Frases de Rafael Chirbes

Cuando, tendido en la cama del hospital, alargaba la mano para tocarme y me miraba con ansia, aún me parecía descubrir en él la descabellada aspiración que leemos en los cuentos de terror, en las novelas romáticas y en las fantasmagorías que les gustaban a los surrealistas: deseo de amor que perdura más allá de la muerte. París-Austerlitz

Frases de "París-Austerlitz" (2016) Frases de Surrealistas


El loco amor de los poetas surrealistas y la realidad miserable de cualquier pareja, con su egoísta estrechez de miras: tú y yo, mi vida, aquí estamos tan ricamente, y que se hunda el mundo, que a nosotros nos da lo mismo mientras permanezcamos uno junto a otro: el amor, sentimiento tantas veces paralizante, pesimista (contigo o muerto, contigo aunque sea muerto; contigo hasta la muerte) y sucio. París-Austerlitz

Frases de "París-Austerlitz" (2016) Frases de Egoísta


Hace siglos que sabemos que no hay rico que sea generoso, los generosos encallan en el estadio previo a la riqueza, bracean, hacen señales en dirección a la costa durante algún tiempo y a continuación se ahogan. Sus cadáveres desaparecen para siempre sepultados en el mar de la economía, o en el mar de la vida, que vienen a ser lo mismo. Mueren en la indigencia. En la orilla

Frases de Generoso


Cómo se te va a ocurrir que tu infierno pueda ser quedarte fuera de la maldición de Yahvé, en un lugar que está en el exterior de las páginas del libro de anotaciones de pedidos, del bloc de albaranes, lejos de las máquinas y las herramientas, y que es inversa expresión contemporánea de la maldición bíblica: No podrás ganarte el pan con el sudor de tu frente. En la orilla

Frases de Maldición


Yo no soy un novelista profesional, no tengo plano de mis novelas...(...) No sé qué va a pasar. En ese sentido yo siempre digo que soy proustiano: aprendes de lo que escribes al tiempo que lo escribes. La propia escritura es el aprendizaje de lo que estás escribiendo, y esto yo creo que hace que cuando termines una novela no has contado una historia ajena a ti, sino que de alguna manera te has exprimido tú mismo.

Frases de Novelista


Uno no es exactamente lo que come, como dicen los clásicos, y como yo mismo he dado por supuesto, sino que uno es, sobre todo, dónde come, y con quién come, y cómo nombra con propiedad lo que come, y el acierto con que elige en la carta lo más correcto y lo hace ante testigos, y uno es, muy especialmente, el que luego cuenta lo que come y con quién. Si sabes eso de alguien, sabes quién es el pájaro. En la orilla

Frases de Comer


Un pescador, un cazador, tienen que convertirse ellos mismos en las piezas que capturan, pensar como ellas. Por eso el verdadero cazador, el pescador de verdad, se enamora de su víctima: se está cazando a sí mismo. Y siente piedad por ella. En la orilla

Frases de Cazador


Ni siquiera he acudido por piedad: si ha habido algún sentimiento en mí durante esas visitas no ha tenido que ver ni con la piedad, ni con el amor, seguramente ha sido más bien cumplimiento del pacto que inauguran ciertas palabras que consideramos sagradas -amor es una de ellas- cuando se pronuncian: dije año y pico antes la palabra amar (dije je t'aime, en lo de amar sobran los adverbios, ni poco ni mucho, se ama o no se ama), y ahora, cuando ese sentimiento ya no existía, afrontaba las consecuencias. París-Austerlitz

Frases de "París-Austerlitz" (2016) Frases de Desamor


Me gustan mucho las ciudades pero no sé por qué regla de tres siempre acabo viviendo en pueblos pequeños y en el campo. Y creo que es porque me permite alejarme un poco del lenguaje dominante [...]. Uno vive en una gran ciudad, se relaciona con gente de su clase, de su oficio, de su profesión, y acabas viendo el mundo desde ahí. Y creo que estar fuera de eso te permite ver todos los lenguajes, sentirlos todos igual de emocionantes, igual de ridículos, y al mismo tiempo sentirte tú emocionante y ridículo también.

