Frases de Terry Pratchett

La explosión hizo volar las ventanas, la puerta y la mayor parte de la chimenea. Era una de esas explosiones que se oían con frecuencia en la Calle de los Alquimistas. Los vecinos de la zona, de hecho, preferían las explosiones, que al menos eran identificables y acababan pronto. Eran mejores que los olores, que se te aferraban a la ropa y a la piel durante un lapso de tiempo impredecible. Imágenes en acción

Frases de Explosivos


Si bien la guadaña no ocupa un lugar preeminente entre las armas de guerra, todo aquel que haya estado del lado erróneo, digamos de una revuelta de campesinos, sabrá que en manos diestras, resulta temible. Una vez que quien la esgrime logra blandiría y hacerla girar, nadie -ni siquiera quien la esgrime- puede estar muy seguro de dónde se encuentra la hoja en un momento dado, ni de dónde se encontrará al momento siguiente. Mort

Frases de Guadaña


Una de las desventajas de estar muerto es que uno queda libre de las ligaduras del tiempo. Por tanto, puedo ver lo que ha sucedido y sucederá, todo al mismo tiempo. Aunque claro, ahora sé que, a efectos prácticos, el Tiempo no existe en absoluto. -Eso no parece una desventaja...- ¿Tú crees? Imagina que cada momento sea uno, que resulte a la vez un recuerdo lejano y una sorpresa desagradable, y ya verás. ¿Comprendes ahora a qué me refiero? El color de la magia

Frases de "El color de la magia" (1983) Frases de Desventaja


Los enamorados más famosos del Disco fueron, sin lugar a dudas, Mellius y Gretelina, cuyos apasionados y encendidos amoríos habrían chamuscado las páginas de la historia si, por un inexplicable capricho del destino, no hubieran nacido con doscientos años de diferencia, en continentes bien alejados el uno del otro. Sin embargo, los dioses se apiadaron de ellos y a él lo convirtieron en una tabla de planchar y a ella, en un pequeño noray de bronce. Mort

Frases de Apasionado


La tortuga es una criatura terrestre. No se puede vivir más cerca del suelo (sin estar debajo de él). Su horizonte no va más allá de unos centímetros. La velocidad que puede alcanzar es la que necesitas para perseguir y abatir a una lechuga. La tortuga ha sobrevivido mientras el resto de la evolución pasaba junto a ella y la dejaba atrás ya que, básicamente, era demasiado complicada de comer y no representaba una amenaza para nadie. Dioses menores

Frases de "Dioses menores" (1992) Frases de Tortuga


La gente siempre se confunde un poco con esto, igual que en el caso de los milagros. Cuando alguien se salva de una muerte segura gracias a una extraña concatenación de circunstancias, se dice que es un milagro. Pero por supuesto, cuando alguien muere por culpa de una serie absurda de acontecimientos -ese aceite derramado justo ahí, esa valla de seguridad rota justo aquí- entonces también tendría que ser un milagro. Solamente porque algo no es agradable no quiere decir que no sea milagroso. Tiempos interesantes

Frases de Milagro


La verdad es que los camellos son mucho más inteligentes que los delfines. Su inteligencia es tan superior a la de estos que no tardaron en comprender que lo más prudente que puede hacer un animal si no quiere que sus descendientes pasen mucho tiempo encima de una losa con electrodos metidos en el cerebro, colocando minas en el casco de algún barco o siendo tratados con espantosa condescendencia por manadas de zoólogos es asegurarse de que los malditos humanos no averigüen lo inteligentes que son. Pirómides

Frases de Camello


Al igual que otras muchas partes de la Universidad Invisible, la biblioteca ocupaba mucho más espacio del que daban a entender sus dimensiones exteriores, porque la magia distorsiona el espacio de una manera muy extraña. Debía de ser la única biblioteca del universo con estantes Moebius. Pero el catálogo mental del bibliotecario funcionaba de maravilla. Se detuvo junto a una imponente torre de libros polvorientos y saltó. Se oyó el ruido de papeles que crujían y una nube de polvo descendió hacia Trymon. El bibliotecario volvió con un delgado volumen en las manos. La luz fantástica

Frases de "La luz fantástica" (1986) Frases de Bibliotecario


Dios estaba sentado en los peldaños del trono y contemplaba el suelo con expresión lúgubre. Los dioses nunca escuchaban, y Dios lo sabía. ¿Quién iba a saberlo mejor que él? Pero antes eso no importaba. Bastaba con que entonaras los cánticos e hicieras los gestos rituales y con que dieras la respuesta que todos esperaban oír. Lo realmente importante era el ritual, no los dioses. Los dioses estaban allí para cumplir la misma función que un megáfono. ¿A quién iba a escuchar el pueblo si no a los dioses? Pirómides

