Frases de Robert Louis Stevenson

Exponer un argumento no significa necesariamente estar sordo a los otros. Apología de los ociosos y otras ociosidades

Frases de "Apología de los ociosos y otras ociosidades" (1877) Frases de Exponer


Un hombre no debe negar sus capacidades manifiestas, porque significa evadir sus obligaciones.

Frases de Obligación


La vanidad muere con dificultad. En algunos casos obstinados, sobrevive al hombre.

Frases de Vanidad


No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices. Apología de los ociosos y otras ociosidades

Frases de "Apología de los ociosos y otras ociosidades" (1877) Frases de Deber


Aquel documento ofendía la vista del abogado desde hacía mucho tiempo. Le ofendía no sólo como abogado sino como partidario de los aspectos sensatos y habituales de la vida, para quien cualquier extravagancia era impúdica. En busca de Mr. Hyde, El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde

Frases de "El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde" (1886) Frases de Abogado


No existen tierras extrañas. Es el viajero el único que es extraño.

Frases de Turista


Capacidad para el ocio implica un apetito universal y un fuerte sentimiento de identidad personal. Apología de los ociosos y otras ociosidades

Frases de "Apología de los ociosos y otras ociosidades" (1877) Frases de Ocio


Enterradme y dejad que descanse bajo el vasto y estrellado cielo. Gozoso viví y gozoso muero.

Frases de Cielo


Soy el mayor de los pecadores, y también el que más sufre de todos. El extraordinario[10] incidente del doctor Lanyon, El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde

Frases de "El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde" (1886) Frases de Pecadores


La política es quizá la única profesión para la que no es necesaria preparación.

Frases de Profesión


De cualquier forma los celos son en realidad una consecuencia del amor: os guste o no, existen.

Frases de Celos


Y de hecho, el peor de mis defectos era una cierta e impaciente predisposición al regocijo, que ha hecho felices a muchos, pero que yo encontré difícil de conciliar con mi imperioso deseo de llevar bien alta la cabeza y mostrar ante el público un semblante más serio de lo que es normal. Declaración completa de Henry Jekyll sobre el caso, El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde

Frases de "El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde" (1886) Frases de Regocijo

Contexto histórico

Época victoriana

Influencia en las frases de Robert Louis Stevenson

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charles Dickens Charlotte Brontë Herbert George Wells Herman Melville

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Escocia

Ensayistas » Ensayistas siglo XIX » Ensayistas de Escocia

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Escocia

Abogados » Abogados siglo XIX » Abogados de Escocia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Escocia

Robert Louis Stevenson

Frases de Robert Louis Stevenson

Frases de Robert Louis Stevenson: Escritor, novelista, ensayista, poeta y abogado escocés, autor de "Narraciones maravillosas" (1882), "La isla del tesoro" (1883), "El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde" (1886) y "Secuestrado" (1886).

Nombres

RealRobert Louis Balfour Stevenson

Biografía Robert Louis Stevenson

Robert Louis Stevenson es el único hijo del del ingeniero y constructor de faros Thomas Stevenson y de Margaret Isabella Balfour.

En 1857 comienza su educación escolar en "Mr Hendersonís School", estudiando luego en la Edinburgh Academy y finalmente obteniendo una licenciatura en derecho en la Universidad de Edimburgo.

En uno de sus numerosos viajes, Robert Louis Stevenson conoce a Fanny Osbourne en California (Estados Unidos) y contrae matrimonio en 1879.

En 1882 publica "Narraciones maravillosas" y obtiene cierta notoriedad, luego ampliada con la publicación de "La isla del tesoro" (1883), "El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde" (1886), "Secuestrado" (1886) y "La flecha negra" (1888).

En 1888 Robert Louis Stevenson inicia junto a su esposa un crucero de placer por el sur del Pacífico que los condujo hasta las islas Samoa, donde viviría hasta su muerte.

Libros destacados

  • La isla del tesoro (1883)
  • Secuestrado (1886)
  • El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde (1886)
  • Apología de los ociosos y otras ociosidades (1877)
  • Narraciones maravillosas (1882)
  • Jardín de verso para niños (1885)

Enlaces

Síguenos en