Frases de Paulo Freire

Dictamos ideas. No cambiamos ideas. Dictamos clases. No debatimos o discutimos temas. Trabajamos sobre el educando. No trabajamos con él. Le imponemos un orden que él no comparte, al cual sólo se acomoda. No le ofrecemos medios para pensar auténticamente, porque al recibir las fórmulas dadas simplemente las guarda. No las incorpora, porque la incorporación es el resultado de la búsqueda de algo que exige, de quien lo intenta, un esfuerzo de recreación y de estudio. Exige reinvención.

Frases de Estudio


La práctica de navegar implica la necesidad de saberes fundamentales como el del dominio del barco, de las partes que lo componen y de la función de cada una de ellas, como el conocimiento de los vientos, de su fuerza, de su dirección, los vientos y las velas, la posición de las velas, el papel del motor y de la combinación entre motor y velas. En la práctica de navegar se confirman, se modifican o se amplían esos saberes.

Frases de Navegar


Es notable la capacidad que tiene la experiencia pedagógica para despertar, estimular y desarrollar en nosotros el gusto de querer bien y el gusto de la alegría sin la cual la práctica educativa pierde el sentido. Es esta fuerza misteriosa, a veces llamada vocación, la que explica la casi devoción con que la gran mayoría del magisterio sigue en él, a pesar de la inmoralidad de los salarios. Y no sólo sigue, sino cumple, como puede, su deber. Amorosamente, agrego.

Frases de Vocación


La falsa caridad, de la cual resulta la mano extendida del "abandonado de la vida", miedoso e inseguro, aplastado y vencido. Mano extendida y trémula de los desharrapados del mundo, de los "condenados de la tierra". La gran generosidad sólo se entiende en la lucha para que estas manos, sean de hombres o de pueblos, se extiendan cada vez menos en gestos de súplica. Súplica de humildes a poderosos. Y se vayan haciendo así cada vez más manos humanas que trabajen y transformen el mundo.

Frases de Generosidad


En la medida en que al discutir los grupos fuesen percibiendo el engaño que hay en la propaganda, por ejemplo de cierta marca de cigarrillos en que aparece una bella chica en bikini, sonriente y feliz (y que ella, con su sonrisa, su belleza y su bikini, no tiene nada que ver con el cigarrillo), irían descubriendo la diferencia entre educación y propaganda. Por otro lado, se prepararían para discutir y percibir los mismos engaños en la propaganda ideológica y política, en los eslóganes.

Frases de Propaganda


No temo parecer ingenuo al insistir en que no es posible ni siquiera pensar en la televisión sin tener en mente la cuestión de la conciencia crítica. Es que pensar en la televisión o en los medios en general nos plantea el problema de la comunicación, un proceso imposible de ser neutro. En verdad, toda comunicación es comunicación de algo, hecha de cierta manera en favor o en defensa, sutil o explícita, de algún ideal contra algo y contra alguien, aunque no siempre claramente referido.

Frases de Televisión


La necesidad de dividir para facilitar el mantenimiento del estado opresor se manifiesta en todas las acciones de la clase dominadora. Su intervención en los sindicatos, favoreciendo a ciertos "representantes" de la clase dominada que, en el fondo, son sus representantes y no los de sus compañeros; la "promoción" de individuos que revelando cierto poder de liderazgo pueden representar una amenaza, individuos que una vez "promovidos" se "amansan"; la distribución de bendiciones para unos y la dureza para otros, son todas formas de dividir para mantener el "orden" que les interesa.

Frases de Orden


Formar es mucho más que simplemente adiestrar al educando en el desempeño de destrezas. Y por qué no mencionar también la casi obstinación con que hablo de mi interés por todo lo que respecta a los hombres y a las mujeres, asunto del que salgo y al que vuelvo con el gusto de quien se entrega a él por primera vez. De allí la crítica permanente que siempre llevo en mí a la maldad neoliberal, al cinismo de su ideología fatalista y a su rechazo inflexible al sueño y a la utopía.

Frases de Cinismo


Los hombres, por el contrario, al tener conciencia de su actividad y del mundo en que se encuentran, al actuar en función de finalidades que proponen y se proponen, al tener el punto de decisión de su búsqueda en sí y en sus relaciones con el mundo y con los otros, al impregnar el mundo de su presencia creadora a través de la transformación que en él realizan, en la medida en que de él pueden separarse y separándose pueden quedar con él, los hombres, contrariamente del animal, no solamente viven sino que existen y su existencia es histórica.

