Frases de Thomas Mann - Página 3

01. (...) Tales etapas en el curso del año, como la fiesta de Navidad, se les aparecían como puntos de descanso, como una especie de "columpios" gracias a los cuales se podía uno balancear y dar vueltas sobre los intervalos vacíos. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Navidad + Pensamientos de "La montaña mágica"


02. ¡Un ingeniero naval! ¿Sabe que su persona se agranda ante mis ojos? Puedo verle como el representante de todo un mundo: el del trabajo y el genio práctico. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Ingeniero + Pensamientos de "La montaña mágica"


03. No hay que desposeer a los humanistas de su función de educadores..., no se les puede arrebatar, pues son los únicos depositarios de una tradición: la de la dignidad y belleza humana. En otras épocas, los humanistas reemplazaron a los sacerdotes que, en tiempos turbios y antihumanos, pudieron arrogarse la dirección de la juventud. Desde entonces, señores, no ha surgido otra clase de educador. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Humanistas + Pensamientos de "La montaña mágica"


04. (...) La enseñanza humanística (puede considerarme si lo desea un espíritu retrógrado, mi querido ingeniero) in abstracto me parece algo imprescindible... "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Imprescindible + Pensamientos de "La montaña mágica"


05. Señores, el lazo histórico entre el humanismo y la pedagogía explica el lazo psicológico que existe entre ambas. No hay que desposeer a los humanistas de su función de educadores..., no se les puede arrebatar, pues son los únicos depositarios de una tradición: la de la dignidad y belleza humana. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Pedagogía + Pensamientos de "La montaña mágica"


06. (...) Cada palabra que sale de su boca es tan redonda y apetitosa que, cuando le escucho, me hace pensar en panecillos calientes. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Boca + Pensamientos de "La montaña mágica"


07. Los niños contemplan para admirar y admiran para aprender y desarrollar lo que llevan por herencia. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Admirar + Pensamientos de "La montaña mágica"


08. Un alma sin cuerpo es tan inhumana y atroz como un cuerpo sin alma. Por otra parte, lo primero es una rara excepción y lo segundo es lo corriente. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Cuerpo humano + Pensamientos de "La montaña mágica"


09. ¿Pero qué era el humanismo? El amor de los hombres, nada más, y por eso mismo el humanismo no era otra cosa que una política, una actitud de sublevación contra todo lo que mancha y deshonra la idea del hombre. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Humanismo + Pensamientos de "La montaña mágica"


10. (...) Se trata nada menos que de mi amor por ti, ese amor que se apoderó de mí en el instante en que mis ojos te vieron, o más bien, que reconocí cuando te reconocí a ti, y es él evidentemente el que me ha conducido a este lugar... ¡Qué locura! ¡Oh! El amor no es nada si no es la locura. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Instante + Pensamientos de "La montaña mágica"


11. El hombre no debe dejar que la muerte reine sobre sus pensamientos en nombre de la bondad y del amor. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Muerte + Pensamientos de "La montaña mágica"


12. Mi corazón late con fuerza y sabe por qué. No late solamente por razones físicas, no late por la misma razón que las uñas de un cadáver continúan creciendo, late humanamente, y en verdad se siente feliz. "La montaña mágica" (1924)

+ Frases de Feliz + Pensamientos de "La montaña mágica"

Influencias

Autores relacionados

Franz Kafka Hermann Hesse

Thomas Mann

Thomas Mann

Escritor, novelista y crítico alemán, autor de "Los Buddenbrook" (1901), "Un momento de felicidada" (1904), "La muerte en Venecia" (1911), "La montaña mágica" (1924) y "Doktor Faustus" (1947).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Alemania

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Alemania

Síguenos