frases y pensamientos

San Agustín - página 3

recibir una frase diaria en mi correo |modificar suscripción

inicio » frases por autor » letra s » san agustín - página 3

frases de San Agustín

San Agustín » últimas frases

La verdad purifica; la vanidad mancha.

Vanidad

Conocemos en la medida en que amamos.

Medida

El mundo es un libro, y quienes no viajan leen sólo una página.

Libro

Donde no hay caridad no puede haber justicia.

Caridad

Si quieres ser grande, comienza por ser pequeño; si quieres construir un edificio que llegue hasta el cielo, piensa primero en poner el fundamento de la humildad. Cuanto mayor sea la mole que se trate de levantar y la altura del edificio, tanto más hondo hay que cavar el cimiento. Y mientras el edificio que se construye se eleva hacia lo alto, el que cava el cimiento se abaja hasta lo más profundo. El edificio antes de subir se humilla, y su cúspide se erige después de la humillación.

Humildad

En las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad.

Caridad

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.

Manos

Pues, ¿Qué es entender sino vivir de un modo más brillante y perfecto de la misma luz de la mente?

Mente

Tú no puedes ser luz para ti; no puedes, no puedes.

Luz

Por dos causas pecamos: o por no ver aún lo que debemos hacer, o por no hacer lo que ya vemos no se debe hacer; lo primero es mal de ignorancia; lo segundo, de flaqueza.

Pecado

El género humano es un mar profundamente curioso y procelosamente hinchado, e inquietamente fluido.

Ser humano

Tus vicios son las serpientes; mata las serpientes de la injusticia, y se aumentará tu deseo de la fuente de verdad.

Injusticia

Página 3 de 4

Influencias San Agustín

Influenciado por... [mostrar]

Relacionados con San Agustín

Aristóteles - Platón - Santo Tomás De Aquino

ocupación

  1. Filósofos » Filósofos siglo IV » Filósofos de Argelia

san agustín

Biografía de San Agustín



Filósofo y teólogo argelino, uno de los cuatro doctores originales de la iglesia latina, llamado "doctor de la gracia".

Nacido de padre pagano, más tarde convertido al cristianismo y madre cristiana devota, San Agustín estaba dotado de una gran imaginación e inteligencia. En su juventud se destacó en el estudio del griego y poseía gran elocuencia y genio retórico, entregándose a la vida mundana. En 372 la lectura de la obra "Hortensius" de Cicerón lo introdujo de lleno en el estudio de la filosofía, llevando una vida más ordenada y conociendo a una mujer que será su pareja durante catorce años y con la cual tendrá un hijo. Durante varios años estudia las diferentes escuelas filosóficas, abrazando el maniqueísmo y luego decepcionado por no alcanzar la verdad termina abrazando el escepticismo. En 383, San Agustín parte hacia Roma con su madre, donde comienza a asistir como catecúmeno (persona que se está instruyendo en la doctrina católica para bautizarse) a las celebraciones litúrgicas del obispo Ambrosio y queda asombrado. San Agustín decide volcarse al catolicismo y vivir en ascesis. En 386 se aboca al estudio formal y metódico de las ideas cristianas y a la meditación. A mediados de 387 es bautizado y tiempo después fallece su madre. San Agustín regresa a Tagaste y vende todas sus posesiones repartiendo lo recibido entre los pobres. En 391 viaja a Hipona con la idea de abrir un monasterio pero es ordenado sacerdote por el obispo de Hipona. Cuatro años más tarde, San Agustín es nombrado obispo de Hipona, teniendo una actividad relevante, predicando y defendiendo la doctrina cristiana.

obras destacadas

recomendar a un amigo | ayuda | política de privacidad

© copyright 2006 - 2008 Frases & pensamientosDosAlfiles: Diseño Web y Programación