Frases de Philip Kerr

Sólo me queda una pregunta que hacerle, Gunther, y es importante desde su punto de vista, de modo que preste atención. No sé si tirarlo al agua muerto o vivo. He visto las dos cosas y, después de haberlo pensado detenidamente, creo que es mejor mandarlo al fondo muerto. Ahogarse no es tan rápido, creo. Yo preferiría una bala en la cabeza, previamente. Si los muertos no resucitan

Frases de "Si los muertos no resucitan" (2009) Frases de Bala


Me estremecí un poco solo por encontrarme allí, sobre todo cuando un guardia alto y delgado me llevó por un tramo circular de escaleras de hierro hacia las profundidades de la prisión y por un pasillo de baldosas de color beige que olía intensamente a miseria, cosa que, como cualquiera puede atestiguar, es una sutil mezcla de esperanza, desesperación, manteca de cocina rancia y meados humanos. Un hombre sin aliento

Frases de "Un hombre sin aliento" (2011) Frases de Prisión


He oído decir que los hijos son una bendición cuando nos vamos haciendo mayores. - ¿Sabe una cosa?, para ser un cínico, está empezando a sonar muy sentimental. Es fácil ver que no tiene hijos. Así que déjeme que le corrija: los hijos son el reflejo de nuestra propia vejez. Son la forma más rápida de envejecer que conozco. El espejo de nuestro declive. Pálido criminal

Frases de "Pálido criminal" (1990) Frases de Cínico


El sargento recepcionista era tan grande como una bola de demolición, y no mucho más útil. Era calvo, con un bigote encerado semejante a un águila alemana. Cada vez que se movía, el cinturón de cuero crujía contra el vientre como un barco cuando tensa sus guindalezas. De vez en cuando se llevaba la mano a la boca y eructaba. Desde la puerta de la entrada se captaba el olor de su desayuno. Una llama misteriosa

Frases de "Una llama misteriosa" (2008) Frases de Calvo


Me encontré en una pequeña sala de espera, donde había una serie de plantas en macetas y un terrario con tortugas de agua; por lo menos y para variar, no eran peces de colores, me dije, y consciente de que su dueño estaba muerto, espolvoreé en la superficie del agua un poco de la apestosa comida que tomaban. Era mi segunda buena acción del día. La caridad empezaba a convertirse en una costumbre. Réquiem alemán

Frases de "Réquiem alemán" (1991) Frases de Buena acción


Berlín. Yo adoraba esta vieja ciudad. Pero eso fue antes de que se mirara en su propio reflejo y le diera por llevar unos corsés tan ajustados que apenas podía respirar. Yo adoraba las filosofías fáciles y despreocupadas, el jazz barato, los cabarés vulgares y todos los demás excesos culturales que caracterizaron los años del Weimar y que hicieron de Berlín una de las ciudades más apasionantes del mundo. Violetas de marzo

Frases de "Violetas de marzo" (1989) Frases de Berlín


Cuando María salió de la cárcel y se enteró de la muerte de su hermano, fue a Caimanera y trabajó como prostituta para hacerse con un arma. Eso ocurre con frecuencia. Para ser sincero, bastantes de nuestros hombres utilizan sus armas como moneda para comprar sexo. Después se limitan a denunciar que les han robado el arma. En cualquier caso, la siguiente ocasión en que el arma apareció, se utilizó para matar al capitán Balart. Gris de campaña

Frases de "Gris de campaña" (2010) Frases de Prostituta


Los alemanes tenemos una capacidad enorme para hacer caso omiso de los demás y de aquello que nos dicen. Eso es lo que nos hace tan puñeteramente alemanes. Siempre ha sido así, supongo. Roma le dijo a Martín Lutero que lo dejara correr y ¿lo dejó? Y un cuerno. Beethoven se quedó sordo y, a pesar de lo que le aconsejaban sus médicos, siguió escribiendo música; después de todo, ¿A quién le hacen falta oídos para escuchar toda una sinfonía? Un hombre sin aliento