Frases de Existencia


(...) Un mundo nuevo se eleva delante de ellos, con matices hasta entonces desconocidos. Ganan, poco a poco, la conciencia de sus posibilidades, con resultado inmediato de su inserción en su mundo y de la captación de las tareas de su tiempo o de la nueva visión de los viejos temas. Comienzan a hacerse críticos y, por ello, renuncian tanto al optimismo ingenuo como a los idealismos utópicos; y en cuanto al pesimismo y a la desesperación, se tornan críticamente optimistas. Cuando comienzan a verse con sus propios ojos y se consideran capaces de proyectar, la desesperación de las sociedades alienadas pasa a ser sustituida por esperanza.

Frases de Optimismo


Hasta el surgimiento del ISEB (Instituto Superior de Estudios Brasileño), la conciencia de los intelectuales brasileños, o al menos de la gran mayoría de aquellos que pensaban y escribían en el Brasil, tenía como punto de referencia tanto para pensar como para evaluar su pensamiento la realidad del Brasil como visión europea y después norteamericana. Generalmente, pensar sobre el Brasil era pensar sobre el Brasil desde un punto de vista no brasileño. Se juzga el desarrollo cultural brasileño según criterios y perspectivas en los cuales el país era necesariamente un elemento extranjero. Es evidente que era éste un modo de pensar fundamentalmente alienado. De ahí la imposibilidad de un compromiso. El intelectual sufría nostalgias, vivía una realidad imaginaria que él no podía transformar, poniendo límites a su propio mundo, enojado contra él; sufría porque Brasil no era idéntico a aquel mundo imaginario en el cual vivía; sufría porque el Brasil no era Europa o Estados Unidos; vivía proyectando la visión europea sobre el Brasil, país atrasado; negaba al Brasil y buscaba refugio y seguridad en la erudición sin el Brasil verdadero, y cuanto más quería ser un hombre de cultura menos quería ser brasileño.

Frases de Brasil

Contexto histórico

Gran depresión

Influencia en las frases de Paulo Freire

Autores relacionados

Antonio Gramsci Augusto Boal Jean Piaget John Dewey

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Brasil

Maestros » Maestros siglo XX » Maestros de Brasil

Pedagogos » Pedagogos siglo XX » Pedagogos de Brasil

Abogados » Abogados siglo XX » Abogados de Brasil

Paulo Freire

Frases de Paulo Freire

Frases de Paulo Freire: Abogado, filósofo, pedagogo y maestro brasileño, autor de "La educación como práctica de la libertad" (1967), "Pedagogía del oprimido" (1970), "Pedagogía de la esperanza" (1992) y "Pedagogía de la Autonomía" (1996).

Nombres

RealPaulo Reglus Neves Freire

Biografía Paulo Freire

Paulo Freire nace en una familia de clase media pobre, de padre Joaquín Freire, oficial de la policía militar de Pernambuco y madre Edeltrudis Neves Freire.

En 1931 la familia se traslada a Jaboato, falleciendo el padre al poco tiempo y obligándolo a interrumpir en varias oportunidades sus estudios para poder trabajar y ayudar a la familia.

Terminada la escuela secundaria Paulo Freire ingresa a la Universidad de Recife en 1943, estudiando Derecho, filosofía y psicología del lenguaje al mismo tiempo.

En 1946 es nombrado Director del Departamento de Educación y Cultura del Servicio Social en el Estado de Pernambuco, en 1954 director del Servicio Social de Industria (SESI), y más tarde profesor de pedagogía en la Universidad de Recife.

En 1961 Paulo Freire fue nombrado director del Departamento de Extensión Cultural de la Universidad de Recife, y en 1962 tuvo la primera oportunidad de aplicar de manera significativa sus teorías, cuando se les enseñó a leer y escribir a 300 trabajadores de plantíos de caña de azúcar en tan solo 45 días.

En 1964 el golpe de estado en Brasil pone fin a su proyecto, encarcelándolo por traidor un tiempo y obligándolo a exiliarse.

Durante el periodo de exilio Paulo Freire publica "La educación como práctica de la libertad" (1967) y "Pedagogía del oprimido" (1970) entre otras obras.

Tras dieciséis años de exilio vuelve a Brasil en 1980, impartiendo docencia en la Universidad Estatal de Campinas (UNICAMP) y en la Pontificia Universidad Católica de São Paulo (PUC-SP).

En 1986 Paulo Freire recibe el premio internacional "Paz y Educación" de la UNESCO.

Libros destacados

  • Pedagogía del oprimido (1970)
  • Pedagogía de la esperanza (1992)
  • Pedagogía de la Autonomía (1996)
  • Alfabetización y concientización (1963)
  • La educación como práctica de la libertad (1967)
  • Educación y cambio (1981)

Libros de Paulo Freire »

Enlaces

Síguenos en