Frases de Séneca - Página 29

01. Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentáramos con lo que sabemos.

+ Frases de Descubrimiento


02. La parte de vuestro cuerpo más sana es la que más se ejercita.

+ Frases de Cuerpo


03. Para nuestra avaricia, lo mucho es poco, y para nuestra necesidad, lo poco es mucho.

+ Frases de Avaricia


04. Todo lo debemos consultar con el amigo, más primero debemos consultar si lo es.

+ Frases de Amigo


05. Algunas veces debemos desechar los grandes pensamientos, y seguir los que las circunstancias nos inspiran.

+ Frases de Circunstancias


06. La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.

+ Frases de Armonía


07. Merece salir engañado el que, al hacer un beneficio, tenía cuenta con la recompensa.

+ Frases de Beneficio


08. A los que poca experiencia tienen, mucho les acrecienta su mal, pensar que no tienen semejante.

+ Frases de Experiencia


09. No murió temprano el que no había de vivir más de lo que vivió.

+ Frases de Vivir


10. No hagas juez de la vida a la opinión popular, sino a tu sola conciencia.

+ Frases de Popular


11. Al que la razón no pudo dar remedio, muchas veces se lo dio la paciencia.

+ Frases de Paciencia


12. Lo más perfecto que hay en el hombre está libre del poder de los hombres.

+ Frases de Perfecto

Influencias

Autores relacionados

Cicerón Epicteto Nerón Ovidio Quinto Horacio Flaco

Séneca


Escritor, orador, dramaturgo, filósofo y político de la Antigua Roma, autor de "Las fenicias", "De la serenidad del alma", "Cuestiones Naturales" y "De la clemencia".

Sobre Séneca

Lucio Anneo Séneca nace en una familia acomodada, siendo hijo del retórico romano Marco Lucio Anneo, más conocido como "El viejo", de gran habilidad dialéctica.

Recibe en Roma una sólida formación en las artes retóricas, además de estudiar filosofía y leyes y rápidamente obtiene notoriedad como orador por su estilo brillante y carismático.

En el año 39 llega al poder el emperador Cayo César Germánico, "Calígula", y la fama de Lucio Anneo Séneca le molesta, desterrándolo en el año 41 a Córcega acusado de adulterio.

En el año 49 lo nombran pretor y en el 51 tutor del joven Nerón, hijo adoptivo del emperador Claudio, que tras su muerte se convierte en emperador y lo nombre consejero.

En el año 62 Lucio Anneo Séneca renuncia como consejero y se dedica a escribir y estudiar filosofía.

Tres años después se descubre una conspiración para asesinar a Nerón, liderada por el plebeyo Cayo Pisón, y es condenado a muerte, suicidándose luego de recibir la noticia.

Enlaces

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo I » Dramaturgos de Antigua Roma

Escritores » Escritores siglo I » Escritores de Antigua Roma

Filósofos » Filósofos siglo I » Filósofos de Antigua Roma

Oradores » Oradores siglo I » Oradores de Antigua Roma

Políticos » Políticos siglo I » Políticos de Antigua Roma

Síguenos