Frases de Oswald Spengler - Página 4

01. El violín es, sin disputa, el más noble de todos los instrumentos inventados y construidos por el alma fáustica para poder declarar sus últimos secretos. Por eso los momentos más trascendentes y sublimes de nuestra música, los instantes de total transfiguración, se encuentran en los cuartetos de cuerda y en las sonatas de violín. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Violín + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


02. El número real con que trabaja el matemático, el signo numérico, exactamente representado, hablado y escrito -cifra, fórmula, guarismo, figura-es ya, como la palabra pensada, dicha, escrita, un símbolo óptico, sensible y comunicable, una cosa que la visión interna y externa puede captar y en la que aparece realizada la limitación. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Signo + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


03. Toda alma tiene religión. Religión no es más que otra palabra para expresar la existencia de un alma. Todas las formas vivas en que el alma se manifiesta, todas las artes, las doctrinas, los usos, todos los mundos de formas metafísicas y matemáticas, todo ornamento, toda columna, todo verso, toda idea es, en lo profundo, religioso. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Religioso + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


04. El conjunto de los procesos se divide en irreversibles o reversibles, según que la entropía aumenta o no. En los de la primera clase, la energía libre se convierte en energía almacenada; para que esta energía muerta vuelva a convertirse en energía viva hace falta que al mismo tiempo se verifique un segundo proceso que almacene otro cuanto de energía viva. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Energía + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


05. La sangre es para nosotros el símbolo de la vida. Circula sin cesar por el cuerpo, desde la concepción hasta la muerte; pasa del cuerpo de la madre al del niño; bate las arterias en la vigilia como en el sueño; nunca interrumpe su curso. La sangre de los antepasados fluye a través de las generaciones, uniéndolas en un ingente conjunto, sometido al sino, al ritmo, al tiempo. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Sangre + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


06. La comunidad de símbolos, sobre todo en el lenguaje, nos produce la ilusión de que todos tenemos una vida interior idéntica y de que todos percibimos una forma cósmica idéntica. Los grandes pensadores de cada cultura son en esto semejantes a los individuos que padecen de ceguera para los colores: ignorando su dolencia, todos se ríen de las equivocaciones que cometen los demás. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Interior + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


07. Pues la paz mundial -que ha existido muchas veces- significa la renuncia privada de la enorme mayoría a la guerra; por lo cual esta mayoría, aunque no lo declare, está dispuesta a ser el botín de los otros, de los que no renuncian. Comienza con el deseo -mortífero para los estados- de una reconciliación universal y termina no moviendo nadie el dedo cuando la desgracia cae sobre el vecino.

+ Frases de Reconciliación


08. El desarrollo de la filosofía se ha verificado hasta ahora en íntima unión con una matemática correspondiente. El número es el símbolo de la necesidad causal. Contiene, como el concepto de Dios, el último sentido del universo, considerado como naturaleza. Por eso puede decirse que la existencia de los números es un misterio, y el pensamiento religioso de todas las culturas ha afirmado siempre esta impresión. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Número + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


09. El estilo egipcio es puramente arquitectónico hasta la total extinción del alma egipcia. Es el único a quien le falta, junto a la arquitectura, una ornamentación decorativa. No admite digresión hacia las artes de entretenimiento, ni tablas pintadas, ni bustos, ni música profana. En la antigüedad, cuando se llega al Jónico, el centro de gravedad de la creación artística pasa de la arquitectura a una escultura independiente. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Entretenimiento + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


10. El origen de los números se parece al origen del mito. El hombre primitivo considera las confusas impresiones de la naturaleza -"lo extraño"- como deidades, numina, y las conjura, limitándolas por medio de un nombre. De igual manera los números sirven para circunscribir y, por lo tanto, conjurar las impresiones de la naturaleza. Por medio de los nombres y de los números, la inteligencia humana adquiere poder sobre el mundo. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Conjura + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


11. Contemplad las flores en el atardecer, cuando al sol poniente se van cerrando unas tras otras. Una desazón, un sentimiento de misteriosa angustia invade el ánimo ante esa existencia ciega, somnolienta, adherida a la tierra. La selva muda, los prados silenciosos, aquel matorral y esta rama no pueden erguirse por sí solos. El viento es quien juguetea con ellos. En cambio la mosca es libre; danza en la luz del ocaso; se mueve y vuela a donde quiere. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Ocaso + Pensamientos de "La decadencia de occidente"


12. La moral nobiliaria es enteramente histórica y reconoce como efectivas y dadas todas las diferencias de tango, todos los privilegios. El honor es siempre honor de clase. No existe honor de la humanidad entera. El duelo no le es permitido al siervo. Cada hombre, ya sea beduino, samurái o corso, aldeano, trabajador, juez o bandido, tiene su propio concepto del honor, de la fidelidad, de la valentía, de la venganza, concepto que no tiene aplicación a ninguna otra especie de vida. "La decadencia de occidente" (1918)

+ Frases de Honor + Pensamientos de "La decadencia de occidente"

Influencias

Autores relacionados

Arnold Joseph Toynbee

Oswald Spengler

Oswald Spengler

Filósofo, sociólogo, matemático, historiador y profesor alemán, autor de "Prusianidad y Socialismo" (1919), "La decadencia de Occidente" (1918), "La construcción del imperio alemán" (1924) y "El hombre y la técnica" (1931).

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo XIX » Filósofos de Alemania

Historiadores » Historiadores siglo XIX » Historiadores de Alemania

Matemáticos » Matemáticos siglo XIX » Matemáticos de Alemania

Profesores » Profesores siglo XIX » Profesores de Alemania

Sociólogos » Sociólogos siglo XIX » Sociólogos de Alemania

Síguenos