Frases de Sarah Waters

Pensábamos en secretos. Auténticos secretos, e insidiosos. Tantos que eran incontables. Cuando ahora trato de dilucidar quién sabía qué y quién no sabía nada, quién lo sabía todo y quién era un farsante, tengo que parar y desistir, porque la cabeza me da vueltas.

Frases de Doblegarse


Mi nombre, en aquel entonces, era Susan Trinder. La gente me llamaba Sue. Sé en qué año nací, pero durante muchos años no supe la fecha, y celebraba mi cumpleaños en Navidad. Creo que soy huérfana. Sé que mi madre ha muerto. Pero nunca la vi, no era nadie para mí.

Frases de Navidad


La noche anterior, el cuarto había sido tan irreal como un escenario: un espacio de luz y sombras, colores y aromas de un fulgor inverosímil, en el cual nos habían otorgado la licencia de no ser nosotras mismas, o de ser algo más que nosotras mismas, como los actores.

Frases de Cuarto


Nunca corría riesgos: por eso le iban tan bien las cosas. Todo lo que entraba en nuestra cocina con una apariencia era transformado en algo completamente distinto. Y aunque entraba por la fachada -por la tienda, en Lant Street-, también salía por otro sitio. Salía por la parte trasera.

Frases de Cocina


El mundo lo llama placer. Mi tío lo colecciona -lo mantiene limpio y ordenado, en estantes protegidos, pero lo conserva de un modo extraño no para su propio deleite, no, eso nunca; más bien, porque proporciona combustible para la satisfacción de una curiosa lujuria. Me refiero a la concupiscencia del bibliotecario.

Frases de Lujuria


Pero ella, por supuesto, me veía tumbada en la cama; y como dirá cualquiera que haya estado enamorado, es en la cama donde uno sueña; en la cama, a oscuras, cuando nadie ve que se te ponen coloradas las mejillas, aflojas el manto de represión que mantiene tu pasión atenuada a lo largo del día, y la dejas brillar un poco.

Frases de Brillar


Es lo que sé de la crueldad de la paciencia. No hay paciencia más terrible que la paciencia de las trastornadas. He visto a dementes afanarse en tareas interminables: trasvasar arena de una taza perforada a otra, contar las puntadas de un vestido raído o las motas en un rayo de sol, rellenar con las sumas resultantes libros invisibles de contabilidad.

Frases de Terrible


Estoy pensando en las heridas de Rod. Me parece que se está castigando. Está claro que se siente culpable (... ). Quizá esté intentando hacerse daño, casi de un modo inconsciente. Por otro lado, quizá nos esté pidiendo ayuda. Conoce mis aptitudes como médico. Podría ser que se esté lastimando justamente con la esperanza de que yo intervenga y tome una decisión drástica...

Frases de Culpable


La sala contigua estaba muy oscura. Los pocos muebles grandes se arracimaban como bultos, como las cestas con los ladrones dentro en Alí Baba. Pensé en lo triste que sería haber recorrido todo el trayecto desde el barrio hasta Briar para que me asesinasen unos ladrones. ¿Y si uno de ellos resultaba ser alguien conocido, uno de los sobrinos de Ibbs? Ocurren cosas así de raras.

Frases de Ladrones


Una noche oscura, una noche de perros, llena de una niebla que era más o menos lluvia, y una lluvia que era más o menos nieve. Las noches oscuras son buenas para ladrones y peristas; las noches oscuras de invierno son las mejores de todas, porque la gente normal se queda en su casa, y todos los ricachones se quedan en el campo, y las grandes mansiones de Londres permanecen cerradas y vacías y suplicando que las desvalijen.

Frases de Ladrones


Produce un horror especial la apariencia de un ahorcado, y el cuerpo de la señora Ayres tenía un aspecto atroz, abotargado y oscuro. Era evidente que llevaba muerta algún tiempo -su cuerpo ya estaba frío- y sin embargo, según testimonio de Betty cuando aquel día hablé con ella más tarde, Caroline se inclinó para zarandearla y reprenderla, hablando no con suavidad o tristeza, sino diciéndole, casi como en broma, que debía despertar, recomponerse.

Frases de Horror


Estas cartas muestran su pasado. Giré las dos primeras. Eran la reina de corazones, seguida del tres de picas. Las recuerdo porque en el momento que ella había estado con los ojos cerrados, yo, naturalmente, había manipulado la baraja, como cualquiera habría hecho de haber estado en mi lugar. Las examiné y dije: -Hummm...Son cartas tristes. Mire, aquí hay una mujer guapa, y aquí hay una separación y el comienzo de conflictos. Me clavó la mirada y se llevó la mano a la garganta.

Frases de Separación

Contexto histórico

Época victoriana

Influencia en las frases de Sarah Waters

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Gales

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Gales

Sarah Waters

Frases de Sarah Waters

Frases de Sarah Waters: Profesora y escritora galés de renombre, conocida por el uso de protagonistas lesbianas y autora de libros de ficción histórica, normalmente ambientados en la época victoriana.

Biografía Sarah Waters

Sarah Waters nació en el seno de una familia de clase media, de padre Ron Waters, ingeniero que trabajó en refinerías de petróleo y madre ama de casa llamada María.

Finalizados sus estudios en la escuela secundaria de Milford Haven (Milford Haven School), asistió a la Universidad de Kent (Londres, Inglaterra), y se graduó con una tesis en literatura Inglés.

Tiempo después realizó un posgrado de la Universidad de Kent, una maestría de la Universidad de Lancaster (Lancaster, Inglaterra), y un doctorado de la Universidad Queen Mary (Londres, Inglaterra).

La tesis doctoral de Sarah Waters, titulada "Pieles de lobo y togas: ficción histórica de gays y lesbianas, 1870 hasta el presente", le sirvió luego como inspiración para sus obras.

En 1998 publicó su primera novela, "El lustre de la perla", que gira en torno al lesbianismo en la época victoriana y un año después publica "Afinidad", donde la acción se desarrolla dentro de una prisión de mujeres en Londres en época victoriana.

En 2002 Sarah Waters publica su tercera novela, "Falsa identidad", con la cual logra consagrarse como una de las mejores escritoras inglesas contemporáneas, y tiempo después edita "Ronda nocturna" (2006).

En 2009 aparece "El ocupante", una historia de fantasmas en la Inglaterra de los años 1940.

Libros destacados

  • El lustre de la perla (1998)
  • Falsa identidad (2002)
  • El ocupante (2009)
  • Afinidad (1999)
  • Ronda nocturna (2006)
  • Los huéspedes de pago (2014)

Enlaces

Síguenos en