Frases de Stephen Vizinczey

Índice de frases

46 frases de Stephen Vizinczey, escritor húngaro, autor de "en brazos de la mujer madura" (1965), "un millonario inocente" (1983), "verdad y mentiras en la literatura" (1985) y "el hombre del toque mágico" (1994)

Frases de En brazos de la mujer madura (1965)

frases de Stephen Vizinczey - En brazos de la mujer madura

01.Hasta a la vida le somos infieles. En brazos de la mujer madura

Frases de Infidelidad


02.Cuando oí la ducha, entré en la habitación. Ella no me oyó. Abrí la puerta del baño sigilosamente y la vi bajo la ducha. Impresionante. Aunque yo había visto las fotografías clavadas en las paredes de los barracones, era la primera vez que veía a una mujer de carne y hueso desnuda. No sólo era diferente: era como un milagro. En brazos de la mujer madura

Frases de Desnuda


03.Estábamos perdiéndonos en un desierto de imposibilidades. En brazos de la mujer madura

Frases de Desierto


04.Cómo puede uno amar a los demás si no se ama a sí mismo? En brazos de la mujer madura

Frases de Amar


05.Vengo de una revolución -dije con fanfarronería, pero sin mostrar la cara-; a mí no puedes asustarme. En brazos de la mujer madura

Frases de Revolución


06.Ahora parece que cuando yo pensaba que aprendía algo sobre la gente o la vida en general, no hacía sino cambiar la forma de mi inmutable ignorancia, que es lo que los filósofos compasivos llaman la naturaleza de la sabiduría. En brazos de la mujer madura

Frases de Ignorancia


07.Una dictadura extranjera te enseña la desesperación por partida doble; ni tú ni tu país tenéis la menor importancia. En brazos de la mujer madura

Frases de Dictadura


08.(...) Su perfección me hacía pensar que otras mujeres tenían que ser igualmente maravillosas, bajo la excitante diversidad de formas y colores. En brazos de la mujer madura

Frases de Diversidad


09.Puedo haber hecho muchas cosas, pero me he mantenido alejado de las puras. A ellas les asustan las consecuencias; a mí me aterran los preliminares. En brazos de la mujer madura

Frases de Pureza


10.Estas pasiones sin esperanza llevan implícita la suposición de que existe una posibilidad, que si nuestro ídolo no repara en nosotros es porque hemos sido incapaces de demostrarle nuestra verdadera valía. Si pudiéramos mostrarnos como somos en realidad, revelar la profundidad de nuestros sentimientos... , ¿Cómo iba a resistírsenos? Es el nuestro un optimismo sin límites. En brazos de la mujer madura

Frases de Optimismo


11.Lo peor de este asqueroso Estado policíaco colonial no es lo que hagan contigo sino lo que podrían hacer contigo si se les ocurriera. En brazos de la mujer madura

Frases de Colonial


12.-Pareces conocerme muy bien -le dije-, de manera que no ha de serte difícil adivinar lo que siento. -Yo diría que tú deseas todo lo que puedes conseguir. En brazos de la mujer madura

Frases de Adivinar


13.Pero todo aquello que la sociedad considera un bien principal se convierte en imperativo moral (ya sea la salvación del alma o la del cuerpo) al que no podemos renunciar sin comprometer la conciencia. En brazos de la mujer madura

Frases de Salvación


14.¿Cómo va la gente a aspirar a algo que no sea el dinero si nada de su entorno les recuerda a los inmortales que crearon cosas que no se devalúan con la inflación? En brazos de la mujer madura

Frases de Inflación


15.Nada como la estupenda sensación de cortar el cordón de tus frustraciones, de marcharte para siempre, libre e independiente. En brazos de la mujer madura

Frases de Frustración


16.Era una mujer de unos treinta y cinco años, de pelo castaño rojizo, corto y rizado, boca grande y figura rolliza pero bastante bonita, que sonreía y me miraba a los ojos, sin disimular su agrado. Dejé de sentirme a miles de millas del hogar... En brazos de la mujer madura

Frases de Bonita


17.Ella se deleitaba en todos los movimientos, o, simplemente, sólo con tocar mis huesos y mi carne. Maya no era de esas mujeres para las que el orgasmo es la única recompensa por una actividad pesada: hacer el amor con ella era consumar una unión, no la masturbación interna de dos desconocidos en una misma cama. En brazos de la mujer madura

Frases de Orgasmo


18.- Gracias a ti estoy en tan espléndida forma -dijo. - ¿Por qué? - ¿No conoces la ley de Einstein? El placer se convierte en energía. En brazos de la mujer madura

