Frases de Oscar Wilde - Página 5

Frases de Oscar Wilde (página 5 de 12)

97. Cuanto más analizamos a la gente, más se desvanece la razón de todo análisis. Tarde o temprano se llega a esa espantosa cosa universal a la que llamamos naturaleza humana. "Intenciones" (1891)

Naturaleza humana


98. El desacuerdo total con tres cuartas partes de los británicos es uno de los principales elementos de salud mental, lo que resulta una profunda fuente de consuelo en los momentos de duda espiritual.

Inglés


99. El pecador debe arrepentirse. Pero, ¿por qué? Sencillamente porque de otro modo sería incapaz de darse cuenta de lo que ha hecho. El momento del arrepentimiento es el momento de la iniciación. "De profundis" (1905)

Pecador


100. Dicen que cuando los americanos buenos mueren van a París -dijo Sir Thomas riendo... ¿En serio? ¿Y dónde van los americanos malos cuando mueren? -preguntó la duquesa. Van a América, murmuró Lord Henry. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

París


101. Es difícil no ser injusto con lo que se ama. "Intenciones" (1891)

Injusto


102. Para la mayoría de nosotros, la vida verdadera es la vida que no llevamos. "Intenciones" (1891)

Vida


103. Tiraríamos muchas cosas, si no tuviéramos miedo de que otros las recogieran. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Miedo


104. Los ingleses tienen el milagroso poder de convertir el vino en agua.

Ingleses


105. Hoy en día, para formar parte de la buena sociedad, uno tiene que alimentar a la gente, divertirla o escandalizarla.

Formar


106. Los músicos siempre quieren que uno sea completamente mudo en el preciso momento en que uno desea ser completamente sordo. "Un marido ideal" (1895)

Músico


107. El paraíso es una tiranía; allí me sentiré como en casa.

Edén


108. ¡Sepanlo todos! Cada hombre mata lo que ama: unos, con mirada cruel; otros, con palabras amorosas; el cobarde, con un beso, y el valiente, con la espada.

Mirada


109. La belleza, la belleza de verdad, termina donde empieza la expresión intelectual. El intelecto es en sí mismo una forma de exageración y destruye la armonía de cualquier rostro. En el momento en que te sientas a pensar, te vuelves todo nariz, todo frente, o cualquier otra cosa horrible. Mira a los triunfadores de cualquier profesión docta. ¡Qué horrorosos son! Excepto los eclesiásticos, aunque bien es cierto que en la Iglesia no se piensa: un obispo sigue diciendo a las ochenta años lo que le enseñaron a decir a los dieciocho y, en consecuencia, su aspecto es siempre encantador. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Iglesia


110. Hoy en día los jóvenes se imaginan que el dinero lo es todo...Y cuando se hacen mayores lo comprueban. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Poder adquisitivo


111. Los sufrimientos y los amores superficiales viven largamente. A los grandes amores y sufrimientos los destruye su propia plenitud. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Plenitud


112. (...) Le dominaba la despreocupación de la felicidad, la suprema indiferencia de la alegría. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Alegría


113. Los jóvenes quieren ser fieles y no lo son; los viejos quieren ser infieles y no pueden. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Fieles


114. En los días que corren la gente sabe el precio de todo y el valor de nada. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Costo


115. Los libros que el mundo llama inmorales son libros que muestran al mundo su propia vergüenza. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Inmoralidad


116. Las cosas de las que uno está completamente seguro nunca son verdad. Ésa es la fatalidad de la fe y la lección del romanticismo. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Fatalidad


117. Curar el alma por medio de los sentidos, y los sentidos con el alma. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Dolor emocional


118. Cuando somos felices siempre somos buenos, pero cuando somos buenos no siempre somos felices. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Alegre


119. El placer es la única cosa sobre la que merece la pena elaborar una teoría. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Teoría


120. Las personas me gustan más que los principios, y las personas sin principios me gustan más que nada en el mundo. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Principios

Autores relacionados

Charles Dickens George Bernard Shaw Mark Twain William Shakespeare