Frases de Séneca

Quien no tiene que esperar, de nada debe desesperarse.

Frases de Esperar


Honrosamente sirve el que conforme a las circunstancias sirve.

Frases de Circunstancias


Determínese despacio lo que para siempre se resuelve.

Frases de Reflexión


El que desea hacer una injuria, ya la hizo.

Frases de Injurias


Cosas hay que para saberlas no basta haberlas aprendido.

Frases de Saber


Cada uno sufre o goza según sus obras.

Frases de Obra


Alegre cosa es llegar al logro de nuestros deseos.

Frases de Nuestros deseos


Hónrese cada uno con lo que le pertenece.

Frases de Cordero


Los placeres aun después de haber pasado recrean.

Frases de Placer


La diligencia nos parece tardanza cuando deseamos una cosa.

Frases de Diligencia


Menos se siente perder lo que nunca pudo alegrar.

Frases de Perder


Es mejor aprender cosas inútiles que no aprender nada.

Frases de Aprender

Contexto histórico

Estoicismo Suicidio

Influencia en las frases de Séneca

Autores relacionados

Cicerón Epicteto Nerón Ovidio Quinto Horacio Flaco

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo I » Dramaturgos de Antigua Roma

Escritores » Escritores siglo I » Escritores de Antigua Roma

Filósofos » Filósofos siglo I » Filósofos de Antigua Roma

Oradores » Oradores siglo I » Oradores de Antigua Roma

Políticos » Políticos siglo I » Políticos de Antigua Roma

Séneca


Frases de Séneca: Escritor, orador, dramaturgo, filósofo y político de la Antigua Roma, autor de "Las fenicias", "De la serenidad del alma", "Cuestiones Naturales" y "De la clemencia".

Nombres

AliasEl joven
RealLucio Anneo Séneca

Biografía Séneca

Lucio Anneo Séneca nace en una familia acomodada, siendo hijo del retórico romano Marco Lucio Anneo, más conocido como "El viejo", de gran habilidad dialéctica.

Recibe en Roma una sólida formación en las artes retóricas, además de estudiar filosofía y leyes y rápidamente obtiene notoriedad como orador por su estilo brillante y carismático.

En el año 39 llega al poder el emperador Cayo César Germánico, "Calígula", y la fama de Lucio Anneo Séneca le molesta, desterrándolo en el año 41 a Córcega acusado de adulterio.

En el año 49 lo nombran pretor y en el 51 tutor del joven Nerón, hijo adoptivo del emperador Claudio, que tras su muerte se convierte en emperador y lo nombre consejero.

En el año 62 Lucio Anneo Séneca renuncia como consejero y se dedica a escribir y estudiar filosofía.

Tres años después se descubre una conspiración para asesinar a Nerón, liderada por el plebeyo Cayo Pisón, y es condenado a muerte, suicidándose luego de recibir la noticia.

Libros destacados

  • Cuestiones Naturales (54)
  • De la serenidad del alma (53)
  • De la clemencia (56)
  • Edipo
  • Las fenicias
  • De la ira (41)

Libros de Séneca »

Enlaces

Síguenos en