Frases de Placer


19.- Me alegro, me alegro muchísimo. -Te quiero. - No digas eso -protestó Paola, perdiendo la alegría. Se subió la manta hasta el cuello, impidiéndome recrearme con su cuerpo-. Me haces sentir en la obligación de decir lo mismo. Y no puedo decir eso. No sería verdad. - ¡Pues vamos a mentir! - Si tú puedes mentir, yo no. En brazos de la mujer madura

Frases de Mentir


20.Bueno, creo que no debe preocuparme que seas más joven que yo -dijo cuando nos levantamos de la mesa-. Quizá no sepas mucho de la vida ni de la gente, pero sabes más que yo de lo que dicen los libros, de modo que quedamos a la par. No soporto a los individuos que son más tontos que yo. En brazos de la mujer madura

Frases de Tonto


21.Se me hace cada vez más difícil tomarme en serio. En brazos de la mujer madura

Frases de Serio


22.Y, aunque espero que estas memorias sean instructivas, no han de ayudarles a conseguir que las mujeres se sientan más atraídas por ustedes de lo que ustedes se sientan por ellas. Si, en el fondo, ustedes las odian, si sueñan con humillarlas, si gozan mostrándose autoritarios, es posible que ellas les paguen con la misma moneda. Ellas les querrán y les desearán tanto como ustedes las deseen y las quieran a ellas, bendita sea su generosidad. En brazos de la mujer madura

Frases de Generosidad


23.Me pregunto qué clase de vida habría sido la mía sin las meriendas de mamá. Tal vez a ellas se deba que nunca haya visto en las mujeres a enemigas, o territorios que conquistar, sino siempre aliadas y amigas. Lo cual, creo yo, es la razón por la cual ellas, a su vez, siempre han sido amables conmigo. Nunca me encontré con esas pécoras de las que se oye hablar: deben de tener mucho trabajo con los hombres que consideran a las mujeres fortalezas que hay que asaltar y arrasar. En brazos de la mujer madura

Frases de Mamá


24.(...) Preferimos considerarnos fracasados a renunciar a nuestra fe en la posibilidad de que la perfección exista. Nos aferramos a la ilusión del amor eterno negando validez al temporal. Duele menos pensar: "soy superficial", "es egocéntrica", "no podíamos comunicarnos", "era sólo atracción física" que aceptar el simple hecho de que el amor es sentimiento pasajero que acaba por causas ajenas a nuestro control e, incluso, a nuestra personalidad. Pero ¿Quién puede tranquilizarse con sus propias reflexiones? No hay argumento que pueda llenar el vacío que deja el sentimiento que ha muerto: recordatorio del vacío terminal, nuestra inconstancia final. En brazos de la mujer madura

Frases de Inconstancia


25.Como solía decir Lajos Kossuth, jefe de la revolución de 1848, los húngaros tienen una personalidad histórica, es decir, piensan en términos históricos, en siglos y milenios, para fortalecer el ánimo frente a las nefandas potencias del momento. No es sólo que pueden contemplas mil años de historia escrita como nación, sino que, durante todo este tiempo, se ha repetido el mismo tema, por lo que es una historia que hasta el más tonto puede aprender: es una historia que habla de perder y resistir. La historia de sus derrotas y de su supervivencia es para los húngaros, como para los judíos la suya, una especie de religión; tienen la cabeza llena de calamidades que no han conseguido destruirlos. Ya hemos sido castigado por nuestros pecados pasados y futuros dice el himno nacional, expresando la desafiante autocompasión que hace de los húngaros unos vasallos tan inquietos y rebeldes, a pesar de sus muchas derrotas. Sus momentos de triunfo son muy pocos para alimentar su orgullo, pero ellos se precian de haber sobrevivido a la invasión de los tártaros (1241), la ocupación de los turcos (1526-1700), la ocupación de los austríacos (1711-1918) y la invasión de los alemanes (1944-1945). Los ciudadanos de los grandes estados se inclinan a creer que las victorias son para siempre; los húngaros concentran el pensamiento en la decadencia del poder, en la inevitable caída de los triunfadores y el resurgimiento de los vencidos. Por ello, muy pocos de nosotros pensábamos que los rusos fueran a quedarse para siempre; la cuestión se reducía a averiguar cuándo se marcharían y cómo. En suma, aborrecíamos a los rusos con un exceso de confianza y de impaciencia. En brazos de la mujer madura

Frases de Rusos

Volver al índice

Frases de Un millonario inocente (1983)

frases de Stephen Vizinczey - Un millonario inocente

01.Los estafadores son la peor especie de ladrones porque despojan a sus víctimas no sólo de sus bienes, sino de la fe en sí mismas. Un millonario inocente

