Frases de San Ambrosio


Las lágrimas no piden perdón, lo merecen.

Frases de Lágrimas

El emperador está en la iglesia, no sobre la iglesia.

Frases de Iglesia

Por medio de la justicia, la verdad se cierne sobre las ruinas de las opiniones que antiguamente gobernaban el mundo.

Frases de Ruinas

La trampa del demonio no te hará caer, a menos que ya estés mordiendo el anzuelo del diablo.

Frases de Diablo

Influencias San Ambrosio

Relacionados con San Ambrosio

San Agustín

Ocupación

Religiosos » Religiosos siglo IV » Religiosos de Italia

Oradores » Oradores siglo IV » Oradores de Italia

San Ambrosio

Biografía de San Ambrosio

Nace: 340 - Tréveris, Renania-Palatinado, Alemania

Muere: 4 de abril de 397 - Milan, Italia

Religioso, teólogo y orador italiano, uno de los cuatro tradicionales Doctores de la Iglesia latina y uno de los Padres de la Iglesia.

Hijo de Simmaco, un prefecto romano de las Galias, San Ambrosio estudió letras y jurisprudencia en Roma y fue secretario del prefecto de la ciudad, Petronio Probo. Años más tarde, San Ambrosio fue prefecto de las provincias de Emilia y Liguria, con residencia en Milán. A inicios de su carrera política fue elegido obispo de la diócesis milanesa, que rigió hasta su muerte. El valor y la constancia para resistir el mal forman parte de la personalidad de San Ambrosio,Teólogo, orador y destacado Obispo de Milán, uno de los cuatro tradicionales Doctores de la Iglesia latina y uno de los Padres de la Iglesia. Hijo de Simmaco, un prefecto romano de las Galias, Ambrosio estudió letras y jurisprudencia en Roma y fue después secretario del prefecto de la ciudad, Petronio Probo. Años más tarde, a los 31 fue prefecto de las provincias de Emilia y Liguria, con residencia en Milán. A inicios de su carrera política fue elegido obispo de la diócesis milanesa, que rigió hasta su muerte. El valor y la constancia para resistir el mal forman parte de la personalidad de San Ambrosio,

Obras destacadas

  • Hexamerón
  • Los Patriarcas
  • Abraham
  • Explicación de los salmos
  • Caín y Abel
  • Noé