Frases de Oscar Wilde

La belleza, la belleza de verdad, termina donde empieza la expresión intelectual. El intelecto es en sí mismo una forma de exageración y destruye la armonía de cualquier rostro. En el momento en que te sientas a pensar, te vuelves todo nariz, todo frente, o cualquier otra cosa horrible. Mira a los triunfadores de cualquier profesión docta. ¡Qué horrorosos son! Excepto los eclesiásticos, aunque bien es cierto que en la Iglesia no se piensa: un obispo sigue diciendo a las ochenta años lo que le enseñaron a decir a los dieciocho y, en consecuencia, su aspecto es siempre encantador. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Iglesia


Hoy en día los jóvenes se imaginan que el dinero lo es todo...Y cuando se hacen mayores lo comprueban. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Poder adquisitivo


Los sufrimientos y los amores superficiales viven largamente. A los grandes amores y sufrimientos los destruye su propia plenitud. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Plenitud


(...) Le dominaba la despreocupación de la felicidad, la suprema indiferencia de la alegría. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Alegría


Los jóvenes quieren ser fieles y no lo son; los viejos quieren ser infieles y no pueden. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Impotencia


En los días que corren la gente sabe el precio de todo y el valor de nada. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Costo


Los libros que el mundo llama inmorales son libros que muestran al mundo su propia vergüenza. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Inmoralidad


Las cosas de las que uno está completamente seguro nunca son verdad. Ésa es la fatalidad de la fe y la lección del romanticismo. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Fatalidad


Curar el alma por medio de los sentidos, y los sentidos con el alma. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Dolor emocional


Cuando somos felices siempre somos buenos, pero cuando somos buenos no siempre somos felices. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Alegre


El placer es la única cosa sobre la que merece la pena elaborar una teoría. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Teoría


Las personas me gustan más que los principios, y las personas sin principios me gustan más que nada en el mundo. El retrato de Dorian Gray

Frases de "El retrato de Dorian Gray" (1890) Frases de Principios

Influencias

Autores relacionados

Charles Dickens George Bernard Shaw Mark Twain William Shakespeare

Oscar Wilde

Oscar Wilde

Poeta, dramaturgo, novelista, crítico literario y ensayista irlandés, autor de "El retrato de Dorian Gray" (1891), "El abanico de Lady Windermere" (1892), "La importancia de llamarse Ernesto" (1895) y "De profundis" (1905).

Nombres

RealOscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde
SeudónimoSebastian Melmoth

Biografía Oscar Wilde

Oscar Wilde fue el segundo hijo de tres que tuvo una familia protestante irlandesa, de padre médico y filántropo y madre escritora.

Entre 1864 y 1871 estudia en la "Portora Royal School" y luego en el "Trinity College" de Dublín, donde recibe la "Medalla de Oro Berkeley" por un trabajo sobre poetas griegos.

Tras ganar una beca, Oscar Wilde ingresa en el "Magdalen College" de Oxford, gana el Premio Newdigate de poesía (1878) y realiza un extenso viaje por Londres (Inglaterra), París (Francia) y Estados Unidos.

En Londres conoce a Constance Lloyd, con quien contrae matrimonio en 1884 y tiene dos hijos.

Diez años después Oscar Wilde es acusado de sodomía por el marqués de Queensberry, siendo condenado en 1895 a dos años de prisión y trabajos forzados.

Recobrada la libertad, Oscar Wilde cambia su nombre a "Sebastian Melmoth" y emigra a París, donde transcurren sus últimos años de vida entre la fragilidad económica y los problemas de salud.

Algunas de sus obras más destacadas son "El retrato de Dorian Gray" (1891), "El abanico de Lady Windermere" (1892) y "La importancia de llamarse Ernesto" (1895).

Libros destacados

  • El retrato de Dorian Gray (1890)
  • El abanico de Lady Windermere (1892)
  • La importancia de llamarse Ernesto (1895)
  • Poemas (1881)
  • Una mujer sin importancia (1893)
  • De profundis (1905)

Libros de Oscar Wilde »

Enlaces

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XIX » Críticos literarios de Irlanda

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Irlanda

Ensayistas » Ensayistas siglo XIX » Ensayistas de Irlanda

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Irlanda

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Irlanda

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Irlanda

Síguenos