Frases de Ladrones


02.Los ladrones son jueces y filósofos: hacen comparecer a la víctima ante el tribunal de su conciencia y fallan que, en realidad, lo que quieren robarle no le hace ninguna falta. También ellos creen en la máxima marxista: "A cada cual, según sus necesidades". ¿Qué puede haber más justo y más filosófico? ¿O más convincente? La gente suele pensar que los demás tienen más de lo que necesitan, mientras que a uno le faltan muchas cosas, por lo que a cada cual, según sus necesidades se traduce psicológicamente por menos a los otros, y más a nosotros. Es puramente cuestión de justicia natural. Un millonario inocente

Frases de Ladrones


03.(...) Con esta combinación de rectitud y fraude, los estafadores de todas las categorías sociales afianzan su amor propio al mismo tiempo que favorecen sus intereses. Un millonario inocente

Frases de Fraude


04.Los planes sensatos suelen ser abandonados, los insensatos, casi nunca; la gente porfía en sus empresas más dudosas con obsesiva determinación. Las obsesiones nacen de la incertidumbre. Un millonario inocente

Frases de Obsesión


05.La vida de cada hombre influye en la vida de todos los hombres, y cada relato es fragmento de un gran relato, el relato de la historia de la humanidad. Un millonario inocente

Frases de Relato


06.Es indudable que eliminar la cortesía de la sociedad es una forma eficaz y económica de acelerar la llegada del día en que las personas se muerdan unas a otras en la calle. Un millonario inocente

Frases de Cortesía


07.Stendhal, que condensó su vida en las iniciales de doce mujeres, dice en su tratado Sobre el amor que éste tiene poco que ver con la persona amada y mucho con la imaginación del enamorado. Nada hay tan seductor como nuestro propio pensamiento; la pasión que nos arrastra es sólo nuestra. Un millonario inocente

Frases de Seductor


08.No es propio de la naturaleza humana esforzarse por lo que ya se tiene. Pagar por adelantado es creer en el agradecimiento. Un millonario inocente

Frases de Agradecimiento

Volver al índice

Frases de Verdad y mentiras en la literatura (1985)

frases de Stephen Vizinczey - Verdad y mentiras en la literatura

01.Los grandes escritores no son lo que nos dicen que juguemos con fuego, sino aquellos que hacen que nuestros dedos ardan. Verdad y mentiras en la literatura

Frases de Ser escritor

Volver al índice

Frases de El hombre del toque mágico (1994)

frases de Stephen Vizinczey - El hombre del toque mágico

01.La curiosidad es el motor de la vida. El hombre del toque mágico

Frases de Curiosidad


02.Hay personas que hacen inventario de los agravios, pero ella llevaba la cuenta de las alegrías, de los esporádicos momentos de buen humor de su marido y, sobre todo, de las sonrisas y las gracias de su hijo. El hombre del toque mágico

Frases de Buen humor


03.Uno de los inconvenientes de la riqueza es que deja al individuo inerme ante su propia estupidez. El hombre del toque mágico

Frases de Estupidez


04.Para demostrar que estaba pictórico de vida y alegría, le dedicó lo que él creía una sonrisa cordial y en realidad parecía una mueca espantosa... El hombre del toque mágico

Frases de Demostrar


05.En la actualidad, la mujer que se encontrara en su triste situación seguramente pediría el divorcio... Pero procedía de una cultura en la que se admiraba a las personas por su manera de sobrellevar las desgracias. El hombre del toque mágico

Frases de Divorcio


06.Uno de los primeros descubrimientos de Jim fue constatar que su padre amaba la televisión y su madre lo amaba a él. El hombre del toque mágico

Frases de Televisión


07.Ahora ya no se conformaba con ser utilizada, sino que quería hacer valer sus derechos en lo sexual, tanto por el placer en sí como por una cuestión de imagen. Se hubiera sentido explotada, de haber tenido que conformarse sólo con la buena vida, la ropa, el yate y los viajes en Concorde; el conseguir, además, el placer sexual le deparaba la satisfacción de saber que nadie volvería a aprovecharse de ella. Y Banting, hombre de nuestro tiempo, estaba ansioso por complacerla. Le preocupaban la vejez y la impotencia, y quería que ella le amara no por los millones, sino por los orgasmos. El hombre del toque mágico

