Frases de Robert James Waller

Una vez vi un ganso en Canadá a quien unos cazadores le habían matado la pareja. Sabes que se aparean para toda la vida. El ganso anduvo en círculos alrededor del estanque durante muchos días después de lo sucedido. Cuando lo vi por última vez nadaba solo en medio del arroz silvestre, siempre buscando. Supongo que la analogía es demasiado obvia para el gusto literario, pero es así como me siento.

Frases de Pareja


Robert, hay un ser dentro de ti que yo no llego a sacar a la superficie, que no tengo fuerzas suficientes para alcanzar. A veces siento que hace mucho tiempo que estás aquí, más que una vida, y que has estado en lugares con los que ninguno de nosotros ha soñado jamás. Me asustas, a pesar de que eres muy delicado conmigo. Si no luchara por controlarme cuando estoy contigo, sentiría que puedo descentrarme y no encontrar retorno.

Frases de Encontrar


Dios o el universo, o lo que uno elija para nombrar los grandes sistemas de equilibrio y orden, no reconoce el tiempo terrestre. Para el universo, cuatro días no es distinto de cuatro mil millones de años luz. Yo trato de tenerlo siempre presente. Pero, al fin y al cabo, no soy más que un hombre. Y todas las elucubraciones filosóficas que puedo conjurar no me salvan de desearte, todos los días, a cada momento ni del despiadado gemido del tiempo, el tiempo que nunca puedo pasar contigo, dentro de mi cabeza. Te amo profundamente, totalmente. Y será siempre así.

Frases de Gemido


Cuando haya terminado con el puente que vimos hoy, no tendrá el aspecto que tú piensas. Lo habré convertido en algo mío, por la elección del lente, o el ángulo de la cámara, o la composición general, y más probablemente por la combinación de todo eso. Yo no me limito a tomar las cosas como se dan; trato de convertirlas en algo que refleje mi conciencia personal, mi espíritu. Trato de encontrar la poesía en la imagen. La revista tiene su propio estilo y sus exigencias, y yo no siempre estoy de acuerdo con el gusto del editor; en realidad la mayor parte del tiempo no lo estoy.

Frases de Cámara


Medía menos de un metro setenta, andaba por los cuarenta o poco más, tenía una linda cara y un cuerpo hermoso, cálido. Pero dondequiera que iba encontraba mujeres bonitas. Esas cosas físicas eran agradables, pero para Robert la inteligencia y la pasión que nacen de vivir, la capacidad de conmover y de conmoverse con sutilezas de la mente y el espíritu, era lo que realmente contaba. Por eso no encontraba atractivas a la mayoría de las mujeres jóvenes, resultándole indiferente su belleza exterior. No habían vivido ni sufrido lo suficiente como para poseer esas cualidades que le interesaban.

Frases de Cualidades


Hace unas semanas me sentía equilibrado, razonablemente satisfecho. Tal vez no profundamente feliz, tal vez un poco solo, pero al menos contento. Ahora todo ha cambiado. Ahora sé que estuve yendo hacia ti, y tú hacia mí desde hace largo tiempo. Aunque ninguno de los dos percibía al otro antes que nos conociéramos, había una especie de certeza inconsciente que cantaba alegremente bajo nuestra ignorancia, asegurando que nos reuniríamos. Como dos pájaros solitarios que vuelan por las grandes praderas por designio de Dios, en todos estos años y estas vidas hemos estado yendo el uno hacia el otro.

Frases de Inconsciente


Pensó en Marian, que lo había dejado nueve años atrás, después de cinco de matrimonio. Ahora Kincaid tenía cincuenta y dos, lo cual significaba que ella estaba llegando a los cuarenta. Marian soñaba con ser música, cantante folk. Sabía todas las canciones de los Weavers y las cantaba muy bien en los cafés de Seattle. En aquellos tiempos, cuando Robert llegaba a casa, la llevaba en el auto a reuniones de músicos de jazz y se sentaba con el público a oírla cantar. Sus largas ausencias, a veces de dos o tres meses, eran perjudiciales para el matrimonio. El lo sabía. Marian estaba enterada de lo que él hacía cuando se casaron, y pensaron que de algún modo podrían manejarlo. No pudieron. Cuando Robert volvió después de hacer una nota fotográfica en Islandia ella no estaba. La esquela decía: Robert, no funcionó. Te dejo la guitarra Harmony. Mantente en contacto". No lo hizo. Ella tampoco. Firmó los papeles del divorcio cuando llegaron un año después, y al día siguiente tomó un avión para Australia. Ella no pedía nada; sólo su libertad.

Frases de Divorcio

Ocupación

Economistas » Economistas siglo XX » Economistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Fotógrafos » Fotógrafos siglo XX » Fotógrafos de Estados Unidos

Músicos » Músicos siglo XX » Músicos de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Estados Unidos

Robert James Waller

Frases de Robert James Waller

Frases de Robert James Waller: Escritor, novelista, fotógrafo, músico, profesor y economista estadounidense autor de "Los puentes de Madison" (1992) y "Puerto Vallarta" (1995), ambas obras llevadas al cine.

Biografía Robert James Waller

Robert James Waller nació en la ciudad de Rockford, donde se crió y realizó sus primeros estudios.

En 1964 se recibió de Licenciado en Economía en la Universidad del Norte de Iowa, y tiempo más tarde se doctoró en Administración de Empresas en la Nelly School of Business de la Universidad de Indiana (1968).

En 1968 comenzó a dictar clases de gestión y economía en la Universidad del Norte de Iowa y en 1977 se convirtió en profesor titular.

En 1980 Robert James Waller se convirtió en decano de la Facultad de Ciencias Empresariales (College of Business), cargo que mantuvo hasta 1986 para luego retirarse y dedicarse a la escritura, la música y la fotografía.

En 1992 publica "Los puentes de Madison", novela que explora la relación entre una ama de casa llamada Francesca, y un fotógrafo llamado Robert Kincaid y que fue llevada al cine en 1995 por Clint Eastwood.

Tiempo después le siguieron "Vals lento en Cedar Bend" (1993), "Canciones viejas en un café nuevo" (1994) y "Imágenes" (1994).

En 1995 publicó "Puerto Vallarta", novela que también fue llevada al cine con gran éxito.

Libros destacados

  • Los puentes de Madison (1992)
  • Vals lento en Cedar Bend (1993)
  • Canciones viejas en un café nuevo (1994)
  • Puerto Vallarta (1995)
  • Los caminos del recuerdo (2002)
  • Más allá de la luz del fuego (1988)

Enlaces

Síguenos en