Frases de "Un hombre sin aliento" (2011) Frases de Alemanes


Eso no procede del juego de química de un escolar. A menos que me equivoque mucho, es ácido sulfúrico. -Enfoqué la luz de la linterna hacia arriba por el lateral del bidón donde también aparecían pintadas las palabras máxima precaución-. Hay suficiente para convertirte en un par de litros de grasa animal. - Espero que kosher -dijo Belinsky-. ¿Para qué querrá un dentista un bidón lleno de ácido sulfúrico? - Por lo que yo sé, debe de meter su dentadura postiza dentro por la noche. Réquiem alemán

Frases de "Réquiem alemán" (1991) Frases de Dentista


Toda forma de vida es un mero vehículo para la supervivencia del ADN, y los genes son diminutos bits de software sin más objetivo que producir copias de sí mismos. Hombres, marsupiales y moluscos no son más que complejos instrumentos que sus respectivos programas de duplicación han creado para perfeccionar los procesos reproductivos. Ese es el auténtico significado de la vida, conforme al cual las secuencias de ADN con más éxito son las variedades que superan al resto en la competición por los escasos recursos del planeta. El segundo ángel

Frases de "El segundo ángel" (1998) Frases de Genes


Era un interesante dilema y señalaba una diferencia real entre el nazismo y el comunismo como formas de gobierno: no había lugar para el individuo en la Rusia soviética; por el contrario, no todo en Alemania estaba controlado por el Estado. Los nazis nunca fusilaban a nadie por ser estúpido, ineficiente o simplemente desafortunado. En términos generales, mientras que los nazis buscaban una razón para fusilarte, los comunistas te fusilaban de mil amores sin razón alguna. Aunque si van a fusilarte de todos modos, ¿Qué más da? Un hombre sin aliento

Frases de "Un hombre sin aliento" (2011) Frases de Nazismo


Ahora que tenía el plan de marcharme de Cuba, se me ocurrió que podría hacer unas cuantas fotografías. ¿Para recordar lo que echase de menos, cuando estuviese viviendo en Bonn y me acostase a las nueve de la noche? Si Beethoven hubiese vivido en La Habana -sobre todo, a la vuelta de la esquina de Casa Marina-, casi seguro que se habría considerado afortunado si hubiera llegado a escribir un solo cuarteto de cuerda, no digamos dieciséis. En cambio, en Bonn, se podía vivir toda la vida sin darse cuenta siquiera de que se era sordo. Si los muertos no resucitan

Frases de "Si los muertos no resucitan" (2009) Frases de La Habana

Influencia en las frases de Philip Kerr

Influenciado por... [mostrar]

Autores relacionados

Agatha Christie Henning Mankell Jo Nesbo Ricardo Menéndez Salmón

Ocupación

Abogados » Abogados siglo XX » Abogados de Escocia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Escocia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Escocia

Philip Kerr


Frases de Philip Kerr: Escritor, novelista y abogado escocés, autor de la Serie "Berlin Noir" y de las obras "Violetas de marzo" (1989), "Pálido criminal" (1990), "Una investigación filosófica" (1992), "Una llama misteriosa" (2008) y "Si los muertos no resucitan" (2009).

Nombres

SeudónimoPB Kerr

Biografía Philip Kerr

Philip Kerr estudia derecho y filosofía del derecho en la Universidad de Birmingham, obteniendo un máster en leyes en 1980.

Trabaja como redactor publicitario para numerosas empresas, entre ellas "Saatchi & Saatchi" antes de dedicarse definitivamente a la literatura.

En 1989 Philip Kerr publica "Violetas de Marzo", la primera obra de la serie "Berlin Noir", protagonizada por el detective alemán Bernhard "Bernie" Gunther.

Le seguirían "Pálido criminal" (1990) y "Réquiem alemán" (1991), toda la serie ambientada en la Alemania del apogeo y declive nazi.

Se destacan además las obras "Una investigación filosófica" (1992), "Una llama misteriosa" (2008), "Si los muertos no resucitan" (2009) y "Praga mortal" (2011).

Libros destacados

  • Violetas de marzo (1989)
  • Pálido criminal (1990)
  • Una investigación filosófica (1992)
  • Réquiem alemán (1991)
  • Una llama misteriosa (2008)
  • Si los muertos no resucitan (2009)

Enlaces

Síguenos en