Frases de Sexual


08.Vivo, no era de ninguna utilidad para su esposa; pero podía convertirla en una viuda rica, con casa propia en una de las mejores zonas de Londres. Le dejaba dinero suficiente para liquidar la hipoteca del gran piso de South Kensington y aún le quedaría algo para imprevistos...Si se suicidaba, no valdría la póliza; pero nadie podría demostrar que no se había ahogado accidentalmente. ¡El plan perfecto! El hombre del toque mágico

Frases de Viuda


09.El número de suicidios aumenta en época de vacaciones. Es un hecho curioso, que tiene su explicación. Durante el resto del año, la gente anda atareada, agobiada, muy cansada para pensar las cosas despacio. Pero, cuando está lejos de casa y del trabajo, el individuo tiene tiempo para cavilar sobre sus penas y abandonarse a la desesperación. Sólo entonces encuentra la energía necesaria para sacudirse la inercia y hacer algo fuera de lo corriente... El hombre del toque mágico

Frases de Vacaciones


10.El idiota pobre que tiene que trabajar no dispone de tiempo, energía ni dinero para hacer tonterías. La fatigosa lucha por la subsistencia le impide hacerse excesivo daño a sí mismo; los únicos medios de autodestrucción que están a su alcance son la bebida y las drogas baratas. Pero un millonario, que puede hacer lo que se le antoje, encontrará mil y una maneras de destrozarse. Los que viven de un subsidio, con poco dinero y mucho tiempo, conocen los inconvenientes de los ricos y los de los pobres, desde luego, pero ésta es otra historia. El hombre del toque mágico

Frases de Autodestrucción


11.Él, que nada sabía de estadísticas de suicidios, suponía que la compañía de seguros no sospecharía que se había ahogado deliberadamente mientras estaba de vacaciones en un complejo de lujo de una isla situada frente a la costa del golfo de Florida. El hombre del toque mágico

Frases de Seguros


12.Vivió tres grandes décadas y, a su modo de ver, había triunfado en la vida rotundamente por ser todo un hombre. También era un hombre sin escrúpulos, miserable, artero, mezquino, duro y despótico, pero él estaba convencido de que todas estas virtudes dimanaban de la misma fuente que sus placeres. A su modo de ver, lo más extraordinario de su persona era el pene, y en este frente no quería, no podía claudicar. Lo cual no era tan divertido como pudiera parecer. En su desesperado afán por levantarlo y mantenerlo en alto, pasaba alternativamente de las inyecciones en el pene a la cocaína, y de la coca a las píldoras. El hombre del toque mágico

Frases de Cocaína

Influencia en las frases de Stephen Vizinczey

Autores relacionados

Imre Kertész Magda Szabó Sándor Márai

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Hungría

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Hungría

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Hungría

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Hungría

Stephen Vizinczey

Frases de Stephen Vizinczey

Frases de Stephen Vizinczey: Escritor, novelista, ensayista y crítico literario húngaro, autor de "En brazos de la mujer madura" (1965), "Un millonario inocente" (1983), "Verdad y mentiras en la literatura" (1985) y "El hombre del toque mágico" (1994).

Nombres

RealIstván Vizinczey

Biografía Stephen Vizinczey

Stephen Vizinczey nace en Káloz en 1933, siendo el segundo hijo de un director de escuela antifascista que fue asesinado por un fanático nazi dos años después de su nacimiento.

En 1950 comienza a publicar poemas en la revista "Forum", al tiempo que ingresa en la Universidad de Budapest para estudiar en la Academia de Artes Teatrales y Cinematográficas.

Sus primeras obras como escritor fueron prohibidas por el régimen comunista y tras participar de la revolución húngara de 1956, Stephen Vizinczey se vio obligado a exiliarse en Canadá.

En Canadá funda la revista literaria y política "Exchange" y trabaja para el "Canada’s National Film Board" y para la "CBS" como escritor y productor.

En 1965 Stephen Vizinczey renuncia a su trabajo, pide dinero prestado y publica "En brazos de la mujer madura", que se convierte en la primera novela autopublicada que encabeza las listas de los libros canadienses más vendidos.

Luego llegaría "Las reglas del caos" (1969), "Un millonario inocente" (1983), "Verdad y mentiras en la literatura" (1985) y "El hombre del toque mágico" (1994) entre otras obras.

La mayoría de las obras de Stephen Vizinczey fueron publicadas en inglés y la crítica lo considera el sucesor de Joseph Conrad y Vladimir Nabokov.

Libros destacados

  • En brazos de la mujer madura (1965)
  • Un millonario inocente (1983)
  • El hombre del toque mágico (1994)
  • Las reglas del caos (1969)
  • Verdad y mentiras en la literatura (1985)

Enlaces

Síguenos en