Frases de Pío de Pietrelcina

01. La humildad es verdad, y la verdad es humildad.

+ Frases de Humildad


02. No amar es como herir a Dios en la pupila de Su ojo. ¿Hay algo más delicado que la pupila?

+ Frases de Herir


03. Dulce es la mano de la Iglesia también cuando golpea, porque es la mano de una madre.

+ Frases de Iglesia


04. Haré más desde el cielo, de lo que puedo hacer aquí en la tierra.

+ Frases de Cielo


05. Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración... La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios. Debes hablarle a Jesús, no solo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones debes hablarle solo con el corazón.

+ Frases de Oración


06. Solo quiero ser un fraile que reza.

+ Frases de Oración


07. La oración es el pan y la vida del alma; es el respiro del corazón, no quiero ser más que esto, un fraile que ama.

+ Frases de Oración


08. Una sola cosa es necesaria: consolar tu espíritu y amar a Dios.

+ Frases de Dios


09. Dulce es el yugo de Jesús, liviano su peso, por lo tanto, no demos lugar al enemigo para insinuarse en nuestro corazón y robarnos la paz.

+ Frases de Jesús


10. No hay tiempo mejor empleado que el que se invierte en santificar el alma del prójimo.

+ Frases de Prójimo


11. El tiempo transcurrido en glorificar a Dios y en cuidar la salud del alma, no será nunca tiempo perdido.

+ Frases de Dios


12. La clave de la perfección es el amor. Quien vive de amor, vive en Dios, pues Dios es amor, como dice el Apóstol.

+ Frases de Perfección

Autores relacionados

Francisco de Asís Jorge Bergoglio Juan Pablo II Madre teresa de Calcuta

Pío de Pietrelcina

Pío de Pietrelcina

Religioso italiano, conocido por hechos sobrenaturales que se le atribuyen, especialmente estigmas y curaciones.

Biografía Pío de Pietrelcina

Pío de Pietrelcina nace en el seno de una familia humilde, de padre Grazio María Forgione y María Giussepa di Nunzio su madre, quien le puso el nombre "Francesco" por su devoción a san Francisco de Asís.

En 1903, cuando contaba 16 años, entró en el noviciado de la orden de los Frailes Menores Capuchinos en Morcone.

Pío de Pietrelcina recibió la ordenación sacerdotal el 10 de agosto de 1910 en Benevento.

En 1916 fue enviado al Convento de San Giovanni Rotondo y permaneció allí hasta su muerte.

Fue beatificado el 2 de mayo de 1999 y el 16 de junio del 2002, Juan Pablo II lo canonizó bajo el nombre de San Pío de Pietrelcina.

Enlaces

Ocupación

Religiosos » Religiosos siglo XX » Religiosos de Italia

Síguenos