Frases de Samuel Beckett

A los perros viejos les llega la hora en que al oír el silbido del dueño que parte al amanecer, con el bastón en la mano, ya no pueden abalanzarse tras él. Malone muere

Frases de Oír


Me interrumpo para señalar que me siento extraordinariamente bien. Quizá sea el delirio. Malone muere

Frases de Delirio


(...) Y si alguna vez me callo es que ya no habrá nada que decir, aunque no se haya dicho todo, aunque no se haya dicho nada. Malone muere

Frases de Dicho


Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo. Esperando a Godot

Frases de "Esperando a Godot" (1952) Frases de Lágrimas


Pero es inútil insistir sobre este período de mi vida. A fuerza de llamar a esto mi vida terminaré por creérmelo. Es el principio de toda publicidad. Molloy

Frases de Período


Estoy tranquilo. Todo duerme. Sin embargo, me levanto y voy a mi despacho. No tengo sueño. Mi lámpara me ilumina nítida y suavemente. La tengo regulada. Durará hasta que se haga de día. Molloy

Frases de Lámpara


Porque no saber nada no es nada, no querer saber nada tampoco, pero lo que es no poder saber nada, saber que no se puede saber nada, este es el estado de la perfecta paz en el alma del negligente pesquisidor. Molloy

Frases de Nada


Las lágrimas corren por mis mejillas sin que experimente la necesidad de entornar los ojos. ¿Qué me hace llorar así? De tanto en tanto. No hay nada aquí que pueda entristecer. Tal vez se trate de cerebro licuado. En todo caso, la felicidad pasada se me ha ido completamente de la memoria, si es que alguna vez estuvo presente en ella. El innombrable

Frases de Llorar


Pensemos en las horas en que, abrazados, en la oscuridad, nuestros corazones entristeciéndose al unísono, escuchamos decir al viento lo que es estar fuera, por la noche, en invierno, y lo que es haber sido lo que nosotros hemos sido, y naufraguemos juntos en una desgracia sin nombre, apretujándonos. Malone muere

Frases de Desgracia


Sé que tengo los ojos abiertos, a causa de las lágrimas que de ellos manan sin cesar. El innombrable

Frases de Lágrimas


Qué claro y sencillo se vuelve todo, cuando se abren los ojos hacia el interior, a condición desde luego de previamente haberlos asomado afuera, para mejor gozar del contraste. El innombrable

Frases de Sencillo


Pero un último esfuerzo, uno más, tal vez sea el último, hay que proceder cada vez como si fuera la última, es el único medio de no retroceder. El innombrable

Frases de Esfuerzo

Contexto histórico

Anglicanismo Ateísmo Premio Nobel de Literatura Segunda Guerra Mundial Teatro del absurdo

Influencia en las frases de Samuel Beckett

Autores relacionados

Bertolt Brecht Eugène Ionesco

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Irlanda

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Irlanda

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Irlanda

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Irlanda

Samuel Beckett


Frases de Samuel Beckett: Poeta, novelista, crítico y dramaturgo irlandés, autor de "El fin" (1946), "El expulsado" (1946), "Malone muere" (1951), "Esperando a Godot" (1952) y "El innombrable" (1953).

Nombres

RealSamuel Barclay Beckett

Biografía Samuel Beckett

Samuel Beckett nació en el seno de una familia anglicana de buena posición, de padre William Beckett, aparejador (actual ingeniero civil) y madre May Roe, enfermera.

Comenzó su educación en el "Earlsford House School" y en 1919 pasó a la "Portora Royal School".

Durante su adolescencia, Samuel Beckett se destacó como un gran deportista y jugador de ajedrez en el "Trinity College", donde estudió francés, italiano e inglés y obtuvo la licenciatura en lenguas romances en 1927 y el doctorado en 1931.

Tras un periodo breve en el que dio clases en el "Campbell College", se trasladó a París (Francia), donde aceptó el puesto de lector de inglés en la Escuela Normal Superior de París y trabó amistad con James Joyce.

En 1929 Samuel Beckett escribió su primer relato breve "Conjetura" que publicó en la revista literaria "transition" y al siguiente año ganó un premio por su poema "Whoroscope".

Durante la década de 1930 viajó por Europa, trabajando en diversos oficios para subsistir y estando en los más variados ambientes, que le sirvieron luego para volcar en sus obras.

En 1940 Samuel Beckett se alistó en la Resistencia Francesa tras la ocupación nazi en plena Segunda Guerra Mundial (1939-1945), y trabajó como mensajero, y en varias ocasiones, a lo largo de los dos años siguientes, estuvo a punto de ser apresado por la Gestapo.

Finalizada la guerra fue reconocido con la "Croix de Guerre" y la "Médaille de la Résistance" por el gobierno francés debido a sus esfuerzos en la lucha contra la ocupación alemana.

En 1945, tras un breve paso por Dublín, Samuel Beckett se estableció definitivamente en París, donde produjo entre 1951 y 1953 cuatro grandes obras, la trilogía "Molloy", "Malone muere" y "El innombrable" y la obra de teatro "Esperando a Godot".

Tanto en sus novelas como en sus obras, Samuel Beckett centró su atención en la angustia indisociable de la condición humana, con una prosa austera y disciplinada, sazonada de un humor corrosivo y alegrado con el uso de la jerga y el humor fino.

En 1969 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura y unos años más tarde, en 1984, recibiría la más alta distinción de la asociación de artistas de Irlanda denominada "Aosdána".

Libros destacados

  • Esperando a Godot (1952)
  • Molloy (1951)
  • Malone muere (1951)
  • El innombrable (1953)
  • Whoroscope (1930)
  • Proust (1931)

Enlaces

Síguenos en