Frases de Patricia Highsmith

¿Hay algo más aburrido que la historia del pasado? Quizá un futuro sin historia. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Aburrido


Siento que estoy en un desierto con las manos extendidas y tú estás lloviendo sobre mí. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Desierto


¿La gente siempre se enamora de cosas que no puede comprar? Siempre. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Comprar


Therese sonrió: aquel gesto era Carol. Era la Carol que siempre había amado y a la que siempre amaría. Oh, y ahora de una manera distinta, porque ella era distinta. Era como volver a conocerla, aunque seguía siendo Carol y nadie más. Sería Carol en miles de ciudades y en miles de casas, en países extranjeros a los que irían juntas, y lo sería en el cielo y en el infierno. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Gesto


Ella se daba cuenta de que la suya era una relación muy extraña, ¿Pero quién se lo habría creído? Por lo que había visto en Nueva York, todo el mundo se acostaba con todo el mundo y todos salían con dos o tres personas a la vez. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Nueva york


Las oscuras y lisas calles de Nueva York aquella tarde, la mañana siguiente de trabajo, la botella de leche que había dejado caer y se había roto en el fregadero, nada tenía importancia. Se echó en la cama y, con un papel y un lápiz, dibujó una línea. Y otra y otra, cuidadosamente. Nacía un mundo ante ella, como un bosque radiante con miles de hojas trémulas. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Radiante


Yo sé lo que les gustarla, un vacío que ellos pudieran llenar. Una persona con ideas propias les molesta terriblemente. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Ser uno mismo


Sentía que ella no fuera y nunca pudiera ser la chica que él habría deseado, una chica que le amara apasionadamente y quisiera ir a Europa con él. Una chica tal como era ella, con su cara, sus ambiciones, pero que le adorase. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Europa


¿Qué era querer a alguien, qué era exactamente el amor, y cuándo terminaba o no terminaba? Esas eran las verdaderas preguntas y ¿Quién podía responderlas? El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de ¿Qué es el amor?


Aquel enero hubo de todo. Y hubo algo casi sólido, como una puerta. El frío encerraba la ciudad en una cápsula gris. Enero era todos aquellos momentos, y también era todo un año. Enero dejaba caer los momentos y los congelaba en su memoria... Cualquier acto humano parecía desvelar algo mágico. Enero era un mes de dos caras, campanilleando como los cascabeles de un bufón, crujiendo como una capa de nieve, puro como los comienzos y sombrío como un viejo, misteriosamente familiar y desconocido al mismo tiempo, como una palabra que uno está a punto de definir, pero no puede. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Mágico


La gente a veces intenta encontrar a través del sexo cosas que son más fáciles de encontrar de otras maneras. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Encontrar


Y no tuvo que preguntarse si aquello había ido bien, nadie tenía que decírselo, porque no podía haber sido mejor o más perfecto. El precio de la sal

Frases de "El precio de la sal" (1952) Frases de Perfecto

Influencias

Autores relacionados

Raymond Thornton Chandler Ruth Rendell

Patricia Highsmith

Patricia Highsmith

Escritora y novelista estadounidense, autora de "Extraños en un tren" (1950), "El precio de la sal" (1952), "El talento de Mr Ripley" (1955), "Mar de fondo" (1957), Suspense" (1966) y "El juego de Ripley" (1974).

Nombres

RealMary Patricia Plangman
SeudónimoClaire Morgan

Biografía Patricia Highsmith

Patricia Highsmith nació en Fort Worth (Texas) y se trasladó junto a su madre a Greenwich Village (Nueva York), tras ser abandonadas por el padre antes de su nacimiento.

Durante su infancia fue educada por su abuela materna, Willi Mae, y luego de que su madre se casara con Stanley Highsmith en 1924, la futura escritora tomó su apellido.

En 1942 se graduó en el Barnard College, donde estudió literatura inglesa, latín y griego y un año después comenzó a trabajar en la editorial Fawcett.

En 1950 publica su primera novela, "Extraños en un tren", alcanzando la fama absoluta un año después cuando el director de cine Alfred Hitchcock realizara su adaptación al cine.

En 1955 publicó "El talento de Mr. Ripley", la primera serie de libros de "Ripley", compuesta además por las obras "La máscara de Ripley" (1970), "El juego de Ripley" (1974) "El muchacho que siguió a Ripley" (1980) "Ripley en peligro" (1991).

La crueldad materialista de sus análisis éticos y sus ideas políticas de sesgo comunista hicieron que no disfrutara de popularidad en Estados Unidos, por lo que se trasladó a Europa en 1963.

Tras residir en East Anglia (Inglaterra) y en Francia, finalmente se instaló en Tegna (Suiza), donde pasó el resto de su vida.

Patricia Highsmith escribió más de 30 libros, entre novelas y relatos, destacándose "El precio de la sal" (1952), "El cuchillo" (1954), "Mar de fondo" (1957) y "Las dos caras de enero" (1961).

Libros destacados

  • Extraños en un tren (1950)
  • El talento de Mr. Ripley (1955)
  • Suspense (1966)
  • El precio de la sal (1952)
  • El cuchillo (1954)
  • Mar de fondo (1957)

Libros de Patricia Highsmith »

Enlaces

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Síguenos