Frases de Ciudad


Cada noche me preguntaba si es que los demás no se daban cuenta de que la miseria no nos dejaba querernos... Una tarde, cogí a tu hermana y me la llevé al cine. Ni siquiera sabía qué película pasaban aquel día. Sólo quería vengarme de los otros. No me importó que las vecinas me viesen entrar... Por la noche, en casa, tu padre, que ya se había enterado, me besó, me acarició el pelo. Entonces sentí que aquella lucha desesperada por la supervivencia era la forma de amor que nos habían dejado. La buena letra

Frases de "La buena letra" (1992) Frases de Historias de amor


Oía la frase que alguna vez había dicho riéndose cuando atrapaba mi polla con la mano, o cuando la apretaba con fuerza una vez que la tenía dentro: je t'ai eu, te he capturado. Las palabras pronunciadas entre juegos adquirían ahora un siniestro aire premonitorio: el amor como trampa mortal. Unos días más tarde, recogí el resultado de las pruebas. Estaba limpio. Las manchas que tanto me habían preocupado eran de tipo alérgico y probablemente habían sido causadas por una intoxicación alimentaria y, además, habían empezado a desaparecer. París-Austerlitz

Frases de "París-Austerlitz" (2016) Frases de Sida


Los viejos ansiamos corregir, vivir de otra manera lo que erramos en la infancia o durante la adolescencia, como si eso fuera posible. Pensamos más de una noche que habrá sido de la niña que conocimos. Seguramente eso ocurre porque reconocemos ya nuestra incapacidad para corregir cuanto nos concierne en el presente. No quieres aceptar ya que la niña será una vieja con dientes implantados, o postizos como los tuyos. De noche te llegan recuerdos de gente que ya no está, historias que ya no tienes con quien compartir porque no queda nadie de los que las vivieron a tu lado. En la orilla

Frases de Corregir

Influencia en las frases de Rafael Chirbes

Autores relacionados

Francisco Umbral Javier Marías

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de España

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de España

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de España

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de España

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de España

Rafael Chirbes

Frases de Rafael Chirbes

Frases de Rafael Chirbes: Escritor, novelista, ensayista, traductor y crítico literario español, autor de "Mimoun" (1988), "La larga marcha" (1996), "Los viejos amigos" (2003), "Crematorio" (2007), "En la orilla" (2013) y "París-Austerlitz" (2016).

Nombres

RealRafael Chirbes Magraner

Biografía Rafael Chirbes

Rafael Chirbes nace en el seno de una familia humilde, muriendo su padre cuatro años después de su nacimiento y su infancia transcurre en Tavernes de Valldign.

En 1957 ingresa al Colegio de Huérfanos de Ferroviario y en 1965 se traslada a Madrid para estudia Historia Moderna y Contemporánea.

Tiempo después Rafael Chirbes viaja a Marruecos, donde trabaja como profesor de español y luego a París (Francia).

De regreso en España, vive en diversas poblaciones españolas como Barcelona, La Coruña y Valverde de Burguillos y en el año 2000 regresa a su tierra natal.

En 1988 publica su primera novela, "Mimoun", finalista del Premio Herralde.

Con "La larga marcha" (1996), Rafael Chirbes comienza la trilogía sobre la sociedad española que abarca desde la posguerra hasta la transición, y se completa con "La caída de Madrid" (2000) y "Los viejos amigos" (2003).

Tiempo después aparecerían "Crematorio" (2007), "En la orilla" (2013) y "París-Austerlitz" (2016) entre otras.

Libros destacados

  • La larga marcha (1996)
  • Crematorio (2007)
  • En la orilla (2013)
  • París-Austerlitz (2016)
  • Mimoun (1988)
  • La caída de Madrid (2000)

Enlaces

Síguenos en