Frases de Quintiliano

Lo que no ayuda, estorba.

Frases de Ayuda


La conciencia vale por mil testigos.

Frases de Conciencia


No muchas cosas, sino mucho.

Frases de Conocimiento


A la mayor parte de los niños no les falta ingenio, sino aplicación.

Frases de Ingenio


El que parece sabio entre los tontos, parece tonto entre los sabios.

Frases de Tonto


Dejo a un lado las amistades, que trabadas como con lazos de religión, duran hasta la vejez; porque el tener unos mismos estudios no es menos estrecho vínculo que profesar una misma religión.

Frases de Vínculo

Influencia en las frases de Quintiliano

Autores relacionados

Cayo Cornelio Tácito Marco Valerio Marcial Séneca

Ocupación

Abogados » Abogados siglo I » Abogados de Antigua Roma

Escritores » Escritores siglo I » Escritores de Antigua Roma

Oradores » Oradores siglo I » Oradores de Antigua Roma

Profesores » Profesores siglo I » Profesores de Antigua Roma

Quintiliano

Frases de Quintiliano
  • 39
  • Calagurris, circa , Antigua Roma (Calahorra, La Rioja, España)
  • 95
  • Antigua Roma (Roma, Italia)

Frases de Quintiliano: Escritor, abogado, retórico y orador de la Antigua Roma, famoso por ser el mejor profesor de retórica del mundo antiguo junto a Isócrates.

Nombres

RealMarco Fabio Quintiliano

Biografía Quintiliano

No se conocen muchos datos de la infancia de Quintiliano.

Se sabe a través del prefacio de su obra más importante, Institutio Oratoria, que su mujer murió apenas cumplidos los 19 años y sus dos hijos: uno cuando tenía 5 años y otro con 9 años.

Estudió en la escuela de gramática de Remmio Palemón en Roma y tiempo después estudió con el célebre orador Domicio Afro.

Regresó a Circa y permaneció allí hasta el año 68, en el que Galba fue proclamado emperador y lo llamó para que volviera a Roma.

Desde ese momento, Quintiliano se dedicó a enseñar retórica, alcanzando gran fama, convirtiéndose en el primer profesor que abrió una escuela pública pagada por el fisco bajo Vespasiano.

Nunca abandonó su profesión de abogado, desarrollándola paralelamente.

Bajo el emperador Domiciano, Quintiliano recibió la ornamenta consularia.

Luego de más de veinte años dedicándose a la enseñanza de la retórica, se retiró con la intención de componer un tratado de retórica, en el que deja expuesto su concepto de orador, como alguien que es capaz de convencer a través de la palabra y su admiración por el estilo y calidad oratoria de Cicerón.

Luego de dar a conocer su obra, no se vuelve a tener noticia de Quintiliano.

Libros destacados

  • Institutio Oratoria (95)

Síguenos en

Frases y pensamiento en Facebook Frases y pensamiento en Twitter Frases y pensamiento en Google +