Frases de Ritual


Los Altos Antiguos, ante quienes hasta los dioses tenían que responder, tomaron drásticas cartas en el asunto. Los dioses se vieron relegados a las zonas superiores, los hombres fueron recreados bastante más pequeños, y buena parte de la vieja magia fue arrancada de la tierra. Esto no resolvió el problema de aquellas zonas del disco que, durante las guerras, habían sufrido el impacto directo de un hechizo. La magia fue desvaneciéndose lentamente, a lo largo de los milenios. Y, al descomponerse, liberó miríadas de partículas subastrales que distorsionaron gravemente la realidad circundante... El color de la magia

Frases de "El color de la magia" (1983) Frases de Hechizo


Para los muertos no existen las ilusiones. Morir es como despertar después de una fiesta estupenda, cuando puedes gozar de uno o dos segundos de inocente libertad antes de acordarte de todas las cosas que hiciste anoche y que tan lógicas e hilarantes al mismo tiempo te parecieron en aquel momento, y entonces te acuerdas de aquello realmente tan asombroso que hiciste con dos globos y la pantalla de una lámpara, aquello que hizo que todo el mundo se tronchara de risa, y de pronto te das cuenta de que hoy tendrás que mirar a los ojos a un montón de personas y ahora estás sobrio y ellas también lo están, pero todos os acordáis. Lores y damas

Frases de "Lores y damas" (1992) Frases de Fiesta


La Muerte inclinó el cráneo hacia un lado, como si escuchara alguna voz interior. La capucha se le deslizó hacia atrás, y el difunto rey advirtió que la Muerte parecía un esqueleto bien pulido en todo excepto en un detalle. Sus órbitas oculares tenían un brillo azul celeste. Pero Verence no tuvo miedo. No sólo porque es muy difícil tener miedo cuando los pedazos necesarios para tener miedo están tendidos en el suelo a varios metros de distancia, sino porque no había tenido miedo de verdad en toda su vida, y no estaba por la labor de empezar ahora. Esto se debía en parte a que no tenía imaginación, y en gran medida a que era uno de esos escasos individuos concentrados en el momento. La mayoría de la gente no lo es. Viven sus vidas como una especie de borrón en torno al punto donde se encuentra su cuerpo, anticipándose al futuro o aferrándose al pasado. Suelen estar tan preocupados con lo que sucederá que sólo averiguan lo que sucede cuando ya ha sucedido. Así son la mayor parte de las personas. Aprenden a tener miedo porque no saben lo que va a suceder. Y ya les está sucediendo. Brujerías

Frases de "Brujerías" (1988) Frases de Pánico

Influencias

Autores relacionados

Douglas Adams Joanne Kathleen Rowling John Ronald Reuel Tolkien Neil Gaiman

Terry Pratchett

Terry Pratchett

Escritor y novelista inglés, creador de la saga de novelas "Mundodisco" (Discworld) y autor de "El lado oscuro del sol" (1976), "El color de la magia" (1983), "Ritos iguales" (1987) y "Brujerías" (1988).

Nombres

RealTerence David John Pratchett

Biografía Terry Pratchett

Terry Pratchett nace en Beaconsfield y estudia en la escuela técnica de High Wycombe, en cuya revista estudiantil publica su primer relato.

En 1965 comienza a trabajar en el periódico "Bucks Free Press" y cinco años más tarde lo abandona para trabajar en el "Western Daily Press", volviendo al primero en 1972 como subdirector.

En 1981 Terry Pratchett abandona las editoriales y pasa a ser responsable de relaciones públicas en una central nuclear, al tiempo que publica "El color de la magia" (1983), primer libro de la saga de fantasía ambientada en un mundo hilarante "Mundodisco".

En 1987 decide dedicarse únicamente a escribir y se transforma en uno de los autores más prolíficos de su época.

Terry Pratchett anuncia en 2007 que padece una versión "muy rara" del mal de Alzheimer, falleciendo ocho años después en su casa cerca de Stonehenge, en Broad Chalke (Wiltshire).

Destacan dentro de la inmensa cantidad de libros que escribió, las obras "El lado oscuro del sol" (1976), "Ritos iguales" (1987), "Brujerías" (1988), "Dioses menores" (1992), "El último héroe" (2001) y "Regimiento monstruoso" (2003).

Libros destacados

  • El lado oscuro del sol (1976)
  • El color de la magia (1983)
  • Brujerías (1988)
  • Ritos iguales (1987)
  • El último héroe (2001)
  • Regimiento monstruoso (2003)

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Inglaterra

Síguenos en