Frases de Sarah Waters

Era la cosa más horripilante que he visto en mi vida -dijo Rod, al describírmela con la voz temblorosa, y al recordarlo se enjugaba el sudor que le había rebrotado en los labios y la frente-. Y lo más espeluznante era que el espejo fuese un objeto tan corriente. Si..., no sé, pero si de repente hubiera aparecido alguna fiera en la habitación, un fantasma o una aparición, creo que habría soportado mejor el sobresalto. Pero aquello...Era odioso, era impropio. Era como si todas las cosas de la vida cotidiana pudiesen empezar a moverse de aquel modo en cualquier momento y...Te acosaran.

Frases de Fantasma


¿Eso es el sentido de esta guerra? –preguntó Julia. - ¿Tú cuál crees que es? Creo que es nuestro amor a la barbarie, más que nuestro amor a la belleza. Creo que el espíritu que se le infundió al edificio de St. Paul ha demostrado ser flaco: es como pan de oro y ahora se está levantando, se descascarilla. Si no nos pudo librar de la última guerra y no ha podido librarnos de esta..., de Hitler y el nazismo, del odio a los judíos, del bombardeo de mujeres y niños en capitales y ciudades... ¿De qué sirve? Si tenemos que combatir con tanto ahínco para conservarlo, ¡Si unos ancianos tienen que patrullar por los tejados de las iglesias para barrer de ellas las bombas incendiarias con unos cepillos! , ¿Qué valor tiene? ¿Qué lugar ocupa en el centro del corazón humano?

Frases de Quemar


Él le subió la falda y le pasó la mano por la parte desnuda de la pierna, debajo de la nalga. Ella pensó que su vestido de crespón se estaría arrugando, que se le estaría enganchando las primorosas medias zurcidas por las hadas, pero ahuyentó el pensamiento. Al volver la cabeza, las campanillas se le cayeron del pelo y se le aplastaron, pero a ella no le importó. Percibió el olor a polvo, el olor repulsivo de la moqueta del hotel; se imaginó a todos los hombres y mujeres que quizá se hubieran abrazado encima o que acaso estaban tendidos así ahora, en otras habitaciones, en otras casas..., unos desconocidos para ellos...La idea, de pronto, le pareció encantadora. Reggie se abatió sobre su cuerpo, como tenía que ser, y ella dejó que sus miembros se ablandaran, cediendo al peso del otro cuerpo, pero siguió moviendo las caderas. Se olvidó de su padre, de su hermano, de la guerra; se sintió expulsada fuera de sí misma, liberada.

Frases de Caderas

Influencias

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Gales

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Gales

Sarah Waters

Frases de Sarah Waters

Profesora y escritora galés de renombre, conocida por el uso de protagonistas lesbianas y autora de libros de ficción histórica, normalmente ambientados en la época victoriana.

Biografía Sarah Waters

Sarah Waters nació en el seno de una familia de clase media, de padre Ron Waters, ingeniero que trabajó en refinerías de petróleo y madre ama de casa llamada María.

Finalizados sus estudios en la escuela secundaria de Milford Haven (Milford Haven School), asistió a la Universidad de Kent (Londres, Inglaterra), y se graduó con una tesis en literatura Inglés.

Tiempo después realizó un posgrado de la Universidad de Kent, una maestría de la Universidad de Lancaster (Lancaster, Inglaterra), y un doctorado de la Universidad Queen Mary (Londres, Inglaterra).

La tesis doctoral de Sarah Waters, titulada "Pieles de lobo y togas: ficción histórica de gays y lesbianas, 1870 hasta el presente", le sirvió luego como inspiración para sus obras.

En 1998 publicó su primera novela, "El lustre de la perla", que gira en torno al lesbianismo en la época victoriana y un año después publica "Afinidad", donde la acción se desarrolla dentro de una prisión de mujeres en Londres en época victoriana.

En 2002 Sarah Waters publica su tercera novela, "Falsa identidad", con la cual logra consagrarse como una de las mejores escritoras inglesas contemporáneas, y tiempo después edita "Ronda nocturna" (2006).

En 2009 aparece "El ocupante", una historia de fantasmas en la Inglaterra de los años 1940.

Libros destacados

  • El lustre de la perla (1998)
  • Falsa identidad (2002)
  • El ocupante (2009)
  • Afinidad (1999)
  • Ronda nocturna (2006)
  • Los huéspedes de pago (2014)

Enlaces

Síguenos en