Frases de Patricia Highsmith

La felicidad era un poco como volar, pensó, como ser una cometa. Dependía de cuánta cuerda se le soltara... El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Cometas


La felicidad era como una hiedra verde que se extendía por su piel, alargando delicados zarcillos, llevando flores a través de su cuerpo. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Ser feliz


¿Era amor o no era amor lo que sentía por Carol? Y qué absurdo era que ella misma no lo supiese. Había oído hablar de chicas que se enamoraban las unas de las otras y sabía qué tipo de gente eran y el aspecto que tenían. Ni Carol ni ella eran así. Pero sus sentimientos hacia Carol coincidían con todas las descripciones. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Homosexual


Pero en la cama, cuando se dieron un beso de buenas noches, Therese sintió la repentina liberación de las dos, aquella respuesta saltarina en cada una de ellas, como si sus cuerpos estuvieran hechos de una materia que iba unida al deseo. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Liberación


Su vida era una serie de zigzags. A los diecinueve años estaba llena de ansiedad. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Ansiedad


Otra vez le llegó a Therese el levemente dulce olor de su perfume, un olor que le sugería una seda verde oscuro, que parecía propio de ella, como el aroma de una flor especial. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Seda


Una ansiedad abstracta, un deseo de saber, saber algo con certeza, le había hecho un nudo en la garganta hasta tal punto que por un momento pensó que no podría respirar. "¿Tú crees? ¿Tú crees?", empezó la voz en su interior. "¿Tú crees que las dos moriréis violentamente algún día, que os matarán de pronto?" Pero ni siquiera aquella pregunta era suficientemente clara. Quizá después de todo fuese una declaración: no quiero morir todavía sin conocerte. "¿Sientes lo mismo que yo, Carol?" Podría haber expresado esta última pregunta, pero no podía explicar todo lo anterior. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Conocerte


Las amistades son el resultado de ciertas necesidades que pueden estar completamente ocultas para las dos personas, a veces incluso para siempre. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Hermandad


Intentó mantener un tono firme, pero era fingido, como fingir autocontrol cuando alguien que quieres está muerto ante tus ojos. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Fingir


Por ejemplo, un beso no debe minimizarse, ni una tercera persona debería juzgar su valor. Me pregunto si esos hombres miden su placer en función de que produzca hijos o no, y si lo consideran más intenso cuando es así. Después de todo, es una cuestión de placer, y qué sentido tendría discutir si da más placer un helado o un partido de fútbol, o un cuarteto de Beethoven contra la Mona Lisa. Dejo eso para los filósofos. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Intenso


La sensación de que todo el mundo estaba incomunicado con los demás y de estar viviendo en un nivel totalmente equivocado, de manera que el sentido, el mensaje, el amor o lo que contuviera cada vida, nunca encontraba su expresión verdadera. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Aislamiento


Incluso la perla que pendía del lóbulo de su oreja parecía algo vivo, como una gota de agua capaz de desvanecerse con un leve roce. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Orejas

Influencias

Autores relacionados

Raymond Thornton Chandler Ruth Rendell

Patricia Highsmith

Patricia Highsmith

Escritora y novelista estadounidense, autora de "Extraños en un tren" (1950), "El precio de la sal" (1952), "El talento de Mr Ripley" (1955), "Mar de fondo" (1957), Suspense" (1966) y "El juego de Ripley" (1974).

Nombres

RealMary Patricia Plangman
SeudónimoClaire Morgan

Biografía Patricia Highsmith

Patricia Highsmith nació en Fort Worth (Texas) y se trasladó junto a su madre a Greenwich Village (Nueva York), tras ser abandonadas por el padre antes de su nacimiento.

Durante su infancia fue educada por su abuela materna, Willi Mae, y luego de que su madre se casara con Stanley Highsmith en 1924, la futura escritora tomó su apellido.

En 1942 se graduó en el Barnard College, donde estudió literatura inglesa, latín y griego y un año después comenzó a trabajar en la editorial Fawcett.

En 1950 publica su primera novela, "Extraños en un tren", alcanzando la fama absoluta un año después cuando el director de cine Alfred Hitchcock realizara su adaptación al cine.

En 1955 publicó "El talento de Mr. Ripley", la primera serie de libros de "Ripley", compuesta además por las obras "La máscara de Ripley" (1970), "El juego de Ripley" (1974) "El muchacho que siguió a Ripley" (1980) "Ripley en peligro" (1991).

La crueldad materialista de sus análisis éticos y sus ideas políticas de sesgo comunista hicieron que no disfrutara de popularidad en Estados Unidos, por lo que se trasladó a Europa en 1963.

Tras residir en East Anglia (Inglaterra) y en Francia, finalmente se instaló en Tegna (Suiza), donde pasó el resto de su vida.

Patricia Highsmith escribió más de 30 libros, entre novelas y relatos, destacándose "El precio de la sal" (1952), "El cuchillo" (1954), "Mar de fondo" (1957) y "Las dos caras de enero" (1961).

Libros destacados

  • Extraños en un tren (1950)
  • El talento de Mr. Ripley (1955)
  • Suspense (1966)
  • El precio de la sal (1952)
  • El cuchillo (1954)
  • Mar de fondo (1957)

Libros de Patricia Highsmith »

Enlaces

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Síguenos