265 frases agudas e ingeniosas de Oscar Wilde

Frases de oscar wilde

Poeta, dramaturgo, novelista, crítico literario y ensayista irlandés, autor de "El retrato de Dorian Gray" (1891), "El abanico de Lady Windermere" (1892), "La importancia de llamarse Ernesto" (1895) y "De profundis" (1905).

Oscar Wilde nace el 16 de octubre de 1854 en Dublín (Leinster, Irlanda) y muere a consecuencia de un ataque de meningitis el 30 de noviembre de 1900 en París (Francia).

Te invitamos a que veas la obra completa de Oscar Wilde, además de sus libros más importantes.

Frases de Oscar Wilde (página 1 de 12)

01. La pasión te obliga a pensar en círculos. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Pasión


02. Los ideales son peligrosos. La realidad hiere, pero es mejor.

Ideales


03. Después de todo, ¿qué es la moda? Desde el punto de vista artístico una forma de fealdad tan intolerable que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses.

Moda


04. La seriedad es el último refugio de los superficiales. "Una mujer sin importancia" (1893)

Seriedad


05. La mente inglesa está siempre enfurecida. La inteligencia de la raza se desperdicia en sórdidas y estúpidas batallas entre políticos de segunda y teólogos de tercera...Estamos dominados por fanáticos, cuyo peor vicio es la sinceridad.

Ingleses


06. El progreso es la realización de las utopías. "El alma del hombre bajo el socialismo" (1904)

Progreso


07. El deber es lo que esperamos que hagan los otros. "Una mujer sin importancia" (1893)

Deber


08. Preferiría perder a mi mejor amigo antes que a mi peor enemigo. Ya sabe usted que para tener amigos sólo se necesita ser bondadoso; pero cuando a un hombre no le queda un enemigo es que debe de haber en él algo mezquino.

Mejor amigo


09. Una máscara nos dice más que una cara. "Intenciones" (1891)

Máscara


10. Logro resistirlo todo, salvo la tentación. "El abanico de Lady Windermere" (1892)

Tentación


11. Hay tres clases de déspota: el que tiraniza el cuerpo, el que tiraniza el espíritu y el que tiraniza el cuerpo y el espíritu a la vez. Al primero se le llama Príncipe; al segundo, Papa y al tercero, Pueblo. "El alma del hombre bajo el socialismo" (1904)

Déspota


12. Sí: soy un soñador. Porque un soñador es aquel que sólo encuentra su camino a la luz de la luna y cuyo castigo es ver el alba antes que el resto del mundo. "Intenciones" (1891)

Soñador


13. Es terriblemente triste que el talento dure más que la belleza.

Talento


14. Si quieres destruir a un hombre, enséñale a jugar al ajedrez.

Jugar


15. Ultimamente se han escrito varias obras de teatro sobre la monstruosa injusticia que supone el actual código de moral social. Por supuesto que es una vergüenza insultante que haya una ley para el hombre y otra para la mujer. Yo creo que no debería haber ley alguna para ninguno de los dos.

Teatro


16. A veces pienso que Dios sobrevaloró su talento al crear al hombre.

Crear


17. Es la confesión, no el sacerdote, quien da la absolución. "El retrato de Dorian Gray" (1890)

Absolución


18. Quien suele llorar profusamente,también es capaz de reír con intensidad al instante siguiente.

Intensidad


19. Un poco de sinceridad es algo peligroso; demasiada sinceridad, es absolutamente fatal. "Intenciones" (1891)

Sinceridad


20. Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas. "El crimen de lord Arthur Saville y otras historias" (1891)

Ser


21. Hacer una buena ensalada es como ser un diplomático brillante; el problema es el mismo en ambos casos: saber con exactitud la cantidad de aceite que hay que mezclar con el vinagre.

Brillante


22. Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna. "Frases y filosofías para uso de la juventud" (1894)

Amor


23. La verdad, en materia religiosa, es simplemente la opinión que ha sobrevivido. "Intenciones" (1891)

Materia


24. Cuando el público dice que una obra es oscura en exceso, quiere decir que el artista ha dicho o hecho algo hermoso y, además, original; cuando describe una obra como obscena en exceso, quiere decir que el artista ha dicho o hecho algo hermoso y, además, verdadero.

Público

Autores relacionados

Charles Dickens George Bernard Shaw Mark Twain William Shakespeare