amigo del hombre por antonomasia y se elogia su inteligencia y su fidelidad. Ello significa que el perro es servidor del hombre, que tiene el don de un sometimiento sin titubeos y una rapidez de esclavo para adivinar el estado de ánimo de su dueño junto con estos rasgos que lo capacitan para la relación de status -y que por el momento vamos a calificar, para nuestro propósito actual, de rasgos útiles- el perro tiene características de un valor estético más equívoco. Es el más sucio y el de peores costumbres de todos los animales domésticos. Compensa esto con una actitud servil y aduladora hacia su amo y una gran inclinación a dañar y molestar al resto del mundo.

Frases de Perro

Contexto histórico

Primera Guerra Mundial

Influencia en las frases de Thorstein Veblen

Autores relacionados

Alfred Marshall

Ocupación

Economistas » Economistas siglo XIX » Economistas de Estados Unidos

Sociólogos » Sociólogos siglo XIX » Sociólogos de Estados Unidos

Thorstein Veblen

Frases de Thorstein Veblen

Frases de Thorstein Veblen: Sociólogo y economista estadounidense, principal figura de la escuela del Institucionalismo Americano y dueño de un estilo irónico y altamente controvertido.

Nombres

RealTosten Bunde Veblen

Biografía Thorstein Veblen

Thorstein Veblen fue el cuarto varón y sexto hijo de una familia noruega de emigrantes, de padre Thomas Veblen, hombre callado y reacio al trato y madre Kari Veblen, persona apasionada, cordial y cálida.

Durante su niñez y adolescencia, Thorstein Veblen habló noruego, teniendo al inglés como segunda lengua.

En 1876 ingresó a la "Carleton College Academy" en Minnesota con la idea de ser un clérigo luterano, pero su personalidad inquisitiva y rebelde no se encontraba cómoda en ese ambiente.

Tras finalizar sus estudios en Carleton, Thorstein Veblen se licenció en filosofía por la Universidad Johns Hopkins y se doctoró por la Universidad de Yale, en donde se graduó en 1884.

En 1888 se casó con Ellen Rolfe, con quien tuvo un matrimonio difícil, divorciándose en 1911 dada la personalidad solitaria y neurótica de él, con muchas dificultades para comprometerse.

Con dificultades para conseguir trabajo, Thorstein Veblen obtuvo una beca en 1891 para estudiar economía en la Universidad de Cornell.

Un año más tarde Laurence Laughlin, el tutor preferido de Veblen, se trasladó a la Universidad de Chicago y le ofreció llevarlo como ayudante.

En 1899 Thorstein Veblen escribe su primer obra, siendo aún profesor ayudante: "La teoría de la clase ociosa", donde critica de forma apasionada la evolución de la sociedad y la economía de su país.

En 1904 publica su segunda obra, "La teoría de la empresa económica", donde haría su propia definición del sistema de negocios.

Tiempo después, Thorstein Veblen cambia varias veces de trabajo, pasando por las Universidades de Stanford y Missouri, donde siguió enseñando y escribiendo críticas mordaces contra la sociedad.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), prestó servicio en la Administración de Productos Alimenticios.

En 1918 se trasladó a Nueva York, donde se dedicó a dar conferencias y redactar artículos para distintas publicaciones.

Thorstein Veblen falleció pocos meses antes de la crisis económica mundial conocida como la Gran Depresión de 1930.

Libros destacados

  • La teoría de la clase ociosa (1899)
  • La teoría de la empresa económica (1904)
  • La Alemania imperial y la revolución industrial (1915)
  • El estatus bárbaro de las mujeres (1898)
  • ¿Por qué la Economía no es una ciencia evolucionista? (1898)
  • Sobre la naturaleza del capital (1908)

Enlaces

Síguenos en