Frases de Ricardo Güiraldes - Página 5

01. Breves palabras caían como cenizas de pensamientos internos. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Cenizas + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


02. Era un espíritu anárquico y solitario, a quien la sociedad continuada de los hombres concluía por infligir un invariable cansancio. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Cansancio + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


03. De peones de estancia habían pasado a ser hombres de pampa. Tenían alma de reseros, que es tener alma de horizonte. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Peones + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


04. De pronto oí correr unos caballos; un cencerro agitó sus notas con precipitación de gotera. Aquellos sonidos se expandían en el sereno matinal, como ondas en la piel somnolente del agua, al golpe de algún cascote. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Ondas + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


05. Me dominó la rudeza de aquellos tipos callados y, no sé si por timidez o por respeto, dejé caer la barbilla sobre el pecho, encerrando así mi emoción. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Timidez + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


06. Afuera los caballos relinchaban. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Caballo + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


07. Los caballos estaban cubiertos de sudor y las gotas que caían de sus frentes salábanle los ojos. Tenía yo ganas de dormirme en un renunciamiento total. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Sudor + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


08. Los novillos parecían haber vestido ropas nuevas, como nuestros caballos, y nosotros mismos habíamos perdido las arrugas, creadas por el calor y la fatiga, para ostentar una piel tirante y lustrada. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Calor + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"


09. De pronto, una abertura se hizo en el cielo. La lluvia se desmenuzó en un sutil polvillo de agua y, como cediendo a mi angustioso deseo, un rayo de sol cayó sobre el campo. "Don Segundo Sombra" (1926)

+ Frases de Lluvia + Pensamientos de "Don Segundo Sombra"

Influencias

Autores relacionados

José Hernández Leopoldo Lugones Macedonio Fernández Oliverio Girondo Roberto Arlt

Ricardo Güiraldes


Poeta y escritor argentino, autor de "Cuentos de muerte y de sangre" (1915), "Un idilio de estación" (1917), "Rosaura" (1922), "Xaimaca" (1923 y "Don Segundo Sombra" (1926).

Sobre Ricardo Güiraldes

Ricardo Güiraldes nació en e seno de una familia de clase alta, de padre Manuel Güiraldes, hombre de gran cultura que llegó a ser intendente de Buenos Aires y Dolores Goñi su madre, perteneciente a una familia de gran renombre.

Al año de tener a Ricardo Güiraldes, la familia se trasladó a Europa donde permaneció hasta 1890, cuando decidieron regresar a la Argentina.

Su niñez y juventud transcurrieron entre San Antonio de Areco y Buenos Aires y terminada su educación inicial, comenzó las carreras de Arquitectura primero y Derecho después, abandonándolas pronto.

Abandonadas las carreras, Ricardo Güiraldes viaja a Europa y Oriente en 1910, visitando Japón, Rusia, la India, Oriente Próximo y España, para finalmente fijar su lugar de residencia en París (Francia).

En 1912 retornó a Buenos Aíres con la convicción de ser escritor, y tiempo después aparecieron sus primeros cuentos en la revista "Caras y caretas" En 1926 aparece la obra más notoria de Ricardo Güiraldes, "Don Segundo Sombra", novela emblemática para su época, donde narra la iniciación de un joven bastardo a manos del último gaucho, todo ello mezclado con descripciones de la vida campesina, relatos tradicionales y descripciones de la naturaleza que la imbrican en el regionalismo americano.

En 1927 Ricardo Güiraldes realiza un viaje a Arcachón (Francia), pero debe ser trasladado de urgencia a París, donde fallece víctima de la enfermedad de Hodgkin (cáncer de los ganglios).